Actualmente, la mayoría de compañías crean smartphones de modelo unibody, es decir, con un diseño compacto en el que no podemos extraer la batería. Aunque grandes como Apple o Samsung han seguido también este patrón en sus últimos modelos, todavía existe una amplia gama de teléfonos que cuentan con baterías extraíbles. Seguidamente, veremos cinco de las mejores opciones que hay en el mercado.

El primero de ellos es el Samsung Galaxy Alpha, un celular de 4,7 pulgadas y resolución HD con una batería algo más baja de lo usual: 1.860 mAh. Su cámara principal de 12 MP es de alta calidad, y con un procesador Exynos de 8 núcleos y una memoria RAM de 2 GB, este terminal ofrece una navegación buena en general y promete arrancar la mayoría de aplicaciones de Google Play.

El LG G5 es una alternativa mejor que el anterior Samsung en diversos aspectos. Por un lado, cuenta con una pantalla de 5,3 pulgadas y su batería es de 2.800 mAh, por lo que es más recomendable si pretendemos darle un uso seguido. Su procesador Qualcomm Spapdragon 820 y sus 4 GB de memoria RAM te permitirán navegar a una velocidad notable, y si te agrada hacer fotografías, con su cámara de atrás de 16 MP podrás realizarlas con calidad. Si estás interesado en celulares LG como este, accede a T-Mobile, donde encontrarás este y otros celulares LG.

El siguiente modelo propuesto es el LG V20, un elegante terminal de metal cuya batería de 3.200 mAh es accesible pulsando un botón lateral. Este teléfono, con una pantalla de 5,7 pulgadas, representa una versión mejorada del LG G5, por lo que es algo más caro. Es el primer celular que dispone de reproducción de sonido de alta fidelidad Quad DAC de 32 bits, y cuenta con el mismo procesador que el G5. Su cámara dual de 16 MP es destacable, y al igual que la de su predecesor, tiene una apertura de f/1,8 y estabilizador de imagen óptica.

Por parte de la compañía asiática Xiaomi encontramos el Redmi Note 2, con una batería de 3.060 mAh. El teléfono es capaz de mantenerse encendido hasta 144 horas si no hacemos uso de él, y tiene una eficaz función de carga rápida 2.0. En cuanto al resto de especificaciones, dispone de una llamativa pantalla de 5,5 pulgadas con resolución Full HD y de una cámara principal de 13 MP.

Por último, el ZTE Blade L3 Plus es un terminal de gama media-baja con una batería de 2,000 mAh y una pantalla de 5 pulgadas y resolución QHD. Su procesador Mediatek y su GB de RAM serán suficientes si no usas mucho tu smartphone.
Escoger un terminal como este o los anteriores dependerá de tus necesidades, pero está claro que poder cambiar la batería tiene claras ventajas, como poder llevar una de repuesto en caso de no poder recargar la actual. ¿Tú prefieres celulares con baterías extraíbles o de cuerpo unibody?