poster-la-gran-aventura-de-lego
Fecha de estreno 7 de febrero 2014

“LA GRAN AVENTURA LEGO®” es la primera aventura LEGO® en el cine de larga duración.

Dirigida por Phil Lord y Christopher Miller (“Cloudy with a Chance of Meatballs”, “21 Jump Street”) la historia original animada por computadora en 3D sigue a Emmet, una minifigura LEGO, perfectamente común y respetuoso de las reglas, a quien cofunden por error con El Especial (The Special), la persona más extraordinaria y la clave para salvar al mundo. Lo reclutan en una sociedad de extraños que tiene la misión épica de detener a un tirano malvado, un viaje para el cual Emmet está cómicamente mal preparado y sin esperanza alguna.

Chris Pratt es la voz de Emmet. Will Ferrell es la voz de President Business, alias Lord Business, un tenso director ejecutivo a quien le resulta difícil equilibrar el dominio del mundo con la micro-gestión de su propia vida, y Liam Neeson es la voz del fiel secuaz de Lord Business, Bad Cop/Good Cop, que no se detendrá ante nada para atrapar a Emmet.

Quienes prestan las voces al equipo rebelde de Emmet en esta misión heroica son Morgan Freeman como el antiguo y místico Vitruvius; Elizabeth Banks como la tipa dura Wyldstyle, quien confunde a Emmet con el salvador del mundo y lo guía en su misión; Will Arnett como el misterioso BatmanTM, una minifigura LEGOcon la cual Wyldstyle comparte una historia; Nick Offerman como el arrogante pirata Metal Beard, obsesionado con vengarse de Lord Business; Alison Brie como la tierna y encantadora Unikitty, y Charlie Day como Benny, el chico espacial de 1980.

 

Warner Bros Pictures presenta, en asociación con Village Roadshow Pictures, en asociación con LEGO System A/S, una producción de Vertigo Entertainment/Lin Pictures: “LA GRAN AVENTURA LEGO”, con la participación estelar de Chris Pratt, Will Ferrell, Elizabeth Banks, Will Arnett, Nick Offerman, Alison Brie y Charlie Day, con Liam Neeson y Morgan Freeman.

El guión está escrito por Phil Lord y Christopher Miller, basado en una historia de Dan Hageman y Kevin Hageman; Phil Lord y Christopher Miller, basada en los juguetes de construcción LEGO.

“LA GRAN AVENTURA LEGO” fue producida por Dan Lin y Roy Lee.  Jill Wilfert, Matthew Ashton, Kathleen Fleming, Allison Abbate, Zareh Nalbandian, Jon Burton, Benjamin Melniker, Michael E. Uslan, Seanne Winslow, Matt Skiena y Bruce Berman se desempeñaron como productores ejecutivos, y John Powers Middleton como coproductor.

El equipo creativo cinematográfico incluyó al cinematógrafo Pablo Plaisted, al diseñador de producción Grant Freckelton, a los editores David Burrows y Chris McKay, y al compositor Mark Mothersbaugh.

Chris McKay también se desempeñó como codirector de animación.

“LA GRAN AVENTURA LEGO” será distribuida por Warner Bros. Pictures, una empresa de Warner Bros. Entertainment, y en territorios selectos por Village Roadshow Pictures.

lagranaventuralego.cartoonnetworkla.com

LEGO, el logotipo de LEGO, la configuración de las minifiguras, los bloques y el botón son marcas registradas de The LEGO Group. ©2014 The LEGO Group. Utilizado con permiso. Todos los derechos reservados.

BATMAN, WONDER WOMAN y todos los personajes y elementos son marcas registradas de y © DC Comics.

WYLDSTYLE

…Lo único que puede detener al Kragle es la Pieza de la Resistencia (The Piece of Resistance) y, según la profecía, quien la encuentre es El Especial (The Special). Se cree que El Especial unirá a los Master Builders que quedan, tomará por asalto la Octan Office Tower de Lord Business, pondrá la Pieza de la Resistencia en el Kragle y lo desarmará para siempre.

EMMET

Genial. Creo que entendí. Pero por si acaso,

¿me lo dices todo de nuevo? No estaba escuchando.

Cualquiera que alguna vez haya diseñado un universo con un montón de partes en el piso de su habitación sabrá a qué se refieren los escritores/directores de “LA GRAN AVENTURA LEGO” Phil Lord y Christopher Miller cuando dicen que, al crecer, siempre tenían baldes de bloques LEGO®.  “Armábamos naves espaciales y toda clase de cosas locas, pero no era solo la construcción, eran las posibilidades infinitas de cosas para hacer y expresar lo que era tan irresistible y emocionante”, dice Miller.

Como cineastas, su interés se concentró en algo distinto. “A Chris y a mí nos inspiró la inventiva y el humor que surge de la comunidad internacional LEGO”, afirma Lord, refiriéndose a puntos de venta como LEGO Cuusoo, el sitio de presentación de productos nuevos potenciales de seguidores del LEGO Group, los foros “ReBrick” donde las personas pueden compartir sus creaciones, y la cantidad cada vez mayor de cortos únicos, utilizando bloques y minifiguras LEGO, que individuos de todos los rincones del mundo producen y comparten en línea.

Tal es la fascinación con la marca LEGO, un juguete de construcción que evoluciona sin parar y es enormemente popular, que ha cultivado la creatividad en generaciones y culturas desde su origen. Comprometidos con preservar ese principio, Lord y Miller sabían desde el comienzo que no sería una animación común, sino un largometraje hecho completamente con bloques y elementos LEGO.

“Ambos pensamos”, continúa Lord, “‘¿No sería increíble hacer una aventura LEGO enorme, divertida, llena de acción que capture la sensación de ser un niño que arma estas piezas, pero a una escala verdaderamente épica?’ ¿Y qué pasaría si pudiera conservar esa calidad casera que tienen todas estas pequeñas películas que es tan entrañable? Porque parte del atractivo de los bloques LEGO es lo accesibles que son como forma de arte, queríamos hacer una película que pareciera que cualquiera podría hacer en el sótano de su casa… ¡siempre que tuviera un sótano gigante y un par de millones de bloques!”

En realidad, casi 15 millones, si contamos cada bloque, personaje, pieza del set y utilería necesarios, con los que los cineastas finalmente hicieron realidad su visión para la película.

Familiar y atrevida,  “LA GRAN AVENTURA LEGO” no solo ofrece gran acción y grandes risas, sino también grandes ideas.

“Quería hacer una película que pudiera disfrutar con mis hijos, algo que capturara la imaginación y la inventiva de los niños”, afirma el productor Dan Lin, uno de los arquitectos del proyecto. “Más importante aún, tengo dos hijos, y son muy activos, así que a veces los juguetes se caen y se rompen. Lo que me encanta de los juguetes LEGO es que no sólo puedes armar algo con ellos, sino que puedes volver armar algo aún mejor”.

Ese es un sentimiento que comparten no sólo los cineastas sino también el reparto vocal de estrellas, muchos de los cuales expresan de la misma manera un afecto personal por el material. Will Ferrell, que encarna el papel de President Business y su identidad oculta, Lord Business, expresa: “Ahora como padre es muy divertido ver a mis hijos jugar con bloques LEGO como yo solía hacerlo, es interesante ver a mi hijo de 3 años tan absorto como el de 9 años. Lo difícil es abstenerme de decires: ‘Dame eso; yo voy a armar esta parte’. Debo resistirme y dejarlos explorar solos”.

De hecho, “hay dos maneras distintas en que la gente juega con los bloques LEGO”, describe Miller. “Una es seguir las instrucciones del kit y armar esta cosa increíble, sea lo que sea, que luego pones en el estante y no usas jamás para que no se rompa, y la otra es tomar una pila aleatoria de piezas y hacer algo con tu propia imaginación, luego desarmarlo y hacer otra cosa. ‘LA GRAN AVENTURA LEGO’ usa estos dos enfoques distintos como base de su historia, que se trata realmente de la innovación, la creatividad y la importancia del cambio”.

El productor Roy Lee considera a los directores “dos de las personas más creativas que conozco. Hicieron un trabajo increíble en ‘Cloudy With a Chance of Meatballs’, que era un libro bastante breve, y reinventaron algunos de los personajes y ampliaron lo que estaba escrito. Con el concepto LEGO, teníamos un lienzo en blanco y eran los tipos perfectos para inventar todo un mundo nuevo para explorar”.

 

Pero es un mundo que se dirige a un final desastroso si no fuera por un héroe accidental: Emmet.

Un obrero de la construcción que se autodefine como un don nadie, Emmet se apega a las reglas en cada aspecto de su vida, satisfecho creyendo que es la persona más común y poco notable del mundo, hasta que una crisis de proporciones monumentales revela un lado sorprendentemente extraordinario que él no conocía.

“El primer día hablamos de nuestras experiencias de armar algo con bloques LEGO y la frustración que a veces sentíamos cuando no encontrábamos alguna pieza de inmediato. Esa sensación encapsula quién es Emmet para nosotros”, dice Dan Hageman, que, con su hermano y compañero escritor Kevin Hageman, trabajó en la historia con los guionistas Phil Lord y Christopher Miller. “Cree que la felicidad está relacionada con seguir las instrucciones, pero el destino del mundo dependerá de que él descubra su propia creatividad”, agrega Kevin.

Chris Pratt, la voz de Emmet, dice: “Este desafío lo lleva a través de reinos LEGO que no sabía que existían, donde todo es ridículo pero de buena manera. Todo es hermoso, imaginativo, emocionante y muy divertido. Hay personajes adorables, sets increíbles, acción alocada, mucho amor y un mensaje muy positivo con el que puedes sentirte cómodo de que lo vean tus hijos”.

“Hay varios temas, pero el central es que todos tenemos algo especial adentro”, explica Lin.

Lee agrega: “Aunque puedas pensar que eres una persona común, puedes tener un impacto enorme sobre el mundo que te rodea”.

Se unen a Pratt y Ferrell en transmitir estas ideas a través de sus caracterizaciones vocales Elizabeth Banks, Will Arnett, Nick Offerman, Alison Brie, Charlie Day, Liam Neeson y Morgan Freeman.

“Todos se divirtieron muchísimo”, afirma Banks, que grabó algunas de sus escenas como la chica rebelde Wyldstyle junto a Pratt y Arnett. “Todos tratábamos de hacer reír a los demás. A Chris y Phil les encanta este mundo y diseñaron todo concentrándose en lo divertido y en hacerlo lo más fresco y original posible, y la pasamos genial con estos personajes”.

Parte de eso, cree Lord, viene con el territorio: “Hay algo muy divertido acerca de un personaje lindo y amarillo brillante con proporciones LEGO que se hace el duro, o amenaza con destruir al mundo. Es tan gracioso verlos tomarse todo con tanta seriedad”.

Lo que los cineastas se tomaron genuinamente con seriedad fueron los preceptos tradicionales de la marca LEGO y lo que significa para sus legiones de seguidores en todo el mundo. Lord expresa: “Fue un poco aterrador hacer una película basada en un juguete tan confiable y querido. Fue un honor tremendo, aunque también una responsabilidad”.

Visualmente, Lord y Miller buscaron un estilo de animación por computadora no tradicional de fotografía real que se pareciera a la animación cuadro por cuadro, para darles a los personajes y los sets la adorable estética casera que define a la construcción LEGO. En vez de trucar las imágenes con fondos computarizados perfectos y bloques dibujados, los animadores crearon cada componente individual y armaron cada escena bloque por bloque; una técnica que demostró ser especialmente útil cuando la historia requirió la destrucción de edificios y otros objetos y luego su rearmado, inmediatamente, en armas o vehículos de escape de alta velocidad.

“Es fácil hacer líneas rectas con imágenes virtuales, pero el aspecto que queríamos era táctil u orgánico”, explica Lord. “Es más complicado hacerlo de esa manera pero eleva la calidad de la película y está más a tono con los valores de la historia. Dedicamos una gran cantidad de investigación y desarrollo en quitar los rayones y las marcas de huellas digitales, y en tratar de lograr una cantidad realista de variación e irregularidad en cómo se arman y se desarman los bloques”.

Para ejecutar estos conceptos, los cineastas trabajaron con el famoso estudio de animación Animal Logic, con sede en Australia, y aceptaron con gusto a Chris McKay del famoso “Robot Chicken” como codirector de animación. McKay coordinó los esfuerzos de cientos de artistas mientras se desempeñaba como uno de los editores de la película, manteniendo un flujo constante de comunicación e invención entre los directores, los guionistas gráficos, los animadores y los editores. Lin afirma: “McKay desempeñó tantos roles en esta película. No podríamos haberla hecho son él”.

Como recuerda McKay: “Phil y Chris fomentaron un ambiente alegre dentro de y entre los diversos departamentos, así que podíamos analizar nuestras ideas y ver hasta dónde podíamos llevarlas. Fue un flujo muy orgánico y creativo desde que colocamos los storyboards, hasta la animación y el diseño durante todo el proceso”.

Para los cineastas, las limitaciones físicas de las minifiguras LEGO es su encanto, así que no había duda de alterar eso para adaptarlas a una aventura en la pantalla grande. En la película, los personajes se mueven e interactúan auténticamente, a menudo como si los moviera una mano oculta. Incluso en sus expresiones, el mandato era no desviarse del repertorio estándar de las minifiguras: bocas, cejas y ojos pintados y planos. Pero dentro de esas pautas, McKay y su equipo minaron un rango de emoción.

Lo innovador de “LA GRAN AVENTURA LEGO” es su escala ambiciosa y la medida en la cual usa bloques LEGO como medio para lograr profundidad, riqueza y acción. “Todo lo que ve el público (ya sea humo o agua, formaciones rocosas, fuego o incluso explosiones) está hecho con piezas LEGO. Queríamos describir elementos naturales hechos de bloques como nunca se habían visto en la pantalla grande”, afirma Lin.

“Cuando ves el océano LEGO con las olas de bloques ondulantes, la tormenta que cae sobre el barco pirata y la enormidad a su alrededor, es salvaje”, comenta Miller. “Usamos iluminación y ángulos de cámara que se esperarían en una película de acción de gran presupuesto, para hacerla lo más cinematográfica posible”.

“Mi cosa favorita es cómo la historia atraviesa distintos mundos LEGO”, dice Lord. “Empezamos haciendo un storyboard de una persecución llena de acción que empieza en la ciudad y termina en el viejo oeste. Se convierte en una pelea en la cantina hasta que los policías de la ciudad interrumpen y luego parece una película de policías de los 70, como  ‘Bullitt’, y es divertido ver a los elementos combinarse y chocar sin que nadie se salga de ritmo”.

“Luego aparece Batman y se pone aún más loca”, agrega Miller.

Además de favoritos como el LEGO BatwingTM, la película incluye un arsenal de vehículos nuevos fantásticos, que permiten a Emmet y a sus amigos evadir o enfrentar a sus enemigos en las calles de la ciudad, en el mar, bajo el mar o en el espacio exterior. También presenta un reparto de héroes y villanos nuevos, que interactúan con un grupo diverso de minifiguras LEGO existentes extraídas de años de historia y cultura popular.

Durante los tres años de desarrollo y producción, los directores a menudo se apoyaron en su colección privada para inspirarse. “Nuestras oficinas estaban llenas de bloques LEGO y siempre estábamos probando maneras tontas de armarlos o usarlos para ilustrar un punto de la trama. De hecho ahora tengo puestos pantalones de LEGO”; afirma Miller, lo que lleva a Lord a agregar: “Armé la silla de mi escritorio con bloques LEGO. Y estos zapatos. No son los zapatos más cómodos, pero te acostumbras. El truco es que los tienes que amoldar”.

Fieles seguidores y originales, ambos aportaron reverencia e irreverencia a “LA GRAN AVENTURA LEGO.”

Dice Miller: “Lo que siempre tratamos de hacer con las películas es crear algo que nos haría reír y haría reír a nuestros amigos. Nunca queremos hacer algo que les hable a los niños con condescendencia”.

“Obviamente, los niños y sus padres la entenderán”, dice Lord, “pero queríamos unir las generaciones y recordar que hay una comunidad de seguidores adultos de LEGO que arman las creaciones más complejas e increíbles que a lo mejor un niño nunca podría imaginarse. Mis películas favoritas son aquellas a las que puedo llevar a mi abuelita, o a mis padres y a mi novia, o a mis sobrinos, y saber que las disfrutaremos juntos. Es la mayor diversión que puedes tener en un cine, cuando la gente de todas las edades se ríe junta”.

 

WYLDSTYLE

Tengo novio, así que no te hagas ninguna idea.

 

EMMET

Nunca tengo ideas.

            Emmet nunca tuvo un manual de instrucciones que no le gustara. Sean cuales sean las reglas, las sigue con gusto; sea cual sea la canción que se escuche en la radio, él la canta, sea lo que sea que los demás almuercen o vean en televisión, a él no le molesta. Incluso, consulta un libro para recordarle ducharse y ponerse los pantalones (en ese orden) todas las mañanas antes de unirse a los ciudadanos de Bricksburg en su ordenado viaje al trabajo.

“Queríamos alguien que tuviera un lado cómico increíble como protagonista, pero también alguien que pudiera ser tierno y terrible, que encarnara este espíritu de ‘tipo común’.  Chris Pratt fue nuestra primera elección de inmediato”, explica Lord.

Todos los días en el equipo de construcción, Emmet destroza edificios considerados “raros” y lo reemplaza con los que son exactamente iguales a los otros, por órdenes de President Business. Pratt dice: “La ciudad de Bricksburg es una extensión enorme donde todo se ve igual y son todas casas modulares prefabricadas, y toda área que tiene estilo se destruye. Así que se está construyendo como un modelo homogéneo, utópico, aunque rápidamente sientes que hay una oscuridad oculta aquí; algo controla a la gente de Bricksburg”.

Pero la vida como él la conoce está a punto de cambiar cuando Emmet accidentalmente se desvía del camino en el sitio de construcción, cae de cabeza a un pozo recién excavado y conoce a la intrusa Wyldstyle: la mujer más hermosa y emocionante que ha conocido. Desde su capucha negra pintada con grafitis a las mechas turquesas y rosas en su cabello, hasta su actitud que toma el control, claramente esta mujer no tiene nada de común.

Elizabeth Banks afirma: “Me encantó ser una heroína de acción. Wyldstyle intenta hacer honor a su nombre. Tiene un aspecto rebelde, que es algo con lo que creo que la mayoría de los niños puede relacionarse, y desafía los límites un poco para establecer su manera de hacer las cosas con su vida y con su aspecto. Lo que me encantó del personaje es que es inteligente y es fuerte. Tiene poderes increíbles y mucho atrevimiento, y no es una damisela en apuros. Llegó para salvar el día”.

Mientras grababa su diálogo: “Rara vez usaba zapatos”, revela Banks. “Generalmente estaba descalza porque me gusta saltar y moverme. No puedes hacer ruido sobre la voz, así que tengo que quitarme los zapatos, especialmente en una película de acción. Hay muchos golpes y saltos y carreras, e hice todo eso detrás del micrófono”.

Wyldstyle es una Master Builder, la primera que ha conocido Emmet. “En la historia, hay individuos legendarios llamados Master Builders, que son muy creativos y pueden tomar una pila de bloques, o lo que haya disponible, tal vez una señal de alto y un basurero, desarmarlos y volverlos a construir. Pueden convertir cualquier cosa en cualquier otra cosa”, explica Miller.

“Nuestra idea era que todos los personajes extraordinarios de la historia y la literatura fueran Master Builders, así que personas como Shakespeare y Abraham Lincoln, Wonder WomanTM y Robin Hood estarían juntos en ese panteón de héroes, compartiendo sus habilidades extraordinarias”, agrega Lord.

Pero los Master Builders, anteriormente venerados, han sido obligados a ocultarse porque President Business, alias Lord Business, aborrece su espontaneidad e innovación. Lo que es peor, no está satisfecho con forzarlos a ocultarse. Quiere eliminarlos al igual que a su influencia completamente con una horrible súper arma secreta llamada Kragle, y Wyldstyle es parte de la rebelión que trata de detenerlo antes de que sea demasiado tarde.

Cuando Wyldstyle se encuentra con Emmet en el sitio de construcción, está buscando la única cosa que puede frustrar el terrible plan de Lord Business, según la profecía: La Pieza de la Resistencia (The Piece of Resistance). Cuando esa pieza vital aparece inexplicablemente fusionada en la espalda de Emmet, le guste o no, el tipo cuya única ambición en la vida es encajar, de repente se convierte en El Especial, la persona más importante del universo. Y la más buscada. Antes de que sepa qué está pasando, Emmet corre a toda velocidad a través de la ciudad en la motocicleta armada personalmente por Wyldstyle (que sigue modificando a lo largo del camino) perseguidos por los robots asesinos de Lord Business.

Will Ferrell llama a su personaje “un verdadero maniático controlador”. Lord Business maneja todo y no quiere ninguna expresión creativa ni que nadie construya nada que no esté en el instructivo. Construyó todo el universo de la manera en que lo quiere, perfecto, y lo vuelve loco que la gente se atreva a cambiar las cosas”.

“Él mismo es un Master Builder frustrado, y generalmente no es una muy buena persona, que se convierte en súper villano y quiere pegar todo el universo con pegamento para que siempre sea exactamente como él lo diseñó”, explica Miller.

Lord Business también es notablemente alto para una minifigura LEGO, observa Ferrell. “En su personalidad pública como President Business tiene un aspecto más agradable, muy corporativo, un traje de tres piezas y una corbata y ni un cabello fuera de lugar. Sin embargo, cuando revela su verdadero yo, el maníaco Lord Business, usa una capa imponente y botas de 6 metros (o el equivalente a 6 metros en términos LEGO) para parecer más malvado y aterrador”.

El secuaz principal de Lord Business es el alternadamente intimidante y alocado Bad Cop/Good Cop, una minifigura de cabeza giratoria con personalidad múltiple, cada una de las cuales es interpretada por Liam Neeson.

“Lo que es tan fresco sobre Bad Cop/Good Cop es que literalmente vemos ambos lados de él”, explica Dan Lin. “Es Bad Cop cuando ejecutan las órdenes de Lord Business, y es el tipo duro y directo que solemos ver en las películas. Luego tiene también este lado de Good Cop, así que tiene una lucha interna. Un lado de su rostro tiene las gafas de sol espejadas y los dientes apretados y es muy serio, y el lado opuesto es mucho más suave, con una sonrisa, y Liam le da a cada personalidad su propia identidad”.

“Cuando vi parte de la animación, y teniendo en cuenta la historia de la policía de Nueva York, pensé que debía ser irlandés, y específicamente del norte de Irlanda”, dice Neeson, que le dio a Bad Cop ese acento particular, mientras que le dio una inflexión marcadamente distinta a su otra mitad. “Good Cop también es irlandés, pero es un poco más animado”.

Neeson también da voz al padre de Bad Cop/Good Cop, Pa Cop.

El actor encuentra ecos de leyenda Artúrica en el viaje de Emmet, diciendo: “La base de todas esas historias era la cruzada, ir tras lo imposible y tratar de ganarlo y, en el proceso, mejorar el mundo, y esa es ciertamente la base de ‘LA GRAN AVENTURA LEGO’”. Además de eso, lo que más lo sorprendió fue su humor. “Las ocurrencias que estos personajes se lanzan son extraordinarias, este diálogo alocado, brillante y chiflado”.

Neeson y Ferrell ensayaron algunas de sus interacciones e improvisaron juntos, vía auriculares, mientras Neeson estaba en un estudio de grabación en Nueva York y Ferrell estaba en Los Ángeles. “La actuación medida y en su mayoría seria de Liam como Bad Cop yuxtapuesta con el enfoque cómico impresionante de Will sobre Lord Business es graciosísima”, opina Lin.

En el caso de Morgan Freeman, es su famosa voz rica y autoritaria la que hace la caracterización del mago supuestamente sabio Vitruvius tan cómica. Ya sea en sus papeles dramáticos o narraciones de documentales, la infalible entrega de Freeman le presta un aire de verdad y sustancia a lo que esté diciendo. Sin embargo, el público comprenderá rápidamente que no todo lo que dice Vitruvius es confiable; ni tiene mucho sentido.

Un antiguo mago hippie en sandalias y camiseta teñida apenas visible debajo de su voluminosa barba blanca, “Vitruvius habla muy bien pero es un poco confuso con los detalles: como la profecía y cómo, exactamente, van a detener a Lord Business”, admite Miller. “Es casi como si lo estuviera inventando en el momento”.

Los admiradores de siempre del trabajo de Freeman se verán sorprendidos de que esta sea la primera vez que aplica su voz resonante a una película animada.

Una vez en posesión de la Pieza de la Resistencia (The Piece of Resistance), Emmet, Wyldstyle y Vitruvius deben encontrar la forma de usarla, pero su llamado de ayuda a los Master Builders fracasa cuando esos individuos consumados se ven sobrecogidos por la falta de experiencia de Emmet; sin mencionar ideas, habilidades, confianza y cualquier cosa que se parezca a un plan.

Afortunadamente, el trío aún tiene algunos amigos en los que puede confiar: el novio enigmático de Wyldstyle, Batman, con la voz de Will Arnett; la tierna pero algo cerrada Unikitty, con la voz de Alison Brie; un pirata notablemente ingenioso llamado Metal Beard, con la voz de Nick Offerman; y un descabellado astronauta llamado Benny, con la voz de Charlie Day.

Siempre intrépido, siempre oscuro, y siempre con voz grave, Batman demuestra la clase de espíritu de equipo que tiene, cediéndole el papel de héroe principal a Emmet aunque Emmet casi le está robando la novia. Pero está bien, dice Arnett, porque: “como novio, LEGO Batman no es el mejor. Está un poco ensimismado y probablemente no es tan sensible como debería serlo. Pero oye, es Batman y se ocupa de muchas cosas”.

Compartir sus sesiones de grabación les permitió a Pratt, Banks y Arnett armonizar sus papeles de una manera que rara vez se logra en las películas animadas. “Pudimos desarrollar un ritmo sobre cómo trabajaban estos personajes entre ellos y cómo se complementan y fue algo genial que, creo, rinde dividendos en la pantalla”, agrega Arnett.

El primer destino del grupo es Cloud Cuckoo Land, un nuevo entorno creado para la película y descrito como un reino sin reglas, sin gobierno, sin hora de ir a dormir, sin caras enojadas y sin negatividad. Es presidido por Unikitty, una especie de gatita esponjosa que es cruza con unicornio y bañada en azúcar. Al menos por fuera…

“Cloud Cuckoo Land es un maravilloso campo de juegos donde todo es divertido y liviano, y Unikitty es toda gomas de mascar, algodones de azúcar y felicidad. Pero no la hagas enojar”, advierte Brie. “Tiene un carácter fuerte. Nunca sabes cuándo va a explotar”.

“Fue divertido interpretar a Unikitty porque sus cambios de humor son muy extremos”, continúa. “Tiene algunos problemas de manejo de la ira. Cuando se enoja, trata de decir cosas agradables, solo que de mala manera, lo cual es un buen ejemplo de la clase de humor adulto que hay en la película. Los niños la pasarán bien y los adultos entenderán estas bromas que los niños entenderán luego”.

Ese no es tanto el caso con Metal Beard, que en sí mismo es una broma visual andante. “Es un pirata loco que perdió el cuerpo en una batalla con Lord Business e ingeniosamente, aunque irregularmente, reemplazó todas sus partes con una variedad de herramientas y objetos que lo hacen parecer una navaja suiza, con una cabecita en la parte superior”, dice Miller.

“Un brazo es un tiburón y el otro una especie de cañón”, explica Offerman, “lo cual lo hace especialmente salado, malhumorado y en busca de venganza”.

Para la voz de Metal Beard, el actor dice: “Tomé el espíritu de las ilustraciones y las secuencias animadas que me habían mostrado y traté de capturar ese aspecto, con una noción de simpatía, más una combinación de todos los dibujos animados que me encantaron en mi vida, todo mezclado en un gulash sabroso que se convirtió en Metal Beard. Cambias muchos pronombres, como: ‘pasadme aquella botella de ron’. Por alguna razón hacer que los pronombres sean arcaicos los hace sonar más marítimos y, por supuesto, hay que decir el ocasional ‘Arrrgh’”.

El miembro final del grupo es Benny, el astronauta. Junto a Batman, el astronauta es una de las dos minifiguras LEGO existentes en papeles principales, mientras que las minifiguras de Emmet, Wyldstyle, Vitruvius, Lord Business y Bad Cop/Good Cop fueron diseñadas para la película, al igual que los dos personajes armados con bloques, Metal Beard y Unikitty. Un viajero espacial de principios de los 80, Benny fue una parte amada de las infancias de Phil Lord y Chris Miller y no había manera de que fueran a excluirlo de la diversión.

Benny usa un casco con la mentonera rota, lo que sugiere que la falta de oxígeno podría haber contribuido a su estado mental actual. Afirma el supervisor de animación por computadora de Animal Logic, Damien Gray: “Trabajamos mucho en envejecerlo, darle marcas de dientes, rayones y polvo pues existe desde hace más de 30 años. Todo es parte de su carácter. Está un poco desbaratado y desubicado, desplazado en tiempo y espacio”.

Sin embargo, sigue siendo útil. Lin dice: “Benny agrega un nuevo sabor al grupo y eleva la energía, y pocas personas pueden aportar energía como Charlie Day.  Benny entra en la historia una vez que el resto del equipo está formado. No está seguro de cómo puede ayudar pero es entusiasta, aunque su comprensión de la tecnología es muy anticuada y esto lo frustra constantemente”.

 

SE REQUIERE ENSAMBLAJE

 

 

“Todo es increíble. Todo es genial

cuando eres parte de un equipo”.

            En el trabajo en “LA GRAN AVENTURA LEGO” ejemplificó el espíritu de la canción principal locamente pegajosa y divertida de la película, que proclama: “Todo es genial cuando eres parte de un equipo”.

La producción se realizó más o menos simultáneamente en tres lugares: el centro de Los Ángeles, donde se desarrollaron los conceptos, la historia, los personajes y el diseño y donde los directores Lord y Miller pasaron gran parte del tiempo; la producción física, en el estudio de animación Animal Logic en Australia, donde el editor y codirector de animación Chris McKay se mudó para trabajar con un equipo interno de 250 personas para ejecutar esas ideas; y oficina central de LEGO en Dinamarca, donde los diseñadores principales bajo la dirección del vicepresidente de Diseño Matthew Ashton (también productor ejecutivo de la película) ofrecieron su experiencia para ayudar a moldear algunos de los personajes únicos y la utilería que idearon los cineastas.

El proceso fue más cíclico que lineal, con las ideas y el arte moviéndose en un flujo continuo. Los cineastas viajaban a Dinamarca o Australia, y los artesanos clave de Animal Logic y LEGO Group viajaron a Los Ángeles. Sin embargo, principalmente se basaron en conferencias de video diarias y software cineSync, lo que le permitió revisar y editar juntos en tiempo real.

Fue importante que todo en la pantalla no estuviera ensamblado con bloques virtuales enderezados individualmente sino que se pudiera armar teóricamente con bloques reales, así que la integridad estructural de algunas de las piezas del set más complejas se probó en la oficina central de LEGO. Los dibujos, las ideas y las descripciones pasaban de la oficina de producción de Los Ángeles a la operación de LEGO Dinamarca, donde a veces se armaba y fotografiaba un modelo para que lo revisaran los directores. Luego se hacían ajustes en ambos lugares, a menudo repeticiones múltiples, antes de que se entregara el diseño final a los animadores para crear un modelo en computadora, que luego desataba otra ronda de ajustes.

“The LEGO Corporation fue muy práctica”, dice Roy Lee. “Les mostramos lo que queríamos hacer y dieron muchas ideas geniales sobre cómo hacerlo funcionar o que funcionara mejor”.

“Decíamos: ‘Necesitamos una nave espacial, o necesitamos un barco pirata que se convierta en submarino’, y nos daban algo increíble que no sólo se veía genial sino que tenía humor”, explica Dan Lin. “Compartíamos esos modelos con los animadores y pensábamos cómo llevar esos diseños a la película”.

En otros casos, los animadores originaban sus propios modelos utilizando la enorme biblioteca de bloques que ya habían armado.

Al revisar inicialmente el guión con los cineastas, Matthew Ashton dice: “Hubo mucho trabajo que podía hacer el equipo de animación sin nuestro apoyo, pero hubo ciertas cosas clave en las cuales pensamos que podíamos ofrecer ayuda. Tengo un equipo de 60 diseñadores, todos con distintas especializaciones. Algunos son muy buenos en los modelos clásicos; algunos son buenos en las cosas espaciales futuristas; y otros son excelentes en funcionalidad, trampillas, cómo salen las armas de un vehículo y esa clase de cosas. Tomamos el material de referencia y lo ejecutamos de una manera que tenía sentido desde el ángulo del armado y que también se vería bien en la pantalla. Lo más importante para nosotros era la historia y trabajar con los cineastas para asegurarnos de que cuando sus ideas pasaran a lo material para la pantalla se viera súper impresionante”.

“En verdad ha sido una sociedad con nuestros diseñadores de la película y los diseñadores LEGO”, coincide Lin, “porque conocen las capacidades y los límites de los bloques mejor que nadie pero, al mismo tiempo, nuestro equipo pensaba las cosas de manera cinematográfica, y le dieron una perspectiva distinta a cómo utilizar un bloque LEGO. Así que artistas de ambos lados trabajaban juntos”.

“Nuestras filosofías centrales están alineadas con lo que tratan de promocionar, en cuanto a imaginación, calidad y diversión, y nos dejaron hacer la película que queríamos hacer”, explica Miller del grupo LEGO. “Todos teníamos el mismo objetivo: hacer esta película lo mejor posible. Nos han apoyado mucho”.

El aporte de los jugueteros fue especialmente invaluable para las secuencias de acción que requerían desarmar utilerías y estructuras existentes y volver a armar sus partes en objetos nuevos, como por ejemplo un edificio que pasaba a ser un camión, un camión que pasaba a ser un avión. El supervisor de animación por computadora Aidan Sarsfield de Animal Logic explica: “En la historia, una gran parte del arsenal de los Master Builders es que pueden armar algo de la nada. Los elementos de un callejón se pueden convertir en un auto de escape, y eso presentaba ciertos desafíos interesantes para la gente de ingeniería y los diseñadores que armaban los sets, las piezas individuales y la utilería. Debían pensar cómo armar un auto con piezas que también podían usarse para formar un callejón”.

“Produjeron casi 24 modelos distintos basándose en nuestra idea de una escena donde cafeterías, autos, camiones de basura y camiones de helado en una calle de la ciudad se convierten en increíbles máquinas voladoras que se pueden utilizar en una pelea de perros”, ofrece como ejemplo Lord. “Era una idea tanto concentrada como abierta, y los diseñadores LEGO nos dieron cosas fantásticas”.

“Un trabajo así requiere la inteligencia de muchas personas distintas”, dice finalmente, “y refleja de qué trata la película, al fomentar la clase de ambiente donde puede florecer la creatividad”.

 

 

 

 

Bloque a bloque

 

            Como la imaginaron Lord y Miller, “LA GRAN AVENTURA LEGO” tendría que verse y parecer  como una película de acción, y eso orientó toda decisión creativa, desde las primeras etapas.

El diseñador de producción Grant Freckelton declara: “Se hicieron decenas y decenas de bosquejos antes de que cualquier persona hubiera unido dos bloques. Cada película animada se debe armar desde cero pero ésta se tuvo que crear desde cero con piezas LEGO, así que tuvimos que traducir todas nuestras ideas a esa forma”.

Freckelton y su equipo descargaron el software gratuito y disponible públicamente llamado LEGO® Digital Designer. “Pudimos empezar a diseñar y armar desde nuestros dibujos, utilizando bloques LEGO virtuales”, dice. “Además, nos dieron una pared de partes, con cada parte individual disponible y número de parte, así que, al construir, podíamos remitirnos a las piezas individuales, tomar fotos, darnos una idea de la forma y de todos los detalles finos. Hubo mucha macro fotografía de bloques reales, porque lo que buscaban Chris y Phil era un realismo fotográfico absoluto y la sensación de estar realmente dentro de un juego LEGO”.

Se hicieron bloques, modelados individualmente, para mostrar señales sutiles de desgaste, como si hubieran sido utilizados en el transcurso normal de juego, en vez de ser idénticos y recién sacados de la caja, y luego se presentaron en una manera tal de asegurar que esas gradientes fueran visibles en la pantalla. El supervisor del departamento de Iluminación Craig Welsh, de Animal Logic, trabajó muy de cerca con Freckelton para lograr este efecto. “Hicimos mucha referencia fotográfica en distintas condiciones de iluminación, con distintas construcciones, para desarrollar los sombreados, las superficies y las texturas”, dice. “El sombreado predeterminado era bastante insulso y sabíamos que debíamos trabajar en pequeñas incongruencias como rayones y marcas en el plástico en nuestro trabajo de superficie para que la luz reaccionara de maneras realistas, como lo haría si sostuvieras un bloque LEGO muy de cerca. Luego preparamos las luces para los sets, la utilería y los personajes para que pareciera que estuvieran dentro de un set en miniatura e iluminados con luces reales.

“Si quieres realismo fotográfico a menudo no es una sensación de lo que percibes sino de lo que no verías si no estuviera ahí”, agrega Welsh. “Es un error que puede sacar a alguien de la sensación de que está viendo algo real, por eso pusimos tanto esfuerzo y atención en ello”.

Eso ocurrió en cada aspecto del proyecto. Dice Dan Lin: “Cada detalle tenía que ser correcto y exactamente como fue imaginado. Chris y Phil se preocuparon mucho por el panorama general y las minucias. Su enfoque inspiró al resto del equipo a hacer lo mismo. Incluso para una escena tan engañosamente simple como la apertura en el departamento de Emmet, pasamos horas y horas discutiéndola, yendo y viniendo con distintas repeticiones”,

“LA GRAN AVENTURA LEGO” contiene 3,863,484 bloques LEGO únicos. Algunos se vuelven a utilizar y se reconfiguran en múltiples escenas, armando sets, personajes y utilería, lo que da un total de 15,080,330 bloques; la cantidad que una persona necesitaría si quisiera recrear toda la película a mano.

La película también presenta 183 minifiguras únicas, muchas de las cuales son particularmente especiales para los directores. En una visita previa a LEGOLAND® Billund en Dinamarca, Phil Lord vio una cantidad de minifiguras nuevas y volvió a encontrarse alegremente con algunas de sus favoritas de la infancia, que quiso incluir. Recuerda: “Si algo era nuevo para mí, un clásico que había olvidado, tomaba fotos y se las enviaba a Chris, y decía: ‘¿Hay alguna manera de que podamos incluirlo en la película, quizás hacer que este tipo camine por el fondo?’ Las piezas con tema espacial de fines de los 70 y principios de los 80 son una parte importante de la película porque crecimos con ellas, muchos seguidores adultos de LEGO tienen una gran nostalgia por esa época”.

El cinematógrafo y supervisor de diseño de Animal Logic, Pablo Plaisted, definió adicionalmente el sentido de acción en vivo que los cineastas querían darle a la animación adoptando los desafíos únicos de filmar en un mundo LEGO. El más importante de ellos, dice: “Fue encontrar un lenguaje visual que el público reconociera instantáneamente como animación cuadro por cuadro y al mismo tiempo nos diera la libertad de adoptar lo genial de los gráficos por computadora. Necesitamos que el público creyera que está viendo algo real y diminuto y al mismo tiempo hacer que esa cosa diminuta pareciera grande y cinematográfica. No sólo eso, las proporciones únicas de los personajes significaban repensar incluso suposiciones básicas sobre los cuadros. El resultado final es un aspecto muy único y emocionante”.

 

 

 

 

 

 

WYLDSTYLE

“Tienes la habilidad de ser El Especial

porque creo en ti”.

 

Al público le puede asombrar cuánto llega a preocuparse por el destino de pequeños personajes de plástico amarillo con caras pintadas, lo cual Phil Lord y Christopher Miller atribuyen a los animadores de Animal Logic y a la dedicación de Chris McKay. “Es increíble ver cuánta humanidad Chris y su equipo pudieron darles a estos personajes, junto a las interpretaciones de los actores, basándose solo en nuestras ideas y algunos dibujos”, afirma Lord.

McKay desempeñó roles dobles para la película, primero como editor mientras se desarrollaban la historia y los storyboards y luego mudándose a Australia para supervisar la animación. Más conocido por su trabajo en la aclamada serie de Cartoon Network “Robot Chicken”, su historial en animación cuadro por cuadro/animación con plastilina demostraron ser un valor agregado para “LA GRAN AVENTURA LEGO,” que, si bien no se filmó cuadro por cuadro, debía tener un ritmo similar.

La intención, dice McKay, no era hacer que las acciones de las minifiguras fueran fluidas, sino trabajar con ellas como son en realidad. “Sólo hay una cantidad de movimientos que pueden hacer técnicamente, doblarse y girar, así que tuvimos que pensarlo muy bien. A veces los hacemos caminar o saltar, y otras veces parece que una mano levantó al personaje y lo impulsó hacia delante”.

Todo se reduce a los detalles, explica el coproductor del departamento de historia Igor Khait. “Si tratas de crear una ilusión de vida utilizando pedacitos de plástico, debes prestar una atención tremenda a los detalles. No hay toma simple. Incluso una toma en la que Emmet se mueve en su habitación y saca un libro del estante puede necesitar muchas revisiones y ediciones para hacerla creíble. Significa mucho movimiento matizado”.

Para mantener la integridad de la minifigura LEGO, los rasgos de los personajes debían permanecer planos, como adhesivos en 2D. Como explica el supervisor del departamento de Animación de Animal Logic, Alfie Olivier: “Es un rostro en 2D en un personaje 3D”. Fue un proceso meticuloso el producir un catálogo de ojos, bocas y cejas que luego se proyectaban a los personajes para ayudar a hacer a Emmet encantador, a Wyldstyle intrigante, amenazador a Bad Cop, y a Lord Business simplemente loco.

“Chris McKay es fenomenal”, continúa  Olivier.  “No creo haber trabajado con un director de animación que fuera tan expresivo con cada pequeña emoción como si él fuera el personaje. No cabía duda alguna de lo que debíamos hacer”.

McKay alentó a los animadores a imaginar lo que experimentaban sus creaciones y cómo se podía trasmitir no solo en sus expresiones sino en su lenguaje corporal. “Se trataba de comportamiento auténtico”, dice. “Quería que todo se sintiera lo más real posible y eso significaba comprender qué pensaban y sentían estos personajes.  ¿Cuán compasivos e identificables podemos hacerlos?”

Había una variedad de maneras en que Phil Lord y Christopher Miller podrían haber enfocado una película LEGO, siendo una de ellas la animación tradicional, pero eso no habría honrado la experiencia LEGO para ellos, o su encanto intrínseco. Desde el origen del proyecto, la única manera en la que imaginaron una aventura de acción LEGO para la pantalla grande fue la manera en la que finalmente se concibió y produjo “LA GRAN AVENTURA LEGO”: invitar al público a un universo LEGO fantástico y familiar, con la promesa de que cualquier persona podría hacer lo mismo.

Dice Lord: “La gente habla mucho de que vivimos en una época en la que mucha creatividad se otorga a terceras personas. Pero los bloques LEGO llevan la creatividad a la casa de todos, y eso es lo que nos atrajo como cineastas; hacer una película que no sólo sea entretenida sino que celebre la innovación y la imaginación y quizás inspire a otras personas a hacer obras originales. Así que fue un buen maridaje de una idea con nuestro objetivo de hacer que la gente sea más creativa. Ese es nuestro malvado plan maestro”, bromea.

“No lo consideramos una marca sino un medio, como la plastilina”, dice Miller, que, al igual que Lord e incontables personas en el mundo, tiene recuerdos invaluables de tardes perdidas sumergidos en otros mundos de su propia creación. “Es como la plastilina para contar historias, vuelcas esos bloques y tratas de armar un castillo o una estación espacial, o lo que quieras. Y cualquiera puede hacerlo. Las posibilidades son infinitas”.

Tags