Nokia ha decidido solicitar la exclusión de cotización de las acciones de Nokia de la Bolsa de Valores de Frankfurt debido a la disminución del volumen de negociación de las acciones de Nokia en el intercambio.

Al parecer la caída de Nokia sigue de manera estrepitosa después de un largo tiempo por luchar por recobrar su posición en el mercado tras la aparición de iPhone y dispositivos Android de diferentes fabricantes, complicando su papel en equipos de gama alta.

El día de ayer informamos sobre el despido de 17mil empleados por parte de Nokia a nivel mundial, el segundo recorte más importante de personal en el año. Otra nota que inició esta aparente caída de Nokia fue el cierre de sus tiendas en varios países de Europa.

Los volúmenes de cotización de Nokia en la Bolsa de Frankfurt han disminuido durante los últimos años y actualmente representan sólo un pequeño porcentaje de los volúmenes de comercio mundial total de la cuota de Nokia. En 2003, 2004 y 2007 Nokia empezó a cotizar en las bolsas de Londres, París y Estocolmo, respectivamente.

Las acciones de Nokia seguirá siendo objeto de comercio dentro de la zona euro en el NASDAQ OMX Helsinki Stock Exchange y en los Estados Unidos en forma de American Depositary Shares en el New York Stock Exchange (NYSE).

Nokia sigue en el camino de recuperación y continua como unas de las empresas que más arriesga en la innovación tanto de diseños, como lo muestran sus últimos prototipos, así como de calidad en los componentes de sus equipos, además de seguir a la cabeza en otros mercados. No nos extrañe que pueda sorprender una repentina sorpresa, no sólo por el bien de sus consumidores, sino por su personal.