En el marco de la inauguración del Encuentro Trinacional de Enlaces del Programa Alerta AMBER -en el que participaron autoridades de México, Estados Unidos y Canadá- la Procuraduría General de la República (PGR) reconoció a AT&T en México por su primer año de colaboración con el programa Alerta AMBER.

Desde 2015, AT&T en México envía mensajes de texto a su base de usuarios, contribuyendo de manera significativa a la recuperación de menores desparecidos. En un año, AT&T ha enviado más de cuatro millones de mensajes de texto a sus usuarios, apoyando en la localización de niños, niñas y adolescentes del país. Hasta el momento, en siete de cada diez alertas en las que participa la comunidad AT&T, el menor ha sido encontrado y entregado a sus familiares (72%).

“En AT&T sabemos que la tecnología y nuestra red son herramientas poderosas para facilitar la localización y recuperación de estos niños”, destacó Cristina Ruiz de Velasco, Directora Ejecutiva de Asuntos Externos de AT&T en México. “Tenemos una amplia y satisfactoria experiencia apoyando el programa Alerta AMBER en México y Estados Unidos. Estamos comprometidos con las comunidades donde operamos y agradecemos la oportunidad que nos otorga la Procuraduría para colaborar con este programa”, añadió.

Cuando se activa una Alerta AMBER, AT&T envía de manera estratégica mensajes de texto a su comunidad de usuarios con el fin de que colaboren con el gobierno y la sociedad civil para que el menor regrese con bien a su hogar. En el corto tiempo en que AT&T ha apoyado a Alerta AMBER, la empresa ha difundido 92 alertas a través de una plataforma expresamente desarrollada para ello y de su red 4G LTE digital, solicitando el apoyo a la comunidad AT&T en la búsqueda y localización de menores extraviados.

Por estas acciones y otros programas de Responsabilidad Social Empresarial, AT&T fue recientemente distinguida con el reconocimiento de ESR 2016 otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI).

Alerta AMBER rompe las fronteras entre países, estados y municipios. A través de sus redes y aliados, el programa supera las barreras de comunicación y establece una sinergia entre el Estado, el sector privado y la ciudadanía. Además, trabaja y fomenta medidas preventivas para que los padres de familia tomen acciones con sus hijos en torno a las redes sociales, donde muchas veces la vulnerabilidad de los niños es mayor.