capitan-phillips

El público no encontrará héroes convencionales en Capitán Phillips, únicamente seres humanos con sus complejidades sociales, culturales y personales. Greengrass no vio a Richard Phillips como el motor de la historia, más bien como un hombre que, mientras se dedica calladamente a su trabajo, es implicado de súbito en un evento violento y global. “Phillips me recuerda algunos hombres que conocí cuando era joven, pues mi padre era marino mercante: uno de los trabajadores que trasladan las mercancías que usamos alrededor del mundo y son el flujo vital de la economía. Ellos son los transportistas del mar. Es un trabajo muy físico y muy manual. Para mí, Richard Phillips es esta clase de hombre, un hombre común y corriente que se encuentra dentro de una confrontación indeseada”, comenta el director. “Él en realidad es una persona ordinaria, pero su forma de responder a lo que le ocurrió y lo que esta terrible experiencia expresa acerca del mundo en el que vivimos son algo extraordinario”.

Desde el principio los realizadores cinematográficos visualizaron a Tom Hanks como Richard Phillips, el veterano marino mercante. Hanks ha interpretado grandiosos papeles de hombres aparentemente ordinarios que afrontan crisis extremas: desde Andrew Beckett, el abogado que sufre SIDA y debe pelear por una demanda de despido injustificado en Philadelphia; Jim Lovell, el astronauta que se esfuerza por regresar a la Tierra después de que una misión a la Luna sale mal en Apollo 13; John Miller, el capitán de la Segunda Guerra Mundial que busca a un soldado perdido en Saving Private Ryan, o Chuck Noland, el ejecutivo de FedEx que queda abandonado en una isla desierta en Cast Away. Hanks construye sus personajes desde el interior y dota a los hombres comunes con un sutil pero extraordinario valor. Su interpretación de Richard Phillips no es la excepción.

Greengrass comenta sobre la primera vez que trabaja con el dos veces ganador del Oscar®: “Tom y yo fuimos a un viaje juntos. Al comienzo siempre me decía, ‘Para mí, esto se trata justamente de un tipo en peligro en el mar’ y Tom perfeccionó su interpretación para expresar algo austero y genuino. Pasó horas y horas en aquél bote salvavidas y todos nos sentimos conmovidos de cuánta dedicación le puso a su trabajo. No se trata sólo de su talento, también fue importante su disposición para explorar cada matiz de la humanidad de este hombre y la precisión con la que Tom lo hizo y lo expresó plenamente fue magnífica. También me quedé impresionado por su resistencia física. Estábamos fuera, en el océano, muchísimas horas y Tom nunca se quejó. Siempre era el primero en estar listo y decía, ‘Estoy preparado. Vamos a hacerlo de nuevo’”.

Hanks se preparó para el papel; fue a conocer a Richard Phillips y visitó al capitán en su hogar de Vermont, donde vive con su esposa, Andrea, que es enfermera. Encontró que Phillips es un hombre amable que no se hace notar, alguien que nunca se consideró a sí mismo como nada más que un marino que realizaba su labor. Increíblemente, Phillips regresó a su trabajo en el Maersk poco después de su casi fatal experiencia con los piratas somalíes. “Eso me pareció asombroso”, dice Hanks. “El hecho de que un hombre que sufrió una mala experiencia tan aterradora pudiera regresar tan pronto directamente al mar. Lo conocí y entiendo la fuerza de Phillips, este particular ímpetu personal y conexión con el océano que, pese a lo que ocurrió, son esenciales para entender la clase de hombre que es Richard. La realidad es que no todos tienen lo que se requiere para ser un capitán de barco y no todos podrían haber resistido el hecho de que los tomen como rehenes”.

Al llegar al set  para su primera colaboración con Greengrass, a Hanks le sorprendió lo que encontró: “Paul me explicó cuál era su estilo antes de que comenzáramos a filmar, es decir, cámaras manuales, no usaba dollies, no ponía marcas, y me preguntó si me sentía cómodo con eso. Por supuesto respondí que sí, pero honestamente esperaba, sin importar lo que él había dicho para prepararme, que al empezar a filmar pudiera ver que usaban dollies y nos daban marcas específicas para saber en dónde colocarnos y tener la luz adecuada. Eso nunca ocurrió. Ni siquiera ensayábamos las escenas, sólo las encontrábamos. Nos reuníamos en la mañana, analizamos la escena durante 1½ o 2 horas, incluso un poco más, y después la filmábamos completa, de principio a fin, una escena de 8 minutos, una secuencia de 12 minutos, cualquier cosa que se necesitara, en vez de desglosarla en varias tomas. Ésta es una forma extraordinaria de hacer una película, un método que se aleja 180º de otros realizadores cinematográficos. Se trata de las fortalezas de Paul y no creo que a él le interese hacer películas de cualquier otra forma. Y pienso que el resultado habla por sí mismo”.

A su vez, Greengrass dice que Hanks adoptó cabalmente el proceso y el resultado fue una interpretación de gran dominio y muy veraz. “Recuerdo una secuencia difícil. Estábamos en el Truxtun y nos preparábamos para filmar la escena posterior al rescate. Le preguntamos a Richard en dónde ocurrió realmente la entrevista y respondió que fue en la enfermería. Bueno, habíamos planeado hacerlo en el camarote del Capitán, pero tan pronto como nos dijo eso la enfermería fue mucho más idónea. Así que Tom y yo planeamos cómo lo haríamos y elegimos a un miembro de la tripulación del Truxtun para interpretarla con él. Como resultado, una mujer que al despertar esa mañana no esperaba tener un rol parlante en una película, o actuar junto al dos veces ganador del Premio de la Academia®, hizo esta escena climática con Tom y ¡nos conmovieron a todos! Fue simplemente un momento maravilloso en la película”.

La orquestación de Greengrass del tenso encuentro inicial entre los piratas y la tripulación del Maersk aporta otro ejemplo de los métodos que usa para ayudar a que los actores alcancen un nivel de realismo excepcional: Paul tomó la decisión de mantener a los actores que interpretan a los marineros alejados de cualquier contacto con los actores somalíes-estadounidenses que interpretarían a los asaltantes del barco. Ellos nunca se vieron hasta el momento en que filmaron la escena de los piratas que entran al puente de mando. “Fue muy inteligente lo que hizo Paul de que nunca nos conociéramos”, explica Hanks. “No tuvimos lecturas ni comimos juntos, para nosotros eran estos tipos misteriosos, así que cuando irrumpen en el puente de mando la verosimilitud fue inmensa. Se nos erizó la piel del cuello”. Greengrass comenta la escena: “Debido a que no se conocían, filmar de esta forma generó un momento ‘único’, así que debíamos filmarlo en esa primera toma. Y eso hicimos. Fue increíble. Tom y Barkhad interpetaron esta larga escena con tal hondura y humanidad que cuando terminó, todos en el set aplaudimos”.

Hallar cuatro antagonistas para Hanks fue labor de la directora de elenco, Francine Maisler, que realizó una intensa búsqueda para encontrar actores que pudieran aportar autenticidad y emoción a sus papeles. Maisler comenzó por reducir las opciones a actores de descendencia somalí. “Desde el principio era esencial para Paul incluir en el elenco a somalíes en los papeles de Muse y su tripulación”, explica ella. “Y éste era un enorme dilema para el elenco. Pero Paul tiene un gran don para enseñar a actores jóvenes e inexpertos a interpretar, a menudo junto a actores con formidable carrera; esto es algo que convierte a sus películas en una experiencia tan visceral. Sabía que la única forma de generar el vínculo orgánico con Somalia que era tan importante en la película, era encontrar hombres somalíes o somalíes-estadounidenses. Y esto significaba buscar jóvenes con poca experiencia en el set, que estuvieran abiertos a asumir el riesgo en esta película y capaces de mantener sus roles en contraste con Tom”, dice Maisler.

Después de investigar los lugares del mundo a los que emigraron el mayor número de somalíes, Maisler concentró sus esfuerzos en la comunidad somalí-estadounidense más grande de Estados Unidos, en Minneapolis, Minnesota. Ahí distribuyó volantes que anunciaban un casting abierto en el Centro Comunitario Brian Coyle y acudieron más de 1,000 candidatos para el papel de Muse y sus tres compañeros de tripulación.

A medida que trabajaba con Debbie DeLisi, directora de elenco de Minnesota, para reducir a los cientos de candidatos y tener sólo una pequeña lista, Maisler comenzó a agruparlos en cuartetos para ver cómo trabajarían unos con otros. Uno de estos grupos iniciales consistió en Barkhad Abdi como Muse, Barkhad Abdirahman como Bilal, Faysal Ahmed como Najee y Mahat M. Ali como Elmi. Al darse cuenta de que estos cuatro hombres se conocían, fue natural para Maisler asignarlos juntos. “Una vez que los agrupamos comenzaron a ensayar por su cuenta, con Barkhad Abdi como director de las sesiones”, comenta ella. “Después intercambiamos a otros actores que entraron y salieron del cuarteto como experimento, pero al final siempre reuníamos al grupo original de los cuatro amigos y a la larga Paul los incluyó en el elenco. A él le impresionó, igual que a todos, el talento, la química y el compromiso que mostraron en la filmación”.

La decisión se tomó en una reunión que tuvieron con Greengrass y Maisler en Los Ángeles. Después fueron a dar un paseo en la playa: los cuatro actores, Greengrass y Maisler. Ella recuerda, “No parecía claro si se daban cuenta de que habían sido incluidos en el elenco, así que Paul les comentó, ‘Amigos, obtuvieron los papeles’. ‘No, nadie nos lo dijo’. ‘Bien, pues son suyos’. Estuvieron tan fascinados que corrieron totalmente vestidos y se lanzaron al mar para celebrar. Fue uno de los momentos de alegría más puros que he visto”. Ahmed comenta: “Simplemente tuvimos que saltar al agua para asegurarnos de que era verdad”.

“Cuando los vi, ya eran amigos y habían trabajado juntos”, dice Paul. “Había algo en ellos que se veía y se sentía como si fueran una tripulación”. Ninguno tenía experiencia formal en cine, pero estaban decididos a aportar a sus papeles una humanidad tangible. “El grado de intensidad que proyectaron y las sutilezas que encontraron en los personajes fueron increíbles, además de su capacidad de hacer todo eso al lado de la extraordinaria fuerza de Tom Hanks, lo cual fue algo muy especial”, dice Greengrass.

El actor principiante Barkhad Abdi asume el papel de Muse, el capitán de los piratas. Maisler dice que inmediatamente después de conocer a Abdi, supo que Greengrass lo asignaría en el exigente y complejo papel del principal adversario de Phillips. “El hecho de cargar sobre la espalda de un joven inexperto la interpretación de un personaje lleno de matices como el de Muse, que demanda la capacidad de ser amenazador pero también de demostrar compasión e inteligencia, es tremendo”, explica Maisler. “Se requiere una persona especial. La exigencia era muy alta. Barkhad demostró una buena aptitud natural y sabíamos que podía encarnar todas las dimensiones del personaje como se escribió en el guión, pero también se apropió del papel. Podía ser imperioso y callado; percibimos que causaba una honda impresión en las personas. Los otros somalíes que teníamos en las audiciones parecían tratarlo como a un líder”.

Nacido en Mogadishu y criado en Yemen, Abdi se mudó con su familia a Minneapolis en 1999, cuando tenía 14 años. Él tiene una clara conciencia de las presiones que afrontan muchos somalíes, como las condiciones económicas que afectan a su país devastado por la guerra, mientras los barcos cargados de valiosas mercancías pasan por sus costas. Esta comprensión personal lo impulsó a explorar las razones por las cuales un joven como Muse, que no puede vivir ya del comercio tradicional en el litoral carente de peces de Somalia, se convertiría en pirata. “Creo que si las cosas hubieran sido distintas, Muse sería feliz como pescador. Pero cuando es incapaz de mantenerse con ese trabajo y observa que los hombres de su pueblo se convierten en piratas, él desea compartir el dinero que reciben”, explica Abdi. “Yo tengo aún familiares en Somalia y sé lo que ocurre ahí”, continúa. “Estoy consciente de que mi personaje está en un lugar en el que la gente tiene pocas oportunidades. Pero creo que hoy, alrededor del mundo, todos tenemos sueños que podemos hacer realidad. Ésta es la intención final de Muse. Él tiene grandes sueños y debido a que carece de todo, también siente que no tiene nada que perder al convertirse en pirata.

“Cuando Muse sube a bordo del Alabama, para él todo se trata de un negocio: el capitán llama a la compañía naviera, ésta llama a su agente de seguros, se paga un rescate y nadie sale lastimado. Pero las cosas no resultan así y se encuentra en una terrible encrucijada que siente como algo fatal si no puede encontrar una solución adecuada. Muse es sólo un soldado raso en un complejo conglomerado pirata financiado por poderosos inversionistas y sabe que no puede regresar con las manos vacías. Como capitán de su tripulación, su trabajo es encontrar una salida. Se da cuenta de que el único recurso consiste en navegar en el bote salvavidas hasta Somalia y ofrecer al Capitán Phillips para que paguen un rescate. Está en un pequeño bote salvavidas rodeado por buques de guerra estadounidenses, es una situación desesperada. Aún así es capaz de mantener un sentido de dominio y de poder. Esto hace que su personaje sea tan atractivo para mí”.

La productora Dana Brunetti enfatiza, “Para los habitantes costeros como Muse, el acceso a una economía legal a menudo está bloqueado. En la piratería ellos ven una oportunidad de integrarse en una economía alterna: en este caso es una que puede aportar ingresos de una magnitud mucho mayor de lo que es posible a través de otros medios en Somalia. Tienes toda la riqueza del mundo navegando frente a tu costa y está ahí para que la tomes. Somalia ha sido controlada durante más de dos décadas por facciones guerreras que mantienen a la población bajo un estrecho control. Por supuesto Muse es un joven peligroso, pero lo que se descubre a medida que la película avanza es que él se siente tan atrapado en este cerco como su rehén. Lo que buscábamos en el personaje de Muse era el hombre completo, el ser humano integral; la interpretación de Barkhad refleja esto y trasciende el acto criminal en el que se involucra, sin que esto sea justificable, debido a que es la realidad”.

Abdi espera que la representación de Muse en la película ayude al público para conocer un poco más la tragedia de Somalia y las complejas motivaciones de los piratas. “La piratería es un crimen y la película no pretende condonarlo, pero creo que la gente sentirá cierta compasión por Muse. Él termina confrontando todo el poderío de Estados Unidos, un joven desnutrido que viste harapos contra tres enormes buques de guerra estadounidenses. Puedes sentir su predicamento. Por supuesto es un criminal, pero también es un hombre que está en apuros. Recuerdo cuando llegué a Estados Unidos como emigrante y aprendí a moverme en este país abrumador, extremadamente rico y poderoso. No quiero decir que se puedan comparar las dos situaciones, pero entiendo lo que debe haber sentido cuando miró estos impresionantes barcos militares y pensó, ‘¿Ahora qué?’”

Tom Hanks quedó especialmente sorprendido por la forma en que Abdi dio vida a su papel con una realidad palpable. “Esta historia dependía de que Barkhad expresara todas las facetas del personaje y él nunca dejó que Muse se sintiera como un simple villano”, dice Hanks. “Para un actor joven y primerizo fue increíble que interpretara un papel tan complejo con este dominio. Transmite un amplio rango de emociones y sutiles expresiones; esto no es algo que se pueda enseñar. Su personaje comienza como algo que creemos conocer, un terrible pirata que dirige a un grupo armado en el secuestro criminal de un barco sin armamento, pero sin que se note, lleva al público a una relación mucho más profunda y emotiva con el ser humano detrás de ese acto: un joven somalí con aspiraciones que todos podemos entender, pero que está totalmente bloqueado para hacerlas realidad debido a las difíciles circunstancias de vida en Somalia”.

Najee, el pirata que Phillips apoda el “tipo alto” en sus memorias, es interpretado por Faysal Ahmed, que es descendiente de somalíes pero nació y creció en Yemen, donde conoció a Barkhad Abdi. Ahmed describe a Najee como “el músculo del grupo, alguien que se crió entre la violencia y ésa es la única respuesta que conoce”. Como Abdi, Ahmed obtuvo la visa para entrar a Estados Unidos, pero aún tiene familiares que viven en Somalia y le transmiten una perspectiva íntima de los eventos que ocurren ahí. “Creo que muchos emigrantes somalíes desearían regresar a Somalia si hubiera un gobierno estable”, dice. “Yo la considero mi hogar, aunque nunca he estado ahí”.

Para Ahmed, la cúspide de la filmación fueron sus escenas de pelea con Tom Hanks. Recuerda: “Lograr que estas tomas fueran realistas resultó difícil debido a que el set era muy estrecho. Accidentalmente le conecté un golpe real en algún momento, pero Tom fue grandioso con eso. Hizo sus propias acrobacias en estas secuencias y me impulsó constantemente a mejorar mi trabajo. Me siento agradecido con él. Fue un gran reto ponerme en la cabeza de este hombre. Me pregunté a mí mismo: ¿qué haría una persona normal, un ‘pirata normal’ en esta situación? ¿una vez que luchó desesperadamente para controlar este barco contra todas las posibilidades y después cuando tenía su premio, lo único que podía mostrar como logro después de todos los riesgos que corrió, dejar que casi escapara? Me introduje en la mentalidad del pirata y cuando llegó el momento de filmar, estaba listo. Fue duro, pero también fue una experiencia maravillosa”.

Elmi, el taciturno piloto del bote, es interpretado por Mahat M. Ali, que nació en Somalia y creció en Kenia, antes de venir a Minnesota cuando aún estudiaba en la escuela primaria. “Creo que un interrogante para Paul era si estaríamos a la altura de los papeles físicamente”, dice Ali. “Sabíamos bien que los roles no sólo eran difíciles en lo emocional, sino que también requerían de un trabajo duro, el tipo de actividad por la cual te derrumbas en la cama después de un largo día. ¿Podríamos con eso? Sí, por supuesto, estábamos preparados. Paul estaba en lo correcto, fue muy difícil, pero valió la pena”.

Barkhad Abdirahman, de 17 años, nacido en Kenia de descendencia somalí, interpreta a Bilal, el más joven de los piratas. Sobre su personaje, Abdirahman comenta, “Es el tipo que hace lo que le dicen; creo que se comporta como cualquier chico normal se portaría en una guerra”. Para Abdirahman, el estilo de dirección realista de Greengrass y el ambiente en el set le permitieron entender mejor la intensa situación que afronta su personaje, especialmente como un chico muy joven. “Paul creó tal energía y exaltación que de verdad nos integró en lo que estaba ocurriendo en el bote”, añade. “Es un lugar terrible para que esté ahí Bilal. Él se siente abrumado. Está bajo una enorme presión y es apenas un adolescente, no está preparado para manejar esta situación”.

Los cuatro actores se sometieron a un rígido entrenamiento en Malta antes de la producción y cumplieron un riguroso régimen diario comparable a un campamento, diseñado por el coordinador de dobles Rob Inch. “Debían aprender cómo pelear, cómo manejar armas, cómo pilotear botes, cómo subir por escalas y cómo trabajar entre grandes olas de un mar picado”, explica Inch. “Buscamos de verdad sumergirlos en este mundo de altamar”.

“Realmente trabajamos en el exterior”, dice Abdi. “Y cuando pienso en lo duro que fue el entrenamiento y todo lo que trabajé para llegar a ese momento, cuando trepaba por un lado del buque carguero, no pude evitar pensar que estos cuatro hombres tuvieron que aprender las mismas cosas para las que nosotros entrenamos. Ahora tenemos eso en común. Para mí, como somalí, es algo profundo, siento que me puedo poner en los zapatos de Muse de una manera que no sería posible si nuestra preparación no hubiera sido tan estricta debido a que Paul estaba comprometido con eso. Estoy seguro de que tuvo un tremendo efecto en la forma en que interpreté el resto de mis escenas”.

Aunque la filmación del asalto al Alabama y las escenas en el buque carguero fueron intensas, nada preparó a los actores para filmar en el bote salvavidas. “Había visto fotografías del bote y el documental de National Geographic sobre el incidente, pero no te puedes imaginar cómo se siente estar en un bote salvavidas hasta que realmente estás ahí”, dice Abdi. “Es pequeño y estrecho, pero fue el olor lo que más nos impactó: el agua de mar y la humedad, el calor y el sudor. No hay ventilación en un bote como ése. Inevitablemente todos sentimos mareos y náuseas, especialmente los primeros días, y eso hacía muy difícil que te pudieras concentrar. No me puedo imaginar lo que es estar atrapado en ese bote 24 horas al día por cinco días, el tiempo que Phillips y los piratas estuvieron confinados ahí durante el incidente real”.

Aunque los medios cubrieron plenamente el rescate del Capitán Phillips del bote salvavidas por los Navy SEAL, se conoce menos lo que ocurrió a bordo del Maersk Alabama al principio de la crisis, cuando Phillips intentaba ser más listo que los piratas y retomar el control del barco, un periodo en el cual los 20 miembros de la tripulación de Phillips desempeñaron un rol esencial.

Michael Chernus (The Bourne Legacy) interpreta a Shane Murphy, Primer Oficial y segundo en el mando después del Capitán Phillips. Acerca de la filmación en el Alabama, Chernus comenta, “Salíamos del puerto y estábamos en el mar de 12 a 14 horas; conoces rápidamente a tus colegas del elenco, y muy bien, en circunstancias así. Nos convertimos en una especie de tripulación y empezamos a comunicarnos como ellos. Eso nos ayudó a responder ante unos y otros de forma muy real. Nos vinculamos de una manera que nunca experimenté antes en un set de cine. Otro beneficio inesperado de trabajar en la nave, que estuvo temporalmente fuera de servicio para la filmación, fue que el Alexander [barco que representa al Alabama] tenía viviendo ahí a los miembros de la tripulación de Maersk, con años de experiencia en el mar. Cada actor tenía una contraparte en la vida real dentro del buque, así que pude conversar con el Primer Oficial del Alexander y preguntarle lo que haría en situaciones particulares. Eso nos ayudó a aprender una gran riqueza de conocimiento proveniente de una vida completa en poco tiempo”.

David Warshofsky (There Will Be Blood) interpreta al Ingeniero en Jefe Mike Perry, otro colega veterano del Capitán Phillips. Desde su puesto en la Sala de Máquinas del barco, Perry trata de rastrear los movimientos de los piratas en los rincones del Alabama y sabotear su capacidad de conseguir el control operativo de la nave.

Corey Johnson, que trabajó en tres películas de Greengrass (United 93, The Bourne Ultimatum y The Bourne Legacy), interpreta el Segundo Oficial del barco, Ken Quinn, que permaneció en el puente de mando con Phillips. Para su interpretación durante la escena del asalto pirata, Johnson recuerda que Greengrass lo dirigió para que no pensara en responder al ataque de la forma más heroica, sino más bien de la forma más humana. “No es poco heroico demostrar miedo”, dice Johnson. “El Capitán Phillips le dijo a su tripulación, ‘Mantengan su dignidad’, muestren cortesía bajo la presión y sean ingeniosos’”.

Considero que ésta es la fuente de su valor. Mi personaje siente una responsabilidad con el resto de la tripulación, igual que todos. No va a gritar y suplicar. Todos trataron de mantenerse concentrados, seguir haciendo su trabajo y apaciguar la situación”.

Cuando Phillips es tomado como rehén en el bote salvavidas, el gobierno estadounidense respondió: el U.S.S. Bainbridge, comandado por el Capitán Frank Castellano, salió del Océano Índico para rastrear a los piratas y negociar una conclusión rápida y pacífica al problema o, si eso era imposible, ganar tiempo hasta que pudieran llegar los Navy SEAL.

“Castellano no fue alguien del que escucharas muchas cosas en las noticias”, dice el actor Yul Vázquez, que interpreta al capitán del Bainbridge. “Los informes se enfocaron sobre todo en el Capitán Phillips y los Navy SEAL. Pero Castellano fue una parte importante en la historia. Fue el que respondió primero ante el evento y sintió que era su responsabilidad asegurar un final pacífico a la crisis”. Castellano sabía que si hacía algo para presionar más la situación, los piratas podrían entrar en pánico y lastimar al Capitán Phillips. Al mismo tiempo, le ordenaron frenar el avance del bote salvavidas hacia Somalia, lo cual sólo podía lograr si bloqueaba resueltamente al bote con su enorme buque de guerra. Inmerso en un dilema en el que debía tener capacidad de adaptación y ser sutil, Castellano forjó una buena relación con los piratas, los alimentó, los ayudó a prever sus necesidades e intentó tranquilizarlos para mantener el control de la situación. Vázquez comenta, “Lo más importante para Paul era que mi personaje fuera un hombre con una tremenda presión sobre él. Trató de hacer lo correcto y lo hizo hasta que los piratas no le dejaron otras opciones. Paul deseaba que esta presión se reflejara en mi rostro y en mis ojos para que el público pudiera ver a este tipo luchando al máximo para terminar esta terrible experiencia, pero terminarla bien”.

En la película la mayoría de los hombres que trabajan junto a Castellano dentro del Centro de Información de Combate del Bainbridge son oficiales y marineros auténticos apostados a bordo del USS Truxtun, que representa al Bainbridge. El grupo también incluyó a dos marinos que estaban en servicio a bordo del Bainbridge durante el evento real en 2009.

La pieza final del rompecabezas del elenco implicaba tener varios Navy SEAL, los soldados de élite reconocidos por ser de una estirpe distinta. Aunque el papel del comandante SEAL, encarnado por Max Martini, era extenso e implicaba varios atributos que requerían un actor, Paul buscó que los SEAL bajo el mando de Martini fueran genuinos. “Deseaba que esta película fuera lo más real posible en todos los aspectos”, dice Greengrass. “Estoy convencido de que el público sabe cuando contempla algo que no está a la altura debida, los espectadores quizá no saben porqué algo les parece poco auténtico, pero sí lo perciben. Los Navy SEAL son uno de estos factores, es como filmar en el océano, nada puede sustituir a las cosas reales”.

Como resultado, el asesor SEAL civil, Eric Casey, aseguró los servicios de 10 ex SEAL para que interpretaran a los hombres que realizaron la operación de un cerco de francotiradores. “Es difícil imitar los gestos y habilidades de un SEAL sin un entrenamiento intenso”, explica Casey. “Tienen cierta personalidad y una forma particular de comportarse que se ganaron duramente. Eso no se puede enseñar con facilidad”.

TOM HANKS (Capitán Richard Phillips) tiene la distinción de ser el primer actor en 50 años que fue galardonado consecutivamente como Mejor Actor con Premios de la Academia®: en 1993 como el abogado enfermo de SIDA en Philadelphia y el siguiente año por el papel principal de Forrest Gump. Obtuvo también Golden Globes® por estas dos interpretaciones, así como por su trabajo en Big y en Cast Away. En 2009 Hanks fue honrado por la Film Society of Lincoln Center con el Chaplin Award.

Hanks debutó hace poco en Broadway en “Lucky Guy”, de Nora Ephron. Su interpretación le aportó nominaciones para un Drama Desk, un Drama League, un Outer Critics Circle y un Tony®. En el cine Tom trabajó recientemente en Cloud Atlas. Sus próximas incluyen Saving Mr. Banks, de Disney.

Hanks recibió su gran oportunidad en la serie de comedia televisiva “Bosom Buddies”, de ABC. Esto derivó en que obtuviera papeles protagónicos en Splash, de Ron Howard, así como en Bachelor Party, Volunteers, The Money Pit y Nothing in Common. En 1988 Los Ángeles Film Critics reconocieron su trabajo en Big y en Punchline otorgándole un premio como Mejor Actor.

Hanks también protagonizó A League of Their Own, Sleepless in Seattle, Apollo 13, Saving Private Ryan (por el cual fue honrado con su cuarta nominación a un Premio de la Academia®), The Green Mile, Cast Away (interpretación nominada a un quinto Premio de la Academia®), Road to Perdition, Catch Me If You Can, The Terminal, The Ladykillers, The Polar Express, The Da Vinci Code and Angels & Demons, War, de Charlie Wilson, Larry Crowne (que también co-escribió, produjo y dirigió), así como Extremely Loud e Incredibly Close. Aportó su voz para el personaje de Woody en las tres películas de Toy Story; Toy Story 3 ganó el Premio de la Academia® y un Golden Globe® como Mejor Película Animada.

En 1996 Hanks debutó en el cine como escritor y director con That Thing You Do! También fue productor ejecutivo, escritor, director y actor de la miniserie “From the Earth to the Moon”, ganadora de un Emmy®, de HBO, además de ser productor ejecutivo, escritor y director junto con Steven Spielberg de “Band of Brothers”, de HBO, que fue premiada con un Emmy Award® y un Golden Globe® como Mejor Miniserie. En 2008 Hanks, con su compañía de producción, Playtone, fue productor ejecutivo de la miniserie aclamada por la crítica “John Adams”, de HBO. La serie siguió adelante para ganar un Emmy® como Miniserie Destacada y un Golden Globe® como Mejor Miniserie. En 2010 Hanks y Playtone fueron productores ejecutivos de su siguiente colaboración con HBO: “The Pacific”, que ganó el Emmy® como Miniserie Destacada. Hanks y Playtone también fueron productores ejecutivos del drama político Game Change, de HBO, ganador de un Emmy® y un Golden Globe®, protagonizado por Julianne Moore y Ed Harris.

BARKHAD ABDI (Muse) debuta como actor en Capitán Phillips.

Abdi nació en Mogadishu, Somalia, y creció en Taiz, Yemen. Llegó a Estados Unidos con sus padres y hermanos en 1999, cuando tenía 14 años. Asistió a la Universidad Moorhead del Estado de Minnesota.

Actualmente Abdi dirige una película, Ciyaalka Xaafada, acerca de la vida y los esfuerzos de la primera generación de somalíes-estadounidenses que viven en Minneapolis. También dirigió varios videos musicales.

El pirata más joven, BARKHAD ABDIRAHMAN (Bilal), nació en Kenia de raíces somalíes. Se mudó a Minneapolis con su madre, padre, hermana y tres hermanos cuando tenía 12 años; sus abuelos aún viven en Somalia. Desde que se graduó de la escuela preparatoria el año pasado, Abdirahman trabajó como administrador en el centro de cuidados diurnos de su familia y espera asistir a la universidad algún día.

FAYSAL AHMED (Najee) es de ancestros somalíes, pero nació y creció en Yemen, como uno de nueve hermanos. En 1999, a los 14 años, se mudó a Estados Unidos con su madre y algunos de sus hermanos; tiene una hermana en Somalia que nunca conoció.

A Ahmed le interesa la poesía y el teatro; trabajó con el Bedlam Theater en Minneapolis como Coordinador del Programa Juvenil.

MAHAT M. ALI (Elmi), que interpreta al piloto pirata, nació en Kenia y emigró a Minnesota en 2006. Se graduó de la escuela preparatoria en 2010 y asistió dos años a la universidad.

MICHAEL CHERNUS (Shane Murphy) participó recientemente en The Bourne Legacy, de Tony Gilroy y en Men In Black 3, de Barry Sonnenfeld.

Sus próximas películas incluyen Goodbye To All That, escrita y dirigida por Angus MacLachlan (Junebug), y Glass Chin, dirigida por Noah Buschel.

Otros créditos cinematográficos de Chernus incluyen Higher Ground, que marcó el debut como directora de Vera Farmiga, nominada a un Oscar®; Jack and Diane, de Bradley Rust Gray; He’s Way More Famous Than You, de Michael Urie; Love and Other Drugs, de Ed Zwick; así como la comedia independiente Feed the Fish. Chernus trabajó en el drama The Messenger de Oren Moverman y en la comedia The Rebound, de Bart Freundlich; también interpretó el papel principal en la galardonada película Lovely By Surprise, de Kirt Gunn, que fue honrada con el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Seattle.

En televisión Chernus trabajó en la Serie Original de Netflix: “Orange Is the New Black”. Tuvo una aparición memorable en el final de la primera temporada de “Bored to Death” de HBO, además de ser más reconocido por su papel recurrente como Ryan Flanagan en el drama hospitalario “Mercy”, de NBC. También tuvo un rol recurrente en la cuarta temporada de “Damages”, así como un arco de múltiples episodios en “The Big C”, de Showtime. Otros trabajos televisivos incluyen participaciones en “The New Normal”, “Nurse Jackie” y “Royal Pains”.

También consumado actor teatral, Chernus obtuvo un 2011 un Obie Award y recibió una nominación al Lucille Lortel Award por su interpretación en “In the Wake”, de Lisa Kron, en The Public Theater, en la Ciudad de Nueva York. Recientemente coprotagonizó con David Hyde Pierce “Close Up Space”, producción del Manhattan Theater Club, en el New York City Center. Otros créditos neoyorquinos incluyen obras interpretadas en teatros tales como Playwrights Horizons, Roundabout Theatre Company, Primary Stages, New York Theater Workshop, The Atlantic Theater Company y muchas producciones en el Rattlestick Playwrights Theater (donde interpretó el papel protagónico en la obra de Annie Baker: “The Aliens”, nombrada como la mejor obra de 2010 por The New York Times).

Sus créditos en el teatro regional incluyen producciones en el Williamstown Theater Festival, The Yale Repertory Theatre y el Guthrie Theater, entre otros. Internacionalmente participó en “Finer Noble Gases”, de Adam Rapp, y en el Edinburgh Fringe Festival, donde honrado con el Fringe First Award; también trabajó en Londres en el Bush Theatre. Chernus se graduó de la División Dramática en Juilliard School.

Capitán Phillips marca la tercera colaboración de COREY JOHNSON (Ken Quinn) con Paul Greengrass, pues trabajó previamente en United 93 y The Bourne Ultimatum; Johnson retomó recientemente su personaje de Wills en The Bourne Legacy. Otros créditos cinematográficos incluyen Day of the Falcon, X-Men: First Class, The Last Days of Lehman Brothers, Universal Soldier: Regeneration, Kick-Ass, The Fourth Kind, The Contract, Hellboy, Black Hawk Down, Harrison’s Flowers, Do Not Disturb, The Mummy y Saving Private Ryan.

 

 

MAX MARTINI (Comandante SEAL) trabajó recientemente en Pacific Rim para el director Guillermo del Toro. Otros créditos cinematográficos incluyen Contact, de Robert Zemeckis; Saving Private Ryan, de Steven Spielberg, y películas independientes tales como Backroads, Cement y Tail Lights Fade.

 

En televisión Martini interpretó un papel recurrente en la primera temporada del exitoso drama “Revenge” de ABC. Quizá es más reconocido por su trabajo como Mack Gerhardt en la serie “The Unit” de CBS, dirigida por David Mamet. Otros créditos televisivos incluyen la serie “Taken”, nominada a un Emmy®, de SyFy Channel; “Level 9” de John Sacret Young; “Harsh Realm”, de Chris Carter; además de papeles recurrentes y como estrella invitada en “24”, “Hawaii 5-0”, “Criminal Minds” y “Burn Notice”.

 

Martini también está activo en el teatro. Cofundó Theatre North Collaborative, una compañía teatral en la Ciudad de Nueva York, compuesta por actores estadounidenses y canadienses, dedicada a producir nuevas obras de ambos lados de la frontera.

 

 

CHRIS MULKEY (John Cronan) se encuentra en la producción de la película Surface, con Gil Cates Jr. como director.

 

Mulkey podrá ser visto en Last Weekend. Otros créditos cinematográficos incluyen First Blood, Radio, Bulworth, The Fan, 48 Hours, North Country y Cloverfield. Mulkey fue nominado para un Independent Spirit Award como Mejor Actor y Mejor Guión por su trabajo en Patti Rocks.

 

Sus créditos televisivos incluyen “Twin Peaks”, “Friday Night Lights”, “Saving Grace”, “Boardwalk Empire” de HBO, así como la miniserie “Broken Trail”, protagonizada por Robert Duvall. Recientemente tuvo un papel recurrente en “Southland”, de TNT.

 

Mulkey obtuvo un Los Ángeles Drama Critics Circle Award por su trabajo en “Blue Window”, del South Coast Repertory. Su reciente trabajo teatral incluye “Jesse Boy”, en Ruskin Theater de Santa Monica; así como “August: Osage County”, en el Park Square Theater, en St. Paul, Minnesota; también fue miembro del Minneapolis Children’s Theatre Company. Fuera de Broadway protagonizó “Pure Confidence” y “Flags”, de Jane Martin.

 

 

YUL VÁZQUEZ (Capitán Frank Castellano) podrá ser visto en las próximas películas Runner Runner, dirigida por Brad Furman; Blood Ties, de Guillaume Canet; Glass Chin, de Noah Buschel; y Kill the Messenger, de Michael Cuesta.

 

Actualmente participa en el drama “Magic City”, de Starz; además tiene roles recurrentes en “Louie”, de FX, “The Good Wife”, de CBS, y “Treme”, de HBO.

 

Vázquez protagonizó en Broadway la obra “The Motherf**ker with the Hat”, nominada a un Tony®. Por su interpretación del excéntrico Primo Julio recibió nominaciones a un Drama Desk Award, un Outer Critics Circle Award y un Tony Award®.

 

Vázquez participó en más de 35 películas, incluyendo The A-Team, Amigo, Salvation Boulevard, Little Fockers, American Gangster (por la cual compartió una nominación a un SAG Award como Interpretación Destacada por un Elenco en un Largometraje), War of the Worlds, Bad Boys II, Runaway Bride y Nick of Time. También protagonizó Che y Traffic, para Steven Soderbergh, por la cual él y sus compañeros de elenco obtuvieron el SAG Award como Interpretación Destacada por un Elenco en un Largometraje.

 

Ha tenido numerosos papeles en algunos de los más populares programas de televisión, incluyendo su personaje recurrente, Bob, el “puertorriqueño gay enojado”, en “Seinfeld”; uno de los enamorados de Samantha en “Sex and the City”, de HBO; así como Reuben el cubano en “The Sopranos” de HBO. Otros créditos televisivos incluyen “Law & Order: SVU” y “Fringe”.

 

Vázquez también es miembro fundador de LAByrinth Theatre Company. Sus créditos teatrales incluyen “The Last Days of Judas Iscariot” (The Public Theater), al lado de Sam Rockwell, dirigida por Phillip Seymour Hoffman; “The Stendhal Syndrome” (Primary Stages); y “The Floating Island Plays” (Mark Taper Forum), entre otros.

 

DAVID WARSHOFSKY (Mike Perry) participó hace poco en Now You See Me de Summit Entertainment. Interpretó papeles en There Will Be Blood; Public Enemies; Welcome To Collinwood; Last Exit to Brooklyn; Born on the Fourth of July; G.I. Jane; Unstoppable; Fair Game; así como en diversas películas proyectadas en el Festival de Cine de Sundance, entre ellas The Future, Little Birds y Personal Velocity.

 

Las recientes participaciones televisivas de Warshofsky incluyen “The Mentalist”, “Medium”, “Justified”, varios episodios de “Law & Order” y “Generation Kill”. Pronto tendrá un papel recurrente en la serie “Sons of Anarchy”, ganadora de un FX Award, así como en la nueva serie “Lost Angels”, de Frank Darabont.

En Broadway participó en “Biloxi Blues”, “Carousel” y “On the Waterfront”. Otros créditos teatrales incluyen “Henry V” en el New York Shakespeare Festival; “Blue Window” en el Manhattan Theatre Club; “Romance Language” en el Playwright’s Horizons; así como las giras nacionales de “Biloxi Blues” y “South Pacific”. Originó el papel de Swetts en el estreno mundial de “A Bright Room Called Day”, de Tony Kushner, que fue dirigido por Oskar Eustis en el Eureka Theatre.