México, D.F., a 12 de agosto de 2016. – A principios de esta semana el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dio a conocer su Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2015(1), con la que busca conocer y analizar las preferencias de las audiencias de radio y televisión, así como la demanda de contenidos audiovisuales en internet.

En la actualidad, las audiencias consumen contenidos audiovisuales a través de distintas plataformas, los cuales forman parte de un mismo mercado, con ingresos crecientes y preferencias de consumo dinámicas. Dentro de este mercado compiten en el acceso a contenidos audiovisuales: la televisión abierta, la televisión de paga (por cable y satelital), los servicios Over The Top(2) (OTT, por sus siglas en inglés) y plataformas de contenidos audiovisuales bajo demanda y aquellas de distribución de audio y video por internet.

Entre los principales hallazgos de la Encuesta se encontró que la televisión se encuentra prácticamente en la totalidad (98%) de los hogares mexicanos y el número promedio de estos equipos es de 2 por cada hogar, aunque de éstos sólo el 0.9 son digitales y el restante 1.1 son analógicos.

En términos de adopción de tecnologías de acceso a contenidos televisivos, 56% de los hogares sólo cuenta con señal abierta, 29% con TV de paga, 14% ambas y 1% no cuenta con ninguna de las anteriores. De acuerdo con la Encuesta, el principal factor para contratar el servicio de TV de Paga, es contar con más opciones de contenidos y canales. A pesar de ello, el canal más visto en la TV de Paga es un canal de TV Abierta, el Canal de las Estrellas (65% de las personas).

La creciente diversificación y adopción de dispositivos de acceso a internet ha detonado el consumo de contenidos audiovisuales a través de una multiplicidad de plataformas y servicios. La Encuesta del IFT identifica que el 25.8% de los mexicanos acostumbran ver contenidos en Internet.

El Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) considera acertado que el IFT haya comenzado a analizar el mercado de contenidos audiovisuales, tanto por el lado de la demanda (acceso y preferencias) como por el de la oferta (plataformas y servicios).

Lo anterior, se alinea a la tendencia internacional por incluir dentro de un mismo ecosistema a la diversidad de plataformas que compiten por las preferencias de las audiencias. Bajo esa lógica, valdrá la pena que se revise con seriedad el análisis que están realizando los reguladores más exitosos, en cuanto al impacto que tienen en el mercado de contenidos audiovisuales, las nuevas formas de hacer llegar contenidos a las audiencias.

Es una realidad, que en nuestro país el consumo de contenidos audiovisuales vía internet, irá incrementándose conforme vaya creciendo el acceso a servicios de banda ancha, el cual, de acuerdo a las últimas cifras estadísticas del IFT, todavía tiene una baja penetración: 45% en el segmento fijo y 53% en el segmento móvil. Asimismo, de acuerdo con el propio órgano regulador, el agente preponderante de telecomunicaciones acumula el 60.7% de suscriptores de banda ancha fija y el 70.7% en banda ancha móvil.

Por ello, más importante aún, resulta que el IFT se asegure del cumplimiento irrestricto y del funcionamiento efectivo de las medidas que ha impuesto al agente preponderante en telecomunicaciones, tales como la compartición de su infraestructura pasiva o la desagregación efectiva de su red local –cuya oferta de referencia se encuentra actualmente en proceso de revisión-, aspectos que resultan claves para detonar una mayor oferta de servicios de banda ancha y, en consecuencia, para impulsar un entorno multiplataforma en beneficio de las audiencias.

Finalmente, el órgano regulador también deberá asegurarse de generar un entorno de competencia equilibrada entre las distintas plataformas y servicios que conforman el mercado de contenidos audiovisuales en nuestro país.

1 Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2015. Disponible en: http://goo.gl/q4h3vT
2 Los servicios Over The Top (OTT) se definen por ser aquellos que permiten el acceso a contenidos bajo demanda y de manera ubicua desde diferentes dispositivos –como computadoras, consolas de videojuegos, smartphones, tabletas o Smart TVs– a través de una conexión a internet, tales como Netflix, Claro Video, Blim o Cinépolis Klic.

Más información en www.idet.org.mx