posterolimpofuego

El actor y protagonista de la cinta “Olimpo Bajo Fuego”, Gerard Butler, se encuentra alucinado con la idea de poder convivir con sus fans en México, durante la Alfombra Roja de la premiere de la cinta dirigida por Antoine Fuqua, la cual se llevará a cabo en Cinemex Antara este viernes 12 de abril a las 7:00pm donde, el histrión, presentará la película frente a sus seguidores, dentro del marco promocional en su estancia en el país.

“Es una ciudad alucinante. Lo más impresionante es el calor humano de las personas. Son muy amigables, es fácil sentirse como en casa. No en cualquier parte del mundo se siente esto. Me impactó que mi nombre fuera tan popular allá”, comenta el histrión en una entrevista, reciente.

Esta historia de ficción parece “anticipar un probable conflicto” entre oriente y EUA, donde Corea aparece en el mapa del género bélico cinematográfico, en el que se reconoce el potencial de los tintes realistas en la trama.

“Cuando crecí, los Rusos eran siempre los tipos malos” dice Butler. “Para una historia contemporánea, la dinámica Coreana es aterradora y amenazadora. Después de lo que pasó en Libia en la Embajada Estadounidense, podemos realmente ver cómo somos vulnerables en cualquier momento. La idea de norcoreanos entrando en la Casa Blanca fue intrigante”.

Lo más importante para la producción de Faqua, fue evitar descartar la idea de tener como blanco al presidente y la invasión de los íconos patrios, por lo que conjuntó el guión con asesorías de  la CIA, FBI y los Servicios Secretos.

“Esta es una gran historia así que tuvimos que fundamentarla”, dice Butler. “De otro modo daría la impresión de ser melodramática. Sabíamos que si lo conseguíamos, haríamos que la mente de la audiencia volara y que tomarían este viaje con los personajes. Pero en todo momento tenía que ser justificado y real”.

Para EUA que ha vivido constantemente ataques terroristas, coloca el tema de que algunos artefactos pudieran estar dirigidos a una catástrofe que llevaría a un tercer conflicto mundial.

“Consideramos qué pasaría automáticamente si los terroristas pudieran tener en sus manos ciertos tipos de armas, si pudieran crear una distracción, si tuvieran alguien en el interior (de la Casa Blanca). Los norcoreanos pusieron nuestras propias herramientas, nuestras armas y todo nuestro equipo para un uso devastador”, comentó Faqua.

Apenas hace unos años, el escenario en “Olimpo bajo Fuego” pudiera haber parecido imposible, dice el director. “Pero desde 9/11 nos hizo ver el mundo diferente. La película es extremadamente entretenida, pero también es un cuento ejemplar. Cuando bajamos la guardia, cualquier cosa puede pasar”.