la-noche-mas-oscura-poster-final

ZERO DARK THIRTY
Sobre la producción

La cacería por Osama bin Laden preocupó al mundo y a dos administraciones presidenciales en Estados Unidos por más de una década. Pero al final, fue necesario sólo un pequeño y dedicado equipo de operativos de la CIA para localizarlo. Cada aspecto de su misión estuvo envuelto en la clandestinidad. Aunque algunos de los detalles se han hecho públicos desde entonces, muchas de las partes más significativas de esta operación de inteligencia- incluyendo el papel central del equipo- son llevadas a la pantalla por primera vez en una nueva y emocionante película del dúo creativo ganador del Oscar, Kathryn Bigelow y Mark Boal.

Trailer

Su relato de la persecución y captura de Bin Laden, vívido y fiel a los hechos, lleva al espectador dentro de los núcleos de poder y las primeras filas de esta histórica misión, culminando en el asalto de las operaciones especiales a un misterioso complejo del Pakistán suburbano.

Pero es la secuencia al ataque lo que realmente distingue a Zero Dark Thrity de cualquier otro relato. La búsqueda de Bin Laden estuvo colmada de peligros desde el inicio, y no todos los operativos  estadounidenses sobrevivieron. Algunos expertos en inteligencia llegaron a pensar que la misión era imposible de llevar a cabo, pero en el campo, un determinado equipo de analistas e interrogadores desafiaron las probabilidades y les demostraron que estaban equivocados. Por primera vez, su lucha por encontrar a Osama Bin Laden es contada en pantalla con electrizante detalle.

El principal desafío en cuanto a la creatividad personal al cual se enfrentaron Bigelow y Boal en Zero Dark Thirty era cómo contar esta historia multifacética en un marco temporal muy comprimido de película. La película engloba eventos arrasadores que se remontan hasta hace casi una década, viajando a través de múltiples países e involucrando a un elenco de cientos elegidos con precisión junto con un fiel equipo cuyo objetivo fue capturar la realidad en el campo de esta misión de la manera más leal y visceral posible. Para lograrlo, no se anduvieron con miramientos al documentar las líneas morales- incluyendo la tortura- a las que se enfrentaron. La intención era crear un trabajo cinematográfico con el impacto y la emoción humana de una novela histórica.

Zero Dark Thirty (el título es jerga militar para la obscuridad de la noche, así como el momento- 12.30 a.m.- cuando los SEAL de la Marina pisaron por primera vez el complejo) marca la producción más ambiciosa de Kathryn Bigelow hasta ahora. Desplegando un arsenal completo de arte fílmico, desde las actuaciones realistas de un conjunto que incluye a Jessica Chastain, Jason Clarke, Joel Edgerton, Jennifer Ehle, Mark Strong, Kyle Chandler y Edgar Ramirez, la innovadora cinematografía en condiciones extremas de luz-baja, hasta la dirección meticulosamente multifacética, cada aspecto de la producción se convirtió en un área de prueba para Bigelow donde podía lograr que la historia cobrara vida en pantalla.

Para el guionista y productor Mark Boal, un entrenado periodista y dramaturgo galardonado, investigar y reportar la historia para que fuera contada de manera adecuada y completa presentó interminables desafíos. Hizo un compromiso con sus fuentes de que escribiría no solamente sobre sus luchas personales, sino también los detalles y las ramificaciones de esta histórica operación, y al mismo tiempo protegería las identidades de aquellos entrevistados. A través de diálogo y escenas inspiradas en extensas entrevistas, Boal creó personajes que capturaron la esencia de las personas reales que estuvieron involucradas en la operación así como otros miembros de las comunidades militares y de inteligencia secreta.

Al final del día, los cineastas eligieron contar la historia a través de los ojos de una persona que tuvo una gran participación en la cacería: Maya, una joven oficial de la CIA cuyo trabajo era encontrar terroristas. En una actuación multifacética de parte de Chastain, el personaje de Maya, que está basado en una persona real, se transformó en el vehículo de Boal para dramatizar el papel de este individuo en un panorama más amplio. De cierta manera, el retrato de su desarrollo, de la inocencia al horror y a la determinación, hacen eco de la evolución de una nación luchando por sobrellevar los despiadados cálculos del terrorismo.

A distinción de la colaboración previa entre Bigelow y Boal, The Hurt Locker, en la que los personajes ficticios se enfrentaban al mundo real y terrorífico en Iraq, Zero Dark Thirty es distintiva y singular en este aspecto. Es una amalgama de cine de acción, reporte de investigación y drama, sin ser un trabajo de ficción ni un documental sino un emocionante híbrido que sigue de cerca lo que se conoció de esta cacería de inteligencia, mientras que ilumina algunos de los corredores secretos y obscuros de la
guerra al terrorismo. Describe hábilmente la misteriosa valentía humana y las ambigüedades de una situación en la que las reglas morales usuales ya no se aplican.

El relato de cuentos cinematográficos se volvió el medio perfecto para transmitir la narrativa. Para mantener bajo control este territorio de novela, la inspiración de Boeal fue el Nuevo Periodismo de los años 1960, cuando los grandes escritores estadounidenses aprendieron las técnicas de la literatura para la descripción de eventos reales. En este sentido, Zero Dark Thrirty intenta hacer avanzar el género del reportaje literario, ofreciendo a la audiencia una película única: la película relatada.

En su núcleo, Zero Dark Thrirty ofrece una interpretación cinematográfica de uno de los eventos más discutidos pero menos conocidos de los tiempos modernos desde artistas creativos desafiándose a sí mismos para empujar los límites de su oficio. Los eventos son recreados con fidelidad a los hechos, incluyendo la filmación en el mismo Pakistán, sumergiendo al espectador en el centro de la acción. El resultado es una película tan profunda y provocadora como sorprendente y real.

Columbia Pictures presenta una producción de Mark Boal, de First Light, de Annanpurna Pictures, una película de Kathryn Bigelow, Zero Dark Thrirty. Estelarizada por Jessica Chastain, Jason Clarke, Joel Edgerton, Jennifer Ehle, Mark Strong, Kyle Chandler, y Edgar Ramirez .Dirigida por Kathryn Bigelow. Escrita por Mark Boal. Producida por Mark Boal, Kathryn Bigelow, y Megan Ellison. Productores Ejecutivos
son Colin Wilson, Ted Schipper, y Greg Shapiro. Director de Fotografía es Greig Fraser ACS. Diseñador de Producción es Jeremy Hindle. Editada por Dylan Tichenor, A.C.E. y William Goldenberg, A.C.E. Diseñador de Vestuario George L. Little. Música por Alexandre Desplat. Diseño de Sonido por Paul N.J. Ottosson. Casting por Mark Bennett, CSA, Richard Hicks, CSA, y Gail Stevens.

Zero Dark Thirty ha sido clasificada como C por la Asociación Cinematográfica de América por Violencia incluyendo Imágenes Perturbadoras, y por Lenguaje.