vacaciones

La experiencia de viajar en avión ya es más accesible para más personas gracias al aumento en la oferta que beneficia a quienes buscan nuevas experiencias y destinos atractivos a los que afortunadamente puedes ir a un costo menor y así volverte un viajero frecuente.

Toda esta experiencia puede ser más amable si te preparas adecuadamente para ella. Por eso te daremos algunos tips que seguro te funcionarán:

  1. Antes que nada, busca toda la información sobre costumbres, moneda, códigos de vestimenta (sí muchos países, los manejan), pero ojo, no se trata de llegar al país como un erudito pero sí saber qué es lo que se puede y lo que no se debe hacer sin ofender a tus anfitriones, y sobre todo romper sus reglas.
  2. Realiza viajes a Cuba y a cualquier destino a un precio accesible por Interjet, ¿por qué mencionar Cuba? Aunque no se requiere de mayor explicación, es uno de los destinos que ampliará tu visión del mundo, la gente te hará sentir bienvenido, la comida es deliciosa, los paisajes, el ambiente, el clima, todo en su conjunto ha logrado convertir a esta isla del Caribe en una verdadera joya turística, imprescindible. Y luego de conocer Cuba, ve a cualquier lado, el que tú desees.
  3. Si vas a un lugar donde no domines el idioma, aprende frases básicas, o practica tu inglés, nos guste o no, es un estándar para entenderte en varios países y te sacará de muchos apuros, pero nada cambia el intercambio en el idioma natal del país que visitarás, ya que si es español, basta con saber si las palabras que utilizas comúnmente no son ofensivas, por lo demás no te preocupes, siempre son fuente de divertidas anécdotas que irán a parar directamente a tu bitácora de viaje.
  4. Sí, una bitácora pareciera algo pasado de moda pero con tanta emoción, al pasar el tiempo se pierden detalles que no se logran capturar con una imagen o video, anotar o grabar en notas de voz todas las impresiones sobre lugares, personas o experiencias te ayudará a disfrutar tus recuerdos.
  5. Come de todo, ¡olvídate de la palabra no!, déjala en algún cajón antes de salir a recorrer el lugar, prepara tu paladar y estómago para degustar las comidas locales, no solo tendrás más historias gastronómicas por contar, también te ayudará a comprender más sobre la historia del lugar, sus costumbres y hasta economía pues la comida muchas veces es el resumen de toda una cultura.
  6. Ve por lo menos a un museo, a veces una semana o dos no es suficiente para conocer la región, así que una buena forma de acercarte a un país o ciudad de manera efectiva es por medio de sus museos, ya que ahí es donde se encierran los antecedentes que forjaron las sociedades actuales.
  7. Además del bloqueador, la ropa y zapatos cómodos, agrega a tu lista de indispensables, una batería portátil y una cámara o celular con memoria disponible para captar todo tipo de recuerdos, esas fotos serán mejor que los llaveros, pero eso sí, date un tiempo para abandonar el móvil y dejarte capturar por el paisaje, los olores y sonidos, hay momentos que no logran capturar los dispositivos y se quedan grabados en tu mente por siempre y con mayor resolución.
  8. Disfruta la música, mira un periódico o programa local, escucha la radio, eso te ayudará a contextualizarte y entender el ánimo local, además de que podrías enterarte de algún evento interesante que puedas sumar a tu agenda.
  9. Hablando de agendas, ¿planear o no? Para muchos es innecesario, es mejor ir a donde te lleve el viento, para otros es mejor llevar un control de lugares a visitar para aprovechar al máximo tu estadía, nosotros te decimos que seas flexible, puedes partir de un listado de lugares a visitar y ajustar en la marcha. No te preocupes por romper el itinerario, simplemente disfruta y recuerda que si no visitaste algún lugar, es una oportunidad para regresar.
  10. ¿Solo o acompañado? Ambos, viajar solo es muy diferente a ir en compañía de alguien, simplemente visualiza cómo disfrutarías más, mientras la primera opción es una gran oportunidad para disfrutar de un lugar y al mismo tiempo conocer nuevas personas, forjar nuevos lazos por el mundo; ir acompañado te ayuda a crear momentos con otra persona.

¿Ya decidiste dónde será tu próximo viaje?