seguridad

El invierno llega a su fin, la fiebre por el calor se acerca y con ella las ofertas para hacerse una escapada y viajar. La planificación y preparación del  viaje incluye más que una reserva y trajes de baño.  Los peligros digitales son un indeseable compañero de viaje. Desde estafas online que ofrecen viajes gratuitos hasta el robo de smartphones, todo puede suceder durante el viaje. Por tal motivo, la protección en tus vacaciones va más allá  de la utilización de protector solar en estos días.

A continuación, Norton da a conocer algunos pasos simples para ayudar a proteger sus dispositivos personales, mantener la seguridad de su información personal y asegurarse de que sus vacaciones sean resulten un momento para recordar.

1.       Explora los destinos con cuidado – Es fácil quedar atrapado  en la emoción de planear las vacaciones pero, desafortunadamente, los cibercriminales pueden tomar ventaja de aquellos que buscan  las mejores ofertas. Te aconsejamos tener cuidado con  los  e-mails que ofrecen boletos de avión gratuitos,  phishing e-mails con información sobre las millas de los viajeros frecuentes u ofertas para excursiones con descuento. A primera vista, estas estafas pueden parecer totalmente legítimas, por tal motivo te aconsejamos  consultar directamente en la página web de la empresa de viajes en vez de hacer clic en los links que vienen provienen de correos electrónicos dudosos. Asimismo, es conveniente buscar los “sellos de confianza” que verifican la seguridad del sitio antes de hacer la compra.

 

2.       Protección para dispositivos móviles – El teléfono celular es uno de los elementos más importantes a empacar en las vacaciones, lo podes utilizar para tomar fotos, buscar los mejores lugares para comer y encontrar el camino de regreso en un lugar desconocido. Por tal motivo, si el teléfono se pierde puede generar un gran dolor de cabeza. De esa manera, si tu teléfono o tableta se pierde o lo roban, puedes localizarlo de forma remota  además de bloquearlo temporalmente para evitar que nadie tenga acceso a la información allí almacenada.

3.       Tome el camino menos transitado – Hacer compras por Internet o comprobar el saldo de tu cuenta bancaria mientras estás en la sala de espera del aeropuerto o en la piscina del hotel puede resultar muy tentador. En ese sentido, esos hotspots públicos de Wi-Fi pueden ser callejones virtuales ideales para los cibercriminales. o espera hasta contar con una red protegida antes de realizar cualquier actividad potencialmente riesgosa.