Resooorteee!!!

Un grito de guerra que iniciaba pasadas las 12 del día, hace ya casi 12 años, en un muy joven Foro Sol, para dar inicio al Primer Festival Iberoamericano de Rock Vive Latino.

Ví después de ese grito, a todos los asistentes, brincando, coreando la canción, armando el ya clásico slam, y bebiendo las «pocas» cervezas que en aquel entonces pidieron, sin saber el poder de la convocatoria de dicho festival (cervezas, refrescos y agua, se terminarían unas horas después, y dejaban a un Vive sin que beber). Punks, skates, metaleros, chavas de onda, profesores de universidad, universitarios, «rucanroleros» y hasta unas que otras hoy celebridades del mundo del rock nacional, se dieron cita para ver a un sinfín de bandas nuevas y viejas, en lo que prometía ser (y lo cumplió) según el cartel que lo anunciaba, «dos días de puritito rocanrol»

Y hoy, 11 festivales después, y tras casi 12 años, el Vive Latino sigue siendo, el más importante festival musical de México. Me atrevo a decir esto, porque aun cuando haya más festivales, que han tenido grandes bandas y solistas en sus carteles, muchos de ellos se han quedado en esas primeras ediciones y no han terminado por fraguar, como lo ha hecho el Vive, sobreviviendo a cambios de gobierno, crisis económicas, pandemias (el año pasado casi no hay gracias al brote de Influenza AH1N1), así como a dificultades de organización, agendas con bandas, cancelaciones diversas, problemas entre artistas (recordemos lo que la «seguridad» del festival, le hizo a Alejandro Marcovich en el Vive Latino del 2000, según fuentes allegadas, cortesía de Marusa Reyes y Saúl Hernández) y quizás el mayor problema de los festivales en México que podemos mencionar, el costo de realizarlos y las bandas que se presenten en ellos, dejando «inconformidades» tanto en precios diversos (boletaje y consumo principalmente), como en los line ups que se han presentado, y que los asistentes en más de una ocasión (digamos en todas) ha terminado por crucificar, aunque al final terminen asistiendo más que gustosos.

Así llegó el Vive Latino del 2010, y con el la consigna de ser un festival muy bueno gracias en parte a los platillos musicales que nos ofreció el cartel. Tres días esta vez, teniendo la presentación el viernes 23 de abril, de la Ópera- Rock «Dr. Frankenstein» con José Fors y el elenco de la puesta en escena, que incluye a la maravillosa Iráida Noriega, en una noche llena de fantasía y música (más de 35 musicales, en dos actos) dando inicio así a las actividades, del Escenario Rojo.

Para el sábado, la congregación de gente se volvió multitudinaria, en los tres escenarios que presenta el Vive habitualmente más el agregado desde el año pasado y nombrado «Carpa Intolerante», para deleitarse con el menú que ese día ofrecía el cartel. El escenario principal (verde) tuvo como abridores a los Lost Acapulco y su sonido surf, enseguida estuvo Ozomatli directo de L.A., para continuar con la primer banda electrónica Sussie 4, y empezar con la parte bailable del festival con Salón Victoria y Rise Against; Ely guerra salió después de estos y tan buena y sensualmente rockera como es, interpretó clásicos y temas nuevos para el deleite de sus fans, y enseguida, subió de decibel el escenario al darle la bienvenida a La Cuca y todo su maravilloso set lleno de clásicos como «Señorita Cara de Pizza» «La Balada» y la tan esperada «El Son del Dolor», para dejar prendido el escenario y que subiera Mago de Oz con su heavy metal con raíces paganas y medievales, y dar paso al segundo acto internacional encarnado en Deftones, que dió catedra de rock aún cuando muchos creemos que pudimos haber disfrutado más de ellos, en un escenario tal ves mas pequeño; y cerrando las festividades llegaron las «Víctimas del Dr. Cerebro» (Show!) a interpretarnos sus clásicos, como «La muñeca Vestida de Azul» , «La Tamalera», «Ya Tus Amigos» y «El Esqueleto» para cerrar el escenario verde; de lo destacado del Escenario Azul, podemos mencionar a La Banderville y su inicio de show, con una presentación multimedia al estilo de «Los Años Maravillosos» (la serie de TV), Los Abominables y su GlamElectroRock, con todo y Sabo Romo echando el palomazo, Los Argentinos Banda de Turistas, Chetes y todo su folk, Quiero Club para bailar y Austin TV con todo y sus broncas enormes de audio. En el Escenario Rojo, destacó la presentación de los Que Payasos, de los cuáles me declaro fan, y su show «rock para niños y no tan niños», Celso Piña poniendo a bailar cumbia a todos, incluyendo covers como «Hasta Siempre Comandante» de Carlos Puebla y «Más Allá del Sol» de Alex Lora, las más esperadas sin duda alguna «Aunque No Sea Conmigo» y «Cumbia Sobre el Río» con todo y Pato Machete en aparición especial, Cecilia Toussaint y su proyecto de antaño «Arpía» echándose clásicos como «En Esta Ciudad» «Viaducto» y «Me Siento Bien», y DLD que mostró el poder que tienen en el escenario al interpretar canciones como «Dixie» «Ventura» «1º de Octubre» y la esperadísima «Por Siempre», para cerrar este escenario.

Para el domingo, el Escenario Verde inició con la presentación de Ágora, enseguida asalto el escenario Pato Machete y la Contrabanda para echar a andar el desorden masivo en el escenario con todo y repertorio de Control Machete incluido, acto seguido subieron los reunidos (en homenaje a Luis Güereña q.e.p.d.) TijuanaNo! con legendarios himnos como «Golpes Bajos» «Tortura y Muerte» «Spanish Bombs» e incluyendo a Julieta Venegas echando el canto en la ya legendaria de cualquier lado «Pobre de Ti», subieron otras leyendas Los Tres, quienes dejaron claro el porque son de las bandas más queridas en México con un show pequeño pero contundente incluyendo el momento tributo esta vez a Los Tigres Del Norte al interpretar parte de «Jefe de Jefes»; Julieta Venegas (ya sin TijuanaNo!… del todo) mostró parte de su trayectoria musical y la plenitud de su estado de gracia (se nos embarazo la Venegas), y aquí es donde empieza la parte del desorden bien organizado, Panteón Rococo, que en lo personal me encantaron, se plantó en el escenario que a partir de ahí se convertiría en un estrado de expresión política y combativa y mostró lo «amarrados» que están para tocar, con un gran show de «Baile, Paz y Resistencia», los Auténticos Decadentes pusieron a bailar a todos con temas como «Loco, Tu Forma de Ser» y «La Guitarra» entre otros, subió Ska- P, quienes entre canción y canción despotricaban contra el gobierno mexicano, el español, la (estúpida) ley de Arizona y contra la (más estúpida aún, con el debido respeto) gobernadora de dicho estado americano, y entonces llegaron los que me callaron la boca, Calle 13 con un sonido espectacular en vivo y unas rimas contundentes para el romance (?), a la par de un discurso político igual que Ska- P, pero más incisivo aún en contra de las mismas cosas que reclamaban minutos antes los Ibéricos, unos grandes exponentes que se reivindicaron con el público mexicano, que 3 años atrás les habían insultado y bajado abruptamente del escenario, esta vez los acogieron como a los grandes (es de sabios recapacitar); y el esperado cierre vino a cargo de Empire Of The Sun, que con un setlist buenísimo, un espectáculo visualmente maravilloso y musicalmente hablando impecable dejaron satisfechos a todos los fans mexicanos que esperaban con ansia dicha presentación. En el Escenario Azul, destacamos este día a las Kumbia Queers, que echaron a andar el día y la fiesta en dicho escenario con muy buen ritmo de cumbia punk, Enjambre que son una banda que ha ido escalando hacia la cumbre de las buenas bandas, mostró todo su rock nostálgico aun sin la presencia de «LoBlondo» vocalista de Hello Seahorse en el tema «Impacto» que es una de las cartas fuertes de la banda, Los Odio con su alineación original (?) una de esas «superbands» trayendo a Paco Huidobro (Fobia), Tito Fuentes (Molotov), Quique Rangel (Café Tacvba), Tomás Perez Ascencio (Microchips, La Lupita y actualmente Jesse & Joy, sic.) y Jay de la Cueva (inumerables bandas, más las que se acumulen esta semana) echando un set netamente de Los Odio sin reminiscencia de las bandas de sus integrantes, Rodrigo y Gabriela para los cuales solo hay una frase «Estuvieron INCREÍBLES». En el Escenario Rojo, Kenny y los Eléctricos contundentes y con una deuda saldada desde aquel primer festival hasta este en que se presentaron de nuevo ante sus fans, con todo y la nostalgia que envolvió a Kenny en parte de su show, Aterciopelados recién desempacados de Coachella, y con un set digamos del mismo tiempo pero quizás un poco más combativo, angelado y congruente que el presentado en L.A., y cerrando con la pura gozadera encima, una de mis bandas favoritas, desde Venezuela para el mundo «Los Amigos Invisibles» con un set lleno de baile con clásicos de la banda como «Mentiras» «En Cuatro» «La Vecina» (con sample incluido de Smooth Criminal de Michael Jackson) «Viviré Para Tí» (con Natalia Lafourcade como invitada especial) y cerrando con «El Sobón- Vengaboys», simplemente increíbles.

Y así se nos terminó un Vive Latino más, con sus ondas y sus acciones bien logradas y las que no, con cada vez más presencia de gente importante para el festival, y con otras que faltaron. Al final, yo también me considero de esos fans que siempre tienen algún reclamo que hacer del festival, que si los precios de las cervezas estaban altísimos, que si falto tal o cual banda, que si porque empalman a las bandas que me gustaría ver, e inclusive que si el precio de los boletos es alto para mi economía, pero que siempre asistiré gustoso al festival en futuras ocasiones.

Hace 12 años, gritaba, bailaba y echaba el slam al ritmo de Resorte, pero eso era cuando tenía 13 años, hoy soy un espectador quizás más crítico y consciente de muchas cosas que están pasando en mi país, en mi ciudad, en mi colonia, inclusive en mi mismo, por eso entiendo la necesidad de expresión que tienen los jóvenes de ahora, así sea sólo por el gusto de bailar y destrampar un rato, o por el hecho de reclamar un mejor lugar donde vivir, mejores oportunidades y porque no decirlo hasta mejores gobernantes y el Vive Latino es una forma de expresión en la que si por lo menos una persona, arriba o abajo del escenario, reflexiona, puede concordar tal vez con otra consciencia o forma de pensar de otra persona y de una en una se puede lograr un cambio. Como decía Luis Ibarra, vocalista de Panteón Rococo, «vamos a sacar todo lo que tenemos dentro y a expresar nuestro sentir bailando mi sangre…» puede ser que suene muy idealista, pero creo que puede funcionar, el cambio tiene que venir de uno mismo primero, esperando que haya alguien que este dispuesto a expresar su sentir y decir o hacer lo que piensa, quiere y necesita en su país, en su ciudad, en su colonia y en su vida, tal vez es con un discurso político radical en contra de algo o alguien, o puede ser también solamente bailando, eso cada quien lo decide, sólo a modo de recomendación, sin obligarlos a hacerlo, yo opino que si va a ser bailando para aquellos que puedan, lo hagan con un ritmo sabrosón que así siempre sabe mejor, y con la persona que les gusta, al final bailar puede ser un buen principio, o un buen final, total como dijeran Los Fabulosos Cadillacs, Vamos a bailar… Toda la noche.

Me dicen que yo nací un día en que Dios estuvo enfermo, jajaja, pero cuando ya me puse bien, me convertí en diseñador gráfico, melómano, intento de músico y de futbolista, amante de los sneakers, el cine, el teatro y la fotografía, la lectura me va, curiosón por descubrir cosas nuevas y escribir lo que me pasa, pienso y/o siento, me late andar el día entero enfrente de la compu en mi trabajo, porque lo AMO, le hice a la locución un rato… y debería de hacerlo de nuevo, dicen que no lo hacía tan mal… le hice a la actuada hace ya un ratote… y debería de hacerlo de nuevo, dicen que no lo hacía mal… le hice al loco… y debería de hacerle menos, porque eso si me sale MUY BIEN… y como me gustan muchas cosas, pues luego me preguntan que tanto me late, porque ponerlo aquí, esta cañón… sólo pondré que me gustan las altas ya las chaparritas… jejeje y una de Lynn Fainchten con la que me despido, que dice, y cito textual: La música debe ser un lugar, en el que nuestras expectativas, se hagan añicos… Pónganse cómodos, disfruten del viaje y Gracias Por Venir.
Sigueme en twitter : @@el_disco_eterno

el_disco_eterno

Me dicen que yo nací un día en que Dios estuvo enfermo, jajaja, pero cuando ya me puse bien, me convertí en diseñador gráfico, melómano, intento de músico y de futbolista, amante de los sneakers,...

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.