Este 31 de octubre se celebra el Día Mundial de las Ciudades, fecha en la que recordamos la importancia de impulsar la creación de ciudades más resilientes, amigables con el medio ambiente, participativas y tecnológicas. La necesidad de crear ciudades inteligentes se ha fortalecido con la crisis sanitaria, y es que más allá de la contingencia, ésta ha hecho que diversas industrias, así como jóvenes y talento económico y laboral, estén dispuestos a reubicarse en otras ciudades en la espera de obtener mayor seguridad y bienestar.

Por primera vez todo ese talento ya no está buscando únicamente las grandes urbes, sino Smart Cities para vivir y trabajar, donde se implementen estrategias que brinden servicios de calidad, espacios públicos extraordinarios, y empleo atractivo. Para los gobiernos, los próximos dos años serán cruciales para aprovechar esta oportunidad de posicionar a sus localidades como SMART.

En este contexto, ayer finalizó el SMART Cities Summit 2021, que organizó la Fundación Friedrich Naumann, donde se compartieron mejores prácticas para la participación ciudadana y de gobierno digital, además de presentarse la actualización del manual “Ciudades Inteligentes 2.0, Manual de Ciudades Inteligentes» con el apoyo de la Red de Ciudades Inteligentes, que incluye herramientas y casos de éxito para que pequeñas, medianas y grandes localidades de toda Latinoamérica, impulsen acciones SMART para atraer a esta fuga de talento, e incentivar el crecimiento económico de sus regiones:  

  • Promover la cultura emprendedora: se debe impulsar la creación de parques industriales 4.0, que gestionen la industria tradicional, la manufactura y mano de obra barata, para concentrar en un mismo espacio a empresas de todo tipo y brindar servicios de tecnología que ayuden a minimizar costos para una operación a escala; apoyando al emprendedor y activando zonas económicas.
  • Apoyar espacios para la recreación: las ciudades inteligentes deben abordar políticas y programas que estimulen la cultura, el arte, el deporte, entre otras actividades, por lo que es indispensable la construcción de mayores espacios para su desarrollo.
  • Mayor movilidad para los ciudadanos: la creación de más ciclovías o calles emergentes, se ha vuelto esencial para la movilidad en una ciudad. Estas últimas han sido muy importantes pues funcionan como una opción de servicio, para adquirir productos a una distancia caminable, y como una apropiación de los ciudadanos del espacio público.
  • Ser resilientes para mitigar las consecuencias del cambio climático: La resiliencia también es otro de suma importancia. Los gobiernos deben considerar en sus agendas estrategias mediante las cuales la ciudad logrará mitigar las consecuencias del cambio climático y los retos ambientales en materia de contaminación, basura y cuidado de los océanos.

Este manual incluye 105 recomendaciones que pueden ayudar a los alcaldes, tomadores de decisiones, entre otros, a transformar diferentes áreas de sus ciudades, desde temas de economía,

movilidad, acceso a servicios públicos de calidad y prestación de servicios, temas ambientales, resiliencia y mitigación del cambio climático, entre otros. El documento completo puede descargarse desde la página: http://redciudadesinteligentes.net/.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.