SmartphoneHospitality3Pivet

*Rodrigo Pistori Pivetti, Communications Sales Developer da Alcatel-Lucent Enterprise Brasil.
El sector hotelero a nivel mundial y en particular en de Brasil pasa por un momento decisivo. Estimulado por eventos internacionales como la Copa del Mundo de FIFA, en 2014, y la Olimpíada de 2016, en Rio de Janeiro, los hoteles se enfrentan con un nuevo perfil de huéspedes. Así como un nuevo consumidor, que llega a una tienda física solo para ver un producto de cerca, pues ya lo conoce en detalle por las informaciones en la web, los huéspedes actuales son mucho más exigentes en relación a los servicios e instalaciones de los hoteles. Imposible, entonces, negar la necesidad de renovación del parque hotelero instalado en el país, principalmente de su infraestructura tecnológica.

Ya sea de paseo o de negocios, ya no podemos pensar en hospedarnos donde no exista disponibilidad de acceso a internet. ¿“Cual es la clave de Wi-Fi?” es la pregunta frecuente de los huéspedes. En la media, cada huésped carga consigo un mínimo de dos dispositivos. Por ejemplo, un celular y una computadora o tableta. ¿Imagine la demanda de acceso a internet y contenido generado por una “familia estándar” de cuatro personas en una viaje? Por lo tanto, la tecnología pasó a ser un artículo determinante en la decisión de escoger un hospedaje. El nivel de satisfacción define el retorno al hotel y la recomendación para los amigos.

Los “huéspedes de hoy” son grandes consumidores de tecnología. Por lo tanto solo 87% estarían dispuestos a pagar por el servicio de acceso, según una investigación realizada por la Hosteltur. Por tanto, además de la preocupación con acomodaciones modernas y confortables, el sector hotelero está trabajando para reinventar su TI (tecnología de información) y proveer un servicio de calidad sin reparar en el costo de la infraestructura al cliente. Mientras tanto, esta dificultad puede tornarse como una oportunidad para ofrecer nuevos servicios, generar ingresos de las economías.

Con tal expectativa de los clientes, la prestación de servicios basados en dispositivos móviles es una de las prioridades. En este aspecto, los CIOs del sector están buscando tecnologías que permitan optimizar su infraestructura como, por ejemplo, utilizar tecnología IP para unir los servicios de telefonía e internet en una única red; adquirir activos de redes inalámbricas más robustas, que permitan mayor cobertura y calidad de servicio; y ya invierten en el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles que proporcionen servicios de comodidad del hotel, softphone, check-in etc.

Además de la tecnología, el sector ha buscado modelos de negocio adaptables al contexto de ocupación y temporalidad, que son realidad del sector. En ese aspecto, soluciones basadas en Cloud (computación en la nube) ha sido una opción interesante, pues permiten su pago por uso.

De acuerdo con la séptima edición del Panorama de la Hotelería Brasileña – publicación anual da HVS/ HotelInvest que analiza el desempeño del sector hotelero en las principales capitales brasileñas –, igual frente a un escenario económico desfavorable, los planes de inversión permanecen. Hubo una ligera caída en la ocupación de hoteles en 2015 – en relación a 2014 – pero hay expectativas de mantener los índices de oferta, demanda y ocupación.

Según previsiones del Fórum de Operadores Hoteleros de Brasil, el sector planea invertir R$ 12.8 billones (unos US$3.3 billones) hasta 2020. Ciertamente la infraestructura para proveer recursos tecnológicos tendrá una participación significativa en ese total. Hoteles y sus proveedores de tecnología están atentos a los conceptos como “aplicaciones de e-concierge”. O sea, uso de smartphones y tabletas para acceso a servicios. Muchas franquicias ya trabajan en la adopción de aplicaciones personalizadas apuntando a tal diferenciación. Ya existen soluciones que ofrecen servicios como softphone (extensión de la habitación en el smartphone), servicios de conveniencia como menú, carta de vinos, integración con automatización para abrir y cerrar cortinas, TV, iluminación, despertador y otros artículos disponibles en el cuarto.

Para evitarse frustraciones y preservar inversiones anteriores en tecnología, es primordial que el personal de TI opte por sistemas abiertos y soluciones de operación simplificada. La opción verdadera de soluciones de infraestructura con diseño innovador puede representar reducción de 60% del costo de instalación – lo que, en tiempos de crisis, es un ahorro considerable.