La generación millennial es sin duda una de las más beneficiadas en términos de conocimiento y tecnología en la historia. Gracias a los avances de hoy, disponen de todas las herramientas necesarias para llevar a cabo sus tareas con tan sólo un clic. Por este motivo, las dinámicas de estudio de hoy en día, requieren de tomar en cuenta elementos técnicos diferentes, acorde con los tiempos y necesidades de las personas más jóvenes, las cuales tienen otras necesidades y viven con diferentes expectativas.

Un modelo educativo hoy en día debe de tomar en cuenta que la tecnología es un aliado para el desarrollo educativo y que, aplicada de forma correcta, resulta sumamente benéfica para los estudiantes y sus entornos. Por ejemplo, la tecnología puede reducir la necesidad del tiempo presencial dentro de un aula, y con una plataforma digital es posible tener aulas virtuales donde se comparta información y se suban trabajos escolares que pueden ser calificados y comentados en tiempo real de forma personalizada. Un esfuerzo para la transformación en este sentido, lo está llevando a cabo la ULA, conoce ULA MILLENIAL, el mejor modelo para estudiar a tu ritmo.

Uno de los posibles beneficios de reducir el tiempo presencial en las aulas, es que el tiempo que ahorran los estudiantes en traslados y dinámicas en clase, lo pueden emplear para comenzar a desarrollarse en el área profesional de su interés desde mucho antes de terminar la carrera, lo cual les otorga una ventaja en un mundo donde la competencia por las plazas laborales es cada vez más feroz y exige personas con mucho mayor capacidad.

Por último, la implementación de recursos tecnológicos implica la posibilidad de elaborar bibliotecas virtuales enfocadas al área de conocimiento en el cual los estudiantes se quieren desenvolver. De tal modo que la información pueda ser compartida de forma más eficiente y sin necesidad de esperar o de buscar los libros en alguna biblioteca o librería física.