A partir de hoy, Microsoft Office presenta cambios en su interfaz, ya sea que escriba una carta en Word, administre un presupuesto en Excel o envíe un correo electrónico en Outlook, desde hoy, millones de personas que usan Office en la casa y en el trabajo comenzarán a ver algunos cambios diseñados para ofrecer un equilibrio entre potencia y simplicidad.

Estas actualizaciones son exclusivas de Office.com y Office 365, las versiones siempre actualizadas de nuestras aplicaciones y servicios:

  • Cinta de opciones simplificada. Se diseñó una nueva versión actualizada de la cinta de opciones para ayudar a los usuarios a concentrarse en su trabajo y colaborar con los demás con naturalidad. Las personas que prefieran dedicar más espacio en la pantalla a los comandos podrán expandir la cinta a la vista clásica de tres líneas.
  • Nuevos iconos y colores. En todas las aplicaciones habrá nuevos iconos y colores incorporados como gráficos escalables, para mostrar líneas más nítidas y claras en pantallas de todos los tamaños. Estos cambios están diseñados para modernizar el diseño de Office y hacerlo más inclusivo y accesible.
  • Búsqueda. La búsqueda será un elemento mucho más importante de la experiencia del usuario, con acceso a comandos, contenidos y personas. Con la función de “búsqueda sin consulta”, se mostrarán recomendaciones con tan solo poner el cursor en el cuadro de búsqueda gracias a la IA y a Microsoft Graph.

Estos cambios de diseño se enfocan en lo siguiente:

  • Los clientes. Usamos un proceso de innovación impulsado por los clientes para cocrear el diseño de las aplicaciones de Office. Este proceso consiste en tres fases: investigación inicial y análisis de los clientes, concepto y cocreación, y validación y refinamiento.
  • El contexto. Los clientes adoran la potencia de Office, pero no necesitan todas las funciones al mismo tiempo. Queremos que nuestros nuevos diseños entiendan el contexto en el que trabaja para que pueda concentrarse en su contenido. Esto significa mostrar los comandos más relevantes según el trabajo que esté haciendo y facilitar la conexión y colaboración con los demás.
  • El control. Sabemos que las habilidades y rutinas establecidas son importantes, y que la forma en que una persona usa las aplicaciones a menudo depende de partes específicas de la interfaz del usuario. Por eso queremos dar el control a los usuarios finales y permitirles activar y desactivar cambios importantes en la experiencia del usuario.

 

Durante el año pasado, Microsoft completó una investigación exhaustiva sobre los clientes y pasó muchos meses trabajando junto a ellos para guiar los cambios en el diseño. Como resultado, los clientes se beneficiarán de una experiencia más sencilla pero con toda la potencia de Office y un diseño más inclusivo, que empoderará a todos a crear, comunicarse y colaborar. El equipo también aumentó su enfoque no solo en lo que las personas piensan del producto sino también en cómo se sienten al usarlo.

“Tras recopilar comentarios de miles de personas, descubrimos que las personas reaccionan mejor cuando tienen el control y se sienten productivas y seguras”, afirmó Trish Miner, investigadora principal de diseño de Microsoft.

Y para garantizar que sigamos escuchando, aprendiendo y respondiendo rápidamente a los comentarios de los clientes, la empresa incluyó una encuesta dentro del producto para averiguar cómo se sienten respecto de las funciones. “La buena noticia es que al entender mejor estas correlaciones entre el diseño de las funciones y cómo se sienten las personas cuando las usan, podemos desarrollar tecnologías más empáticas”, señaló Miner.