Las tarjetas Mini-ITX se encuentran entre las más difíciles de producir. Sus pequeñas dimensiones en este factor de forma dejan poco espacio para ranuras y puertos, y mucho menos las características adicionales que hacen que las tarjetas madres Republic of Gamers (ROG) sean únicas.

Las nuevas tarjetas madre ROG Strix X370-I Gaming y Strix B350-I Gaming para Socket AM4 combinan las características de vanguardia de sus hermanas de tamaño completo, incluyendo refrigeración preparada para agua e iluminación RGB, además combinan un disipador M.2 SSD y audio amplificado en una innovadora tarjeta vertical. Se añade además Aura Sync, 802.11ac Wi-Fi, USB 3.1 Gen 2 y la última tecnología Fan Xpert y otras soluciones Mini-ITX.

Experimenta la diferencia ROG

La serie Maximus Impact hizo espacio para un audio mejorado con una tarjeta riser dedicada, las Strix X370-I y B350-I Gaming con una tarjeta M.2 Audio Combo que contiene sonido SupremeFX y almacenamiento M.2. Esta PCB pequeña está intercalada entre disipadores de calor aislados para una unidad M.2 y el chipset de la plataforma, asegurando un enfriamiento efectivo sin ocupar demasiado espacio.

Los multiplicadores desbloqueados hacen que el overclocking de Ryzen sea accesible para todos, y las Strix X370-I y B350-I Gaming ofrecen el mismo diseño de VRM de seis fases de las tarjetas ATX de tamaño completo para AM4, asegurando una entrega de potencia estable muy por encima de las velocidades de stock. También están diseñados para los relojes de memoria más altos necesarios para liberar completamente el potencial de la plataforma. Las trazas más cortas utilizadas para la configuración de doble DIMM mejoran la señalización, lo que permite velocidades DDR4-3600 que superan las admitidas por las tarjetas madres de la competencia.

La tecnología de optimización 5-Way simplifica el proceso de overclocking para principiantes y expertos. Este autoajuste inteligente acelera automáticamente la CPU y configura el enfriamiento en función de las características individuales de los componentes en su construcción. Los principiantes pueden hacer overclock fácilmente con un solo clic, mientras que los veteranos pueden encontrar rápidamente una línea base estable antes de pasar a una sintonización manual más agresiva. Y ambos se benefician de la capacidad 5-Way para los ventiladores conectados y calibrar sus curvas de respuesta en concordancia.

Las series ROG Strix X370-I y B350-I Gaming establecen el estándar para las tarjetas base Mini-ITX AM4.