wolwerine-inmortal-notas-de-producción

Fecha de estreno Wolwerine Inmortal en México: 25 de Julio 2013

En Wolverine: Inmortal, el personaje más icónico del universo de los X-Men emprende un viaje épico al Japón contemporáneo. Inspirado en el personaje de la afamada historieta de Marvel, Logan (Hugh Jackman), el mutante conocido en todo el mundo como Wolverine, es llevado a un Japón que no ha visto desde la Segunda Guerra Mundial —y al enigmático territorio de los Yakuza y los Samurái.

Al encontrarse de manera repentina en franca huida con una misteriosa y bella heredera, y enfrentado por primera vez ante la posibilidad de morir verdaderamente, Wolverine será llevado a los extremos físico y emocional —más allá de lo que alguna vez ha estado. En un peligroso viaje para redescubrir al héroe que lleva dentro, Logan se verá obligado no sólo a lidiar con enemigos poderosos, tanto mutantes como humanos, sino también con los fantasmas de un pasado perturbado. Mientras Wolverine entrecruza sus garras de adamantio con espadas Samurái y emprende un camino que lo llevará a atravesar un laberinto de amor, traición y honor, llegará a entender realmente el precio de una vida sin fin.

“Esta historia lleva a Wolverine a un mundo que es muy diferente a cualquiera que se haya visto antes en la serie de X-Men”, comenta Hugh Jackman, quien también funge como productor de la película. “Es visualmente diferente y el tono es distinto. Hay muchas batallas en esta historia, pero la más grande de todas es aquella dentro de Logan; entre ser un monstruo y convertirse en ser humano”.

Wolverine vio por primera vez la luz en 1974, cuando el personaje hizo su primera aparición en la última tira de una edición de The Incredible Hulk (Hulk, El Hombre Increíble) —una que presagiaba su unión a la banda de héroes mutantes conocidos como The X-Men. Poco tiempo después, sería reconocido mundialmente por sus garras de adamantio, sus poderes de auto curación y sus primitivas y furiosas rabietas —que ayudarían todas ellas a convertir a Wolverine en una superestrella dentro del mundo de los superhéroes.

En la década de los ‘80, Wolverine alcanzó su debido reconocimiento —en una miniserie de cuatro ejemplares creada por el escritor de “X-Men” Chris Claremont y el legendario artista gráfico Frank Miller (“The Dark Knight”, “Sin City”). En la serie, el personaje hace un viaje por sí solo a Japón, sólo para ser arrastrado a un torbellino de crimen, traición y honor, mientras, además, es obligado a enfrentarse tanto a sus aterradoras fuerzas como a su desconocida vulnerabilidad. Por primera vez, Wolverine, que intenta maniobrar en un mundo que apenas y entiende, encuentra su sentido interior de justicia.

Desde hace mucho tiempo una de las tramas favoritas de los aficionados de Wolverine, la historia también había servido de inspiración para el actor nominado al Oscar® Hugh Jackman, quien ha personificado al personaje en seis exitosas películas de X-Men (y quien actualmente se encuentra frente a cámaras rodando una séptima). Jackman vio en esta parte no contada de la historia del personaje una inusual oportunidad de profundizar aún más en la indestructibilidad de Wolverine, y también para dilucidar sus aspectos más siniestros de una manera fresca.

Ese deseo se incrementó todavía más cuando Jackman hizo mancuerna con James Mangold, quien había convertido previamente la historia de Johnny Cash en un fascinante recuento de amor y rebelión en Walk the Line, y reinventado el clásico western 3:10 to Yuma en un juego del gato y el ratón, que giraba en torno a temas míticos de la amistad, el deber y el destino. Fue la elección perfecta para darle una nueva visión a Wolverine, y para llevar al personaje afuera de las convenciones habituales de las líneas narrativas de los X-Men.

“Jim Mangold sabe cómo hacer una película divertida, que tenga escenas increíbles de acción y, además, brindar los elementos más finos en cuanto a la construcción de personajes y narrativa”, comenta Jackman. “En todas las tomas, me llevó a profundizar más en el personaje, a mostrar más fiereza, más desenfreno y verme más intenso de cualquier manera posible”.

Desde el inicio, Mangold quería romper el molde de la película basada en un cómic. El director explica: “Lo que me interesó acerca de Wolverine fue hacer algo muy diferente con respecto a la película estándar de superhéroes, donde se trata de detener el plan diabólico de un villano. En esta historia, la acción y el suspenso están más cimentados en el personaje, y son entretejidos en un mundo que da lugar a una experiencia completamente distinta, una que no has visto antes”.

Si bien los personajes del pasado de Wolverine son incluidos en la mezcla y hay alusiones a lo que ha experimentado en aventuras previas, la película toma un camino alternativo con respecto a las películas de X-Men.

“Cuando estás haciendo una película acerca de un equipo de personas como los X-Men, no te puedes meter mucho en sus cabezas”, indica Mangold. “Pero esta película es capaz de realmente adentrarse en Logan, en explorar quién es y las raíces de su furia. Es alguien que ha sido utilizado por el Departamento de Defensa, por el gobierno, por enemigos, por villanos, incluso por seres queridos. Y a lo largo del tiempo, y debido a lo mismo, su ira se ha incrementado, sólo para verse multiplicada por esa característica salvaje preexistente. Sin embargo, dentro de esta historia, comienza a percatarse de cómo su furia puede ser capaz de estimularlo y darle poder”.

Eventualmente, Mangold comenzó a ver la historia como un audaz thriller acerca de un hombre con un pasado oscuro, que está en búsqueda de su identidad futura, a diferencia de algo proveniente de un universo fantástico de las tiras cómicas. “Creo que una de las cosas que más sorprenderá a la gente acerca de esta película es cuán real es, de lo mucho que te pierdes completamente en este mundo, en la acción, en el drama y en el romance”, comenta.

A Mangold le llamó la atención especialmente la dudosa encrucijada donde Logan se encuentra al principio de esta historia: ya ha pasado por muchos caminos sombríos, siente que ha perdido o dañado casi todo lo que ha querido, y no está seguro si existe algún camino para encontrar la redención. La única cosa que tiene a su favor es su inmortalidad. Pero incluso eso puede ser más una maldición que una bendición.

“Una cosa que me parece particularmente interesante acerca de Wolverine es su inmortalidad; el hecho de que al contar con el poder de la auto sanación pueda ir viviendo por siempre como un dios, y que debido a ello también experimente la soledad de una deidad. Incluso cuando Logan pierde a aquellos que quiere, sabe que va a seguir viviendo”, señala Mangold. “Ya tiene un siglo de vida, que lo ha llevado a vivir guerras y batallas y muertes de sus seres queridos, y ha llegado a un punto en el que ha sufrido un gran desgaste. Es un tema clásico —el hombre que puede vivir por siempre, pero sufre debido a ello. Logan es un héroe lastimado, y esta historia es en gran medida acerca de cómo él busca reclamar algo que ha perdido en sí mismo”.

Mangold apreció la oportunidad de llevar a Logar directamente al corazón del Japón contemporáneo, que está tan lleno de modernidad elegante y de tecnología de punta como de tradiciones milenarias y códigos de honor secretos. “Esta historia lleva a Logan a un tipo de delirio febril del Japón actual, lleno de Yakuzas, Ninjas, Samuráis, crímenes industriales, misterios y misticismo”, explica el director.

Las locaciones japonesas le permitieron a Mangold y Jackman reinventar a Logan con un semblante fresco: el de un Rōnin. “En el Japón feudal, los samuráis pertenecían a un amo, y un Rōnin es un samurái que ya no tiene un amo a quien servir. Así que, es un tipo de guerrero sin propósito, sin causa”, explica Mangold. “Muchas de las personas que hicieron sentir a Logan parte de una causa, ahora ya no existen. De tal forma, es, en esencia, un hombre perdido, capaz de hacer cualquier cosa sin mandato alguno. Esa es una iconografía que los westerns americanos y las películas de samuráis comparten, y ahora estamos trayendo un personaje de las tiras cómicas a ella”.

Con la belleza de Japón se yuxtaponen intensas secuencias de acción, que van desde fugaces trenes bala a la gran amenaza del Samurái de Plata. Pero aquí, también, Mangold quería explorar más allá de los límites habituales. “Siempre estábamos pensando llevar la acción y las imágenes más allá”, comenta, “pero hacerlo de una manera en la que nunca pierdas el sentido de que lo que está pasando es muy real”.

Todo el equipo de producción estaba emocionado de hacer algo inusual con un personaje que se ha convertido en alguien tan querido. Lauren Shuler Donner, quien ha sido parte fundamental de la historia de películas de X-Men desde su inicio, y Hutch Parker, quien trabajó junto con Donner para apoyar la visión de Mangold, se unieron a Jackman como productores de la película.

“Esta es, en esencia, la prototípica historia de Wolverine”, resume Parker. “Lo lleva a través de un viaje profundo. Extrae los conflictos esenciales de él. Lo reta, tanto física como emocionalmente, en maneras que nunca antes hemos visto. Nos lleva a un Japón que es muy real, pero también muy ajeno a nosotros”.

Parker considera que la propuesta de Mangold va perfectamente de la mano con el material. “Jim ha construido a su manera sobre lo que se ha presentado antes”, concluye. “Quiso hacer este mundo visceralmente real y estaba dispuesto no sólo a mostrar la ira de Wolverine, sino también a contestar las preguntas del porqué surge”.

LOGAN EN EL LIMBO

Si bien ésta representa la sexta ocasión en la que Hugh Jackman ha portado la personalidad de Logan —la mayor cantidad de veces en la historia en la que un solo actor ha interpretado a un héroe de cómics— Wolverine: Inmortal no se parece a nada que haya hecho antes. Para empezar, una vez que comienza el filme, Logan no está seguro de qué dirección tomar mientras se dirige a Japón.

“Es alguien que siempre ha marchado al ritmo de su propio tambor, pero al principio de nuestra película está probablemente más aislado de lo que jamás haya estado en su vida”, explica Jackman. “Está alienado del mundo, porque fue creado para que fuera un arma y se está rebelando contra eso —y siente que es un peligro para la sociedad”.

Jackman continúa: “Verás a un Logan más vulnerable, más en riesgo y más como un monstruo, de lo que lo hayas visto antes. Está luchando contra su identidad, está luchando contra su razón por existir, y ahora enfrenta la decisión de aceptar su verdadera naturaleza o rechazarla”.

Jackman disfrutó especialmente llevar a Logan a Japón, donde indica “es como ningún otro lugar en el planeta”, un lugar que obsesiona y cambia a Wolverine entre más se ve involucrado con él.

“La atmósfera de Japón se filtra a lo largo de toda la película”, señala Jackman. “Para Logan tiene el efecto de borrar todas sus formas normales de interactuar con la gente y de la  manera de interpretar situaciones. Tiene que comenzar desde cero. Japón es una sociedad muy insular con un sentido irrestricto de su propia cultura e historia, así que Logan es realmente un extranjero en este extraño y nuevo mundo. Aprende el código samurái, el entrenamiento y el sistema de honor. Pero de inmediato desconfía de él; muy similar a cuando ingresó por primera vez al mundo de los X-Men. No obstante, observa y se adapta. Empieza a adquirir más respeto ante la idea de ser un guerrero y por el sentido del servicio que tienen. Y comienza a convertirse en una mejor versión de sí mismo”.

Desde el inicio, Jackman estaba comprometido a llevar a Wolverine a nuevos niveles físicos. Eso significaba involucrarse en el régimen de entrenamiento más intensivo y disciplinado que haya realizado jamás, en el que combinó una dieta rigurosa, entrenamiento físico de alto nivel y una preparación intensiva en artes marciales.

“Siempre me ha encantado interpretar a este personaje, pero siempre me he quedado con esa inquietud de que ‘me hubiera gustado ir un poco más allá con su físico’”, confiesa Jackman. “Este guión me dio la oportunidad de ir más allá emocionalmente, con respecto a las películas previas, y quería hacer lo mismo desde un punto de vista físico. Mucho tiempo antes, comencé a entrenar y con un dieta muy estricta, ya que teníamos el tiempo de preparación disponible. Y creo que los resultados han rendido frutos porque cuando veo la pantalla, veo a Wolverine. Me parece que es importante para él estar esbelto, ver sus venas, ser vascular, pero muy fuerte, obviamente. Siempre he querido que la gente vea la pantalla y diga, ‘wow’”.

Aprender nuevos estilos de pelea también fue de suma relevancia para la actuación. “Siempre he interpretado a Wolverine como un peleador callejero y un peleonero de cantina. Su estilo no es bonito, no le interesa tirar jabs y danzar contigo, sólo quiere arrancarte la cabeza en tres segundos y seguir adelante. Su estilo de pelea no es de ninguna manera estudiado. Pero una de las grandes cosas acerca de esta historia es que cuando llega a Japón, comienza a tomarse a pecho ese tipo de disciplina y entrenamiento”.

Jackman hizo lo mismo, una vez que trabajó estrechamente con el principal equipo de dobles de riesgo, 87Eleven, para pulir una variedad de ninjitsu y otras habilidades marciales japonesas. “El equipo de 87Eleven fue fantástico”, comenta. “Entrené todos los días, y déjame decirte una cosa, pensé que el trabajo en el gimnasio era difícil, pero entrenar en el tatami de las artes marciales es diez veces más difícil”.

 

SEDUCCIÓN Y TRAICIÓN: PASADO Y PRESENTE

En su viaje a Japón, a Logan lo rodea un grupo de personajes, cuyos motivos son al principio inciertos, pero cuyos códigos de honor son nuevos e intrigantes para él. Al momento de hacer el casting para el filme, así como con los otros elementos de la producción, James Mangold buscó darle énfasis a la base realista que le quería dar a la película.

Para interpretar el importante papel de Shingen Yashida, el más importante empresario quien no sólo es líder de un vasto imperio criminal, sino también el padre del nuevo amor de Wolverine, Mariko, Mangold eligió correctamente a un hombre quien es una leyenda en el cine japonés. El papel corre a cargo de Hiroyuki Sanada, quien comenzó a actuar de niño en la década de los ‘60 y a la postre se convertiría en héroe de acción, en un aclamado actor dramático, en el primer hombre japonés en haber actuado con la Royal Shakespeare Company, y en la estrella de docenas de películas japonesas y hollywoodenses, incluyendo Twilight Samurai, Ring, The Last Samurai, Sunshine, de Danny Boyle, Rush Hour 3 y Speed Racer.

Las habilidades bien afinadas de Sanada para el estilo de pelea samurái también beneficiaron a otros miembros del reparto, una vez que compartió su amplio conocimiento de la manera en cómo se desarrolla la acción en las artes marciales, que incluyó a la actriz neófita Rila Fukushima, quien interpreta a Yukio. “Tuve una escena de pelea con espadas al principio de la película e Hiro me ayudó muchísimo. Digo, si él no hubiera estado ahí, no me puedo imaginar cómo lo hubiera hecho”, comenta Fukushima. “Es asombroso verlo y todos estábamos muy honrados de trabajar con él”.

Si bien Wolverine: Inmortal se lleva a cabo en un mundo alejado del equipo de X-Men, existen apariciones clave de figuras del pasado de Logan, incluyendo Jean Grey, la mutante con telequinesis y el amor perdido de Logan, interpretado de nueva cuenta por Famke Janssen.

Janssen apreció la oportunidad de regresar al universo de X-Men y, especialmente, la ocasión de reunirse con Jackman. “Hugh y yo tenemos una maravillosa historia interpretando estos personajes”, comenta la actriz. “Hemos trabajado juntos en tres películas previas, en las que hubo coqueteos entre Logan y Jean, y creo que muchos de los aficionados de ‘X-Men’ esperaban volverlos a ver juntos”.

Un extra fue la naturaleza de las escenas que hicieron juntos en Wolverine. “Nuestras secuencias son oníricas, bellas, íntimas y quizás un poco perturbadoras”, da a entender Janssen.

“Jean Grey es una pieza fundamental en este viaje en el que se encuentra Logan, para la lucha que tiene con sus demonios del pasado”, añade Hutch Parker. “Jean y Wolverine tienen una relación compleja, y ahora Jean es un tipo de guía que lo reta. Esto realmente ayuda a conectar la singular experiencia de esta historia con el resto de la mitología de los X-Men”.

En el viaje de Logan a través de Japón también se ven involucradas otras dos mujeres poderosas, cada una de las cuales tiene su propia fascinación evidente u oculta con él. Tao Okamoto forma parte de la complicada historia de amor de Mariko con Logan, y Rila Fukushima interpreta el papel de la feroz guardaespaldas Yukio, que siempre porta un sable. Ambas obtuvieron los papeles después de haber hecho audiciones que conmovieron a los realizadores por su naturalismo.

“Tao y Rila son actrices naturales y en sus papeles también se ven sorprendentes”, comenta Mangold. “Las dos son increíblemente bellas y cada una tiene una energía clara y palpable, y, aún así, no podrían ser más diferentes”.

A Okamoto le llamó la atención la historia de su personaje, como la hija de un poderoso empresario que nunca ha estado ahí para ella, y que le ha arreglado un matrimonio con un hombre al que ella no quiere. “Mariko nunca pudo ser una mujer normal”, indica Okamoto. “Pero a lo largo de su vida ocultó sus sueños. Al inicio de la historia es alguien muy desesperado. Después conoce a Logan, y comienza a darse cuenta de lo que quiere en la vida y empieza a cambiar. Esa transformación fue muy interesante para mí”.

Jackman quedó impresionado con la manera tan orgánica en la Okamoto interpretó el personaje. “Tiene la habilidad de hacer que la cámara se adentre en lo más profundo de ella. Cuando Wolverine llega a Japón, no quiere involucrarse con nada ni nadie —pero en la actuación de Tao ves la razón por la cual no pudo evitar sentirse atraído a su vórtice”.

La oriunda de Tokio Rila Fukushima dice que fue la colorida intensidad de Yukio lo que la intrigó. “Lo que me interesó fue su gran capacidad física y su despiadada naturaleza”, reflexiona. “Estaba muy emocionada de tener la oportunidad de hacer secuencias de acción tan intensas —pero también vi un gran potencial de humor en ella”.

Fukushima se arrojó a la euforia y dificultades de su papel. “Fue un viaje sorprendente y desafiante para mí”, comenta. “Entrené con nuestro extraordinario equipo de dobles de riesgo, aprendí todas las cuestiones físicas, incluyendo el trabajo con espadas, kick-boxing y pelea, y también hice mucho entrenamiento de pesas. Nunca antes había hecho algo así, pero fue muy divertido”.

Otra mujer poderosa y compleja es personificada por Svetlana Khodchenkova, quien interpreta el papel de Viper, una mutante de ojos verdes, astuta y traicionera. Khodchenkova, originaria de Rusia, es mejor conocida en el oeste por su reciente papel en la aclamada historia de espionaje Tinker Tailor Soldier Spy, donde interpretó a Irina, una espía soviética.

El papel del padre de Shingen Yashida, Lord Yashida, quien intenta llevar a cabo una impactante negociación con Logan, corre a cargo del actor japonés Haruhiko Yamanouchi —quien no pudo resistirse a interpretar al extraordinario personaje. “Lord Yashida es un personaje tan grande que me hizo pensar en Shakespeare”, comenta.

Yamanouchi apeló a la historia y personalidades de auténticos empresarios japoneses para llegar al fono de la ambición de Yashida. “Es uno de los motores de la economía japonesa y creo que ese tipo de gente tiene tanto un fuerte sentido de la responsabilidad como una fuerte identificación con el destino de Japón”, explica.

El reparto principal lo redondea el actor Will Yun Lee —afincado en los EEUU—, en el papel de Harada, un ninja Black Hand. A Lee, quien es mejor conocido por sus papeles en “Witchblade”, para TNT, y como el villano en la película de James Bond Die Another Day, le llamó la atención la propuesta de Mangold. “Siempre he sido aficionado a este género, pero al conocer las películas de James Mangold, sabía que le iba a aportar un giro interesante al relato”, comenta Lee. “Y después, cuando leí el guión, me encantó la manera en como Harada está escrito; como un personaje muy misterioso”.

La tortuosa historia de su personaje como el hijo ilegítimo de Shingen Yashida llevó a Lee a la esencia del dilema máximo de su personaje. “Harada fue criado básicamente por Yashida y más tarde lideró lo que se llama The Black Clan, una guerrilla de ninjas de siglos de antigüedad, cuya única misión es proteger la casa de Yashida”, explica Lee. “Pero a lo largo de la película, Harada se percata de que lo que está sucediendo a su alrededor no parece estar en sincronía con su código de guerrero. Así que debe de tomar algunas decisiones críticas al final de la película, en cuanto a ver si está dispuesto a vivir o no bajo ese régimen.

Para darle vida a sus escenas de pelea, Lee se consagró a entrenar. “Mi mayor reto fue haber tenido que aprender habilidades que van más allá de las artes marciales”, comenta, “y en realidad me hicieron sudar la gota gorda. Estaba entrenando tres horas diarias, pero valió la pena”.

 

 

 

 

 

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

La estimulante atmósfera del Japón actual —híper-moderno, pero lleno de rituales y fantasmas del pasado— es fundamental en la historia de Wolverine, y Mangold estaba comprometido a rodar ahí desde un inicio. A final de cuentas, la ambiciosa filmación de 80 días de la película iría de Japón a los foros de los Fox Studios, en Sídney, Australia.

“Japón es como ningún otro país en el mundo. Su cultura, código y personalidad son únicos. Al rodar ahí, fuimos capaces de realmente obtener la perspectiva de los paisajes, de la arquitectura”, comenta el director. “Y también fuimos capaces de capturar algo que no se ve con mucha frecuencia en las películas: el Japón rural. Cuando pensamos en Japón nos viene a la mente Tokio u Osaka, pero en su interior cuenta con algunos de los terrenos vírgenes e islas tropicales más hermosos. Tanto el bullicio de la ciudad como el increíble Zen de estos bellos y frondosos bosques tuvo un gran efecto en nosotros. La oportunidad de estar en estos lugares realmente fue una fuente de inspiración para el proceso de realización”.

Para capturarlo todo, Mangold trabajó con el director de fotografía Ross Emery, el diseñador de producción François Audouy y la diseñadora de vestuario Isis Mussenden. Cada uno contribuyó a un diseño que mezcla elementos de cine noir, folclor japonés, iconografía de novelas gráficas y un intenso drama personal.

Emery trabajó estrechamente con Mangold para darle un aspecto a Wolverine que fuera práctico y realista, pero que llevará la realidad a sus bordes sangrientos. “El estilo de la película es impulsado por la fuerza de los personajes”, comenta Emery. “Y también hay muchos ambientes reales, pero dramáticos, por los cuales se mueven estos personajes: tenemos a Tokio de noche, que es muy similar a la atmósfera de Blade Runner, y después tenemos la campiña, que es un tipo de textura completamente diferente”.

Al rodar con cámaras digitales Arri Alexa, usando lentes anamórficos, Emery obtuvo una máxima flexibilidad y nitidez cinematográfica —para poner a la audiencia justo en las entrañas de la acción. “La combinación de la cámara y lentes realmente nos dio esa apariencia de película clásica que Jim adora”, comenta Emery.

El diseñador de producción Audouy forjó todavía más el punto de vista de Logan de Japón con diseños intrincados de sets, que reflejaban tanto la confusión interior de Logan como su visión foránea de la cultura japonesa. “Al principio, Jim tenía unas ideas muy interesantes acerca del diseño para la película”, recuerda Audouy. “Siempre la describió como ‘un delirio febril de Japón’ —y quería que creáramos un estilo de viaje onírico y estilizado para Logan. La idea era ponerlo adentro de una realidad levemente mágica e intensificada, pero que estuviera basada en la realidad y fuera creíble”.

En un inicio, Audouy se sumergió en la historia de Japón —sus perdurables tradiciones, meticulosas formas de arte y singular arquitectura. “Le dimos toda esa investigación a Jim. Después incorporó todas esas ideas visuales en el mismísimo guión”, explica. “Fue un proceso creativo muy colaborativo y armonioso”.

Más adelante, Audouy viajó en numerosas ocasiones a Japón para buscar locaciones. “Sabíamos que teníamos una cantidad de tiempo limitada para rodar en Japón, así que realmente queríamos sacar ventaja de esos lugares que nunca íbamos a poder recrear en un foro”, señala. “Una vez que Logan se sumerge completamente en este mundo foráneo, queremos que la audiencia esté justo ahí con él”.

En todos los diseños de Audouy el color fue clave. “Trazamos el color a lo largo de toda la película”, comenta. “Cuando la historia comienza en Canadá, es tenue y orgánico. Después, cuando llegamos a Japón ves una gran descarga visual con una explosión de texturas , así como todas las gráficas del Tokio nocturno. Más adelante, vamos al recinto de Yashida, que es bello y sereno y sofisticado, y que se diseñó como oposición al Samurái de Plata”.

Varios de los sets más grandes de la película fueron construidos más tarde en foros o en locaciones de Australia, incluyendo porciones del opulento recinto de Yashida, con sus árboles bonsái y estanques koi, y el laboratorio de alta tecnología de Yashida. Una de las creaciones más complejas es la Villa del Hielo, que Audouy recreó meticulosamente en Hombebush, Australia, basado en tres aldeas de montaña que vio en Nagano, Japón. “Usamos una arquitectura muy precisa a la de las aldeas montañosas, y fue muy divertido construirlo”, comenta el diseñador.

En esta película, Audouy también estuvo involucrado en la creación del némesis de Wolverine, el Samurái de Plata, cuyo traje mecánico fue construido de la nada. “El nivel de detalle llegó hasta cada una de las cabezas de los pernos y el cableado —y fue construido por un equipo increíblemente talentoso a lo largo de un periodo de casi cinco meses aquí en Sídney”, explica.

Audouy continúa: “El traje fue hecho con más de 600 partes, cada una diseñada por separado y modelada en una computadora. Fue una construcción muy ambiciosa —pero todos nos quedamos estupefactos cuando lo develamos en medio del taller. Cuando lo lees en el guión piensas, ‘Ah, claro, será generado por computadora’. Pero fue maravilloso que hayamos tenido la oportunidad de construir un robot real de casi cuatro metros de altura, y que le guste pelear”.

 

 

MUTANTE VS. SAMURÁI

Mangold quería que en Wolverine: Inmortal apareciera la acción más realista en la que jamás haya estado involucrado. Es por eso que trajo al director de 2ª Unidad y coordinador de acrobacias David M. Leitch, y a su equipo de 87Eleven, para coreografiar la acción y entrenar al reparto. “Una cosa que es diferente en esta película es que el 90 por ciento de la acción ha sido realizada totalmente por nuestros actores”, indica Mangold. “Queríamos imprimirle a la película una acción práctica y realista, porque me parece que hay algo asombroso y visceral con respecto a las peleas a ese nivel personal”.

Mucho antes de que haya dado inicio la producción, Leitch comenzó a entrenar a cada uno de los miembros del reparto, además de pulir cada sablazo, patada voladora y tajadura de adamantio para las ambiciosas secuencias de pelea del filme.

“Una cosa que intentamos hacer en esta película fue asegurarnos que la estética japonesa del ninjitsu y de las artes marciales emergiera, pero también lo aderezamos con un toque de fantasía”, comenta Leitch. “Hay gimnasia y acrobacias que no esperarías ver, y al mismo tiempo, los trazos nítidos y el minimalismo de la película de samuráis prevalece en la coreografía. Procuramos pensar en cosas divertidas, asombrosas y diferentes”.

Leitch estaba especialmente emocionado de reunirse con Jackman, con quien había trabajado en Van Helsing y X-Men Origins: Wolverine. “En la industria, Hugh es uno de los actores más talentosos desde un punto de vista físico”, comenta. “Aprende las coreografías con una facilidad sorprendente. Puedes hacer largas tomas de acción sin cortar porque lo puede lograr; y puedes cambiar cosas el mismo día porque se las puede aprender de inmediato, y eso es muy raro encontrar en un actor. Es tan bueno como cualquier doble de riesgo que tenemos en nuestra compañía en cuanto a memorizarse la coreografía. Lo que todavía es mejor es que le inyecta el peso emocional del personaje a esa acción en particular, y eso es lo que lo hace tan convincente”.

 

 

EL VESTUARIO

El mundo japonés que atrae a Logan en Wolverine: Inmortal fue un reto emocionante para la diseñadora de vestuario Isis Mussenden —quien trabajó muy de cerca tanto con Mangold como con Audouy para diseñar la atmósfera desorientada, pero visceral del filme. Mussenden estaba emocionada ante la oportunidad de viajar a Japón; pasado y presente, tradicional y postmoderno.

“Investigar la cultura japonesa, las tradiciones japonesas, el ropaje japonés, el kimono, la yukata, los ninjas, el aikido, el kendo, el yakuza, la apariencia de las calles, el Harajaku —todo eso me abrió un mundo totalmente nuevo”, comenta.

También traería consigo una propuesta nueva para el mismo Wolverine. “Logan no es la misma persona que fue en las historias previas, así que realmente nos dejamos llevar por esa idea para darle una apariencia fresca y apropiada a la historia”, explica Mussenden. “En Japón, es un auténtico pez fuera del agua”.

Si bien Logan quizás y tenga aproximadamente cinco atuendos, el equipo de Mussenden hizo cerca de 100 piezas individuales para Jackman, para llevarlo a través de estas aventuras primitivas y destructoras de tela. “Hugh tenía que cambiarse constantemente de atuendo para adaptarse a los diferentes niveles de pelea, para ponerse arneses, para lidiar con hoyos de bala o tajos”, comenta.

Si bien Logan aparece principalmente en colores terrosos, crudos, “de cosecha”, las mujeres que encuentra en Japón portan paletas más audaces y misteriosas. “Yukio está en rojo. Viper obviamente es verde —que está basada en su apariencia de las novelas gráficas— y Mariko en un azul sereno, en vista de que es nuestra ingenua”, indica Mussenden. “También hay mucho negro en la película, ya que hay mucho negro en la paleta japonesa, pero después eso es puesto en contra de texturas y colores profundamente bellos”.

Mussenden señala que tuvo que aprender las intrincadas reglas del uso de kimonos, los rituales de los funerales japoneses y las tradiciones de los ninjas. Pero le pareció particularmente divertido trabajar con los trajes de látex de Viper y con la apariencia de Yukio, inspirada en el manga japonés. “El vestuario de Viper al final es un gran y ostentoso atuendo, mientras que Yukio es un tipo de personaje moderno y cool, por lo que fue muy satisfactorio haber hecho esos diseños”, comenta. “Con Yukio, nos sirvieron de inspiración las novelas gráficas de Wolverine: Inmortal, muchas chicas manga, y Rila Fukushima, quien se ve bella, ruda y sensual, todo mezclado en una sola persona”.

El productor Hutch Parker espera que este nuevo mundo para Wolverine sea igualmente atractivo para las audiencias. “Desde el diseño de producción hasta los vestuarios y las locaciones, Jim Mangold y su equipo han impregnado esta historia con el tipo de detalle que hace que todo cobre vida”, comenta. “Todo el diseño crea una maravillosa interacción con el viaje psicológico de Wolverine”.

Un viaje distintivo que lleva a las audiencias a que vivan de una manera más directa la experiencia de Wolverine es exactamente lo que James Mangold espera haber creado. “Espero que las audiencias encuentren que han aterrizado, así como Logan, en un mundo que nunca antes han visto, y que se sumerjan completamente en algo nuevo y emocionante”, termina por resumir.

 

 

ACERCA DEL REPARTO

El intérprete ganador del Globo de Oro® y del Premio Tony HUGH JACKMAN (Logan/Wolverine) ha dejado huella en las audiencias de todas las edades gracias a los múltiples talentos que ha demostrado a lo largo de su carrera, que lo han llevado a probar que es igual de exitoso en escena, frente a audiencias en directo, o en un set cinematográfico. Desde su premiada actuación en Broadway como el cantautor de la década de los ‘70 Peter Allen, a su personaje con garras de metal Wolverine en la lucrativa franquicia de X-Men, Jackman ha demostrado ser uno de los actores más versátiles de nuestro tiempo.

El oriundo de Australia hizo su primera aparición importante en los EEUU como Wolverine, en la primera parte de la trilogía de X-Men, un rol que repitió en la tremendamente exitosa X2 (X-Men 2) y X-Men: The Last Stand (X-Men: La Batalla Final), en el 2006. Más recientemente en la franquicia, interpretó a Wolverine en X-Men Origins: Wolverine (X-Men Orígenes: Wolverine), que sirvió de precuela a la popular serie y recabó unos sorprendentes $85 millones de dólares en la taquilla doméstica durante su primer fin de semana de estreno, en mayo de 2009. En el 2014, el equipo de X-Men se reunirá una vez más para X-Men: Days of Future Past.

Jackman protagonizó la sumamente esperada adaptación cinematográfica de Les Misérables (Los Miserables), dirigida por Tom Hooper (de The King’s Speech), coprotagonizada por Anne Hathaway y Russell Crowe, basada en el popular espectáculo de Broadway, creado a partir de la famosa novela homónima de Víctor Hugo. En el ambicioso musical los actores tenían que cantar justo en el set para ser grabados ahí mismo (en lugar de pre-grabarlo en un estudio), lo que la hizo una de las primeras películas en la historia en intentar de manera exitosa este método. La sobresaliente actuación de Jackman como el protagonista Jean Valjean le valió un Globo de Oro a Mejor Actor en una Comedia/Musical, así como nominaciones al Screen Actors Guild® (Sindicato de Actores de Cine), tanto a Mejor Ensamble como a Mejor Actor en un Papel Protagónico. Por la película también recibió su primera nominación al Premio de la Academia® en la categoría de Mejor Actor.

Entre los estrenos venideros de Jackman se encuentra Prisoners, para Warner Bros., donde interpreta a un hombre que secuestra a la persona que él cree está detrás de la desaparición de su hija pequeña y su mejor amiga. La película es coprotagonizada por Viola Davis, Melissa Leo y Jake Gyllenhaal, y su estreno en cines está programado para finales de este año.

A principios de 2012, Jackman prestó sus talentos vocales a la familia de DreamWorks en la película navideña de aventuras Rise of the Guardians (El Origen de los Guardianes).

En el otoño de 2011, Jackman regresó al Gran Camino Blanco en su espectáculo solista “Hugh Jackman – Back on Broadway”. Respaldado por una orquesta de dieciocho instrumentos, el vodevil, que previamente se había estrenado ante críticas entusiastas durante sus corridas limitadas en San Francisco y Toronto a principios de ese año, contaba tanto con éxitos de Broadway como con una selección de algunos de sus actos personales favoritos. Si bien el espectáculo se presentó sólo hasta fin de año, la continua dedicación de Jackman a la comunidad de Broadway fue reconocida en los Premios Tony del 2012, cuando recibió un Premio Especial del Comité Administrativo de los Premios Tony, al haberlo distinguido tanto por sus logros como intérprete como por sus labores humanitarias.

En el otoño de 2009, los espectadores de Broadway pudieron ver a Jackman en “A Steady Rain”, original de Keith Huff. Coprotagonizada por Daniel Craig, la obra cuenta la historia de dos policías de Chicago que son amigos de toda la vida y cuyas recuentos divergentes de unos cuantos días traumáticos cambian sus vidas para siempre.

En febrero 22, de 2009, Jackman tomó el prestigioso papel de conducir la 81ª entrega anual de los Premios de la Academia. En directo desde el Teatro Kodak en Hollywood, asombró a aquellos que asistieron a la ceremonia y ayudó a que la ABC obtuviera un incremento del 13% en audiencia televisiva con respecto al año anterior. Esta no fue, sin embargo, la primera incursión de Jackman como conductor de una entrega de premios. Previamente, Jackman fue anfitrión de los Premios Tony tres años seguidos, del 2003 al 2005, que lo llevó a recibir un Premio Emmy por su trabajo en el 2004, por la ceremonia anual 58, y una nominación al Emmy por su aparición en el 2005, en la ceremonia anual 59.

Además, Jackman protagonizó Real Steel (Gigantes de Acero), de Shawn Levy, Australia (Ídem), de Baz Luhrmann, The Fountain (La Fuente de la Vida), de Darren Aronofsky, The Prestige (El Gran Truco), de Christopher Nolan, y Scoop (Amor y Muerte), de Woody Allen. Por otro lado, prestó su voz para las películas animadas Happy Feet (Happy Feet: El Pingüino) y Flushed Away (Lo que el Agua se Llevó). Otros filmes en los que ha tenido papeles protagónicos incluyen Deception (Engaño), Someone Like You (Alguien como Tú), Swordfish (Acceso Autorizado), Van Helsing (Van Helsing: Cazador de Monstruos) y Kate and Leopold (Kate y Leopold), por la que recibió en el 2002 una nominación al Globo de Oro.

Por su interpretación del cantautor de la década de los ‘70 Peter Allen en el musical de Broadway “The Boys From Oz”, Jackman recibió el Premio Tony® en el 2004 a Mejor Actor en un musical, así como los premios Drama Desk, Drama League, Outer Critics Circle y Theatre World.

Créditos teatrales adicionales incluyen “Carousel”, en el Carnegie Hall, “Oklahoma!”, en el Teatro Nacional de Londres (por la que recibió una nominación al Premio Olivier), “Sunset Boulevard” (que le valió un Premio MO, el equivalente australiano al Tony) y “Beauty and the Beast” (por la que recibió otra nominación al Premio MO), para Disney.

La carrera de Jackman comenzó en Australia en las películas independientes Paperback Hero y Erskineville Kings (por esta última ganó el premio a Mejor Actor del Círculo de Críticos de Cine Australianos y recibió una nominación a mejor actor del Instituto Australiano de Cinematografía). En 1999, fue nombrado Estrella Australiana del Año en la Convención Cinematográfica Australiana.

 

HIROYUKI SANADA (Shingen) se volvió por primera vez famoso en 1982 como una estrella de acción por su papel en The Shogun’s Samurai. A la postre, ganó el Premio de la Academia Japonesa y se convirtió en una de las estrellas más talentosas de su generación, en Japón.

Sanada terminó recientemente The Railway Man, una épica historia verdadera basada en el libro de Erick Lomax. Sanada y Colin Firth interpretan a dos hombres torturados por sus experiencias en el infame Ferrocarril de la Muerte durante la Segunda Guerra Mundial; décadas más tarde, la esposa de Lomax, (Nicole Kidman), lo arriesga todo para que esos dos ex adversarios se junten para un devastador enfrentamiento final. Hiro interpreta a Nagase, el soldado en el campo de prisioneros japonés durante la Segunda Guerra Mundial, donde Eric Lomax, interpretado por Colin Firth, fue prisionero. La película está basada en la autobiografía de Eric Lomax acerca de su experiencia de la vida real. La adaptación del guión fue realizada por Andy Paterson y Frank Cottrell Boyce, mientras que la dirección corrió a cargo de Jonathan Teplitzky. Lionsgate International apoyó la coproducción entre el Reino Unido y Australia, para los productores  Chris Brown, Andy Paterson y Bill Curbishly.

Sanada después será visto al lado de Keanu Reeves en 47 Ronin, una película épica de fantasía y acción para Universal Pictures, basada en la historia verdadera más aclamada en la historia de Japón, acerca de cuarenta y siete samuráis o ronins desbandados que se enfrentan a un ejército mítico para vengar la injusta muerte de su maestro, durante el siglo XVIII en Japón. En 47 Ronin, Sanada interpretará al espadachín Oishi, el jefe samurái del clan Asano; el grupo y su maestro son venerados en Japón por haber llevado a cabo el ataque de venganza el 14 de diciembre de 1702.

La película narra una versión estilizada de la historia, en la que se mezclan elementos de fantasía parecidos a los vistos en las películas de The Lord of the Rings (El Señor de los Anillos), con crudas escenas de batallas, similares a aquellas en películas tales como Gladiator (Gladiador). Carl Rinsch, quien obtuvo elogios de la crítica por su cortometraje The Gift, que debutó por Internet, dirigió la película. Chris Morgan, quien coescribió Wanted y The Fast and the Furious, para Universal, escribió el guión. Scott Stuber produjo con Pam Abdy, a través de su compañía Stuber Productions.

Sanada es mejor conocido en Japón por su papel protagónico en la película original de Ring, y su secuela. Obtuvo el Premio de la Academia Japonesa por su papel en The Twilight Samurai, donde interpretó a un samurái de poca monta del siglo XIX, que es empleado como un burócrata. Pobre, pero no destituido, aún logra llevar una contenta y agradable vida con sus hijas y madre senil. Tristemente, gracias a una serie de desafortunados eventos, los turbulentos tiempos conspiran en su contra. La película también fue nominada para un Premio de la Academia a Mejor Película Extranjera. Sanada también fue nominado para un Premio de la Academia Japonesa por su papel en Aegis.

Sanada dejó por primera vez huella en las audiencias estadounidenses por su papel en The Last Samurai (El Último Samurái), de Ed Zwick, al lado de Tom Cruise y Ken Wantanabe. Después actuó junto a Ralph Fiennes en The White Countess (La Condesa Blanca), de James Ivory. La película, que se desarrolla en la década de los ‘30 en Shanghái, es acerca de un diplomático norteamericano ciego que desarrolla una curiosa relación con un refugiado ruso que hace trabajitos —en ocasiones ilícitos— para apoyar a miembros de la familia aristocrática de su padre muerto.

Otros papeles cinematográficos incluyen haber interpretado a Kaneda, un científico genio en una desesperada misión por evitar que el sol muera en Sunshine (Sunshine: Alerta Solar), de Danny Boyle, junto a Chris Evans, Mark Strong y Cillian Murphy. Sanada también interpretó al malvado dueño de un equipo de carreras en Speed Racer (Meteoro: La Película), de los Wachowski, al lado de Emile Hirsch, Susan Sarandon y Christina Ricci.

En el 2007, se unió a la taquillera franquicia de Rush Hour (Una Pareja Explosiva) para interpretar a Kenji, el villano principal y hermano del personaje de Jackie Chan en Rush Hour 3. Brett Ratner lo dirigió, junto con Chan y Chris Tucker.

Sanada tuvo un papel protagónico en The City of Your Final Destination, con Anthony Hopkins y Laura Linney, que lo reunió con el director James Ivory.

Hiro apareció recientemente en un papel de la exitosa serie Revenge, para ABC, donde interpretó a Satoshi Takeda, mentor y asesor spiritual de Emily (Emily Van Camp), quien le ofrece el manual de la vida, pero le explica el peligro que esto trae consigo. Aunque se lo pidieron, Hiroyuki ya no estuvo disponible para regresar a hacer más episodios.

FAMKE JANSSEN (Jean Grey) es una multi-premiada actriz, quien recientemente hizo su debut como directora con Bringing Up Bobby, que también escribió. La película es protagonizada por Milla Jovovich, Bill Pullman, Marcia Cross, Rory Cochrane y Spencer List.

En el 2008, Janssen interpretó por primera vez el papel de Lenore en el thriller de acción Taken (Búsqueda Implacable). Desde entonces, encabezó 100 Feet, de Jonathan Sanger; The Chameleon, de Jean-Paul Salomé; y el drama Down the Shore, junto a James Gandolfini. Actuó al lado de Jeremy Renner en Hansel and Gretel: Witch Hunters (Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas), para Paramount.

Janssen protagonizó la película independiente The Wackness, junto a Ben Kingsley, que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance en enero de 2008. Interpretó el personaje de Jean Grey en tres taquilleras películas de X-Men. Las primeras dos fueron dirigidas por Bryan Singer y la tercera por Brett Ratner. Los repartos multiestelares de las películas incluían a Hugh Jackman, Halle Berry, Ian McKellen, Patrick Stewart, James Marsden y Anna Paquin.

Janssen recibió un Premio Saturn a mejor actriz secundaria por X-Men: The Last Stand. También obtuvo el Premio Especial del Jurado a Mejor Actriz en el Festival de Cine de Hamptons por su trabajo en Turn the River.

En el 2006, Janssen apareció en la película independiente The Ten, que se estrenó en Sundance en enero de 2007. Ese mismo año filmó la película independiente The Treatment, al lado de Ian Holm.

A Janssen le otorgaron el Premio Golden Starfish a su Trayectoria como Actriz en el Festival de Cine de Hamptons, y el Premio Susan B. Anthony ‘Failure is Impossible’ en el Festival de Cine High Falls.

Janssen tuvo un papel recurrente en la serie dramática original Nip/Tuck, para FX, por la que recibió el Premio Movieline Breakthrough.

Janssen actuó en Hide and Seek (Mente Siniestra), un thriller psicológico de suspenso, al lado de Robert DeNiro y Dakota Fanning; Eulogy (Un Loco Funeral), que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance en el 2004; y junto a Eddie Murphy y Owen Wilson en I Spy (Soy Espía), para la directora Betty Thomas.

Actuó en el thriller Don’t Say a Word (Ni Una Palabra), de Gary Fleder, junto a Michael Douglas, y en Made, de Jon Favreau. Janssen obtuvo elogios de la crítica por su sorprendente actuación junto a Favreau en Love and Sex, de Valerie Breiman, que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance en el 2000.

Entre sus previos créditos se incluyen House on Haunted Hill (La Residencia del Mal), de William Malone, al lado de Geoffrey Rush, The Faculty (Aulas Peligrosas), de Robert Rodriguez, Rounders (Apuesta Final), de John Dahl, junto a Edward Norton y Matt Damon, y Celebrity (El Precio del Éxito), de Woody Allen, al lado de Kenneth Branagh y Leonardo DiCaprio. Entre sus créditos adicionales también se encuentran Deep Rising (Terror Profundo), de Stephen Sommers, para Disney, y The Gingerbread Man (El Engaño), de Robert Altman, donde actuó al lado de Kenneth Branagh y Robert Downey, Jr.

Janssen interpretó a una bostoniana de clase baja, de ascendencia irlandesa-americana, en Monument Avenue, de Ted Demme, al lado de Martin Sheen y Billy Crudup. Asimismo, actuó en City of Industry (Ajuste de Cuentas), de John Irvin, junto a Harvey Keitel.

La gran oportunidad de Janssen en la pantalla grande se presentó cuando interpretó a la lascivamente letal asesina Xenia Onatopp, en el súper éxito de James Bond Goldeneye (Goldeneye 007: El Regreso del 007). Nacida en Holanda, Janssen se mudó a los Estados Unidos, donde ahora vive. Se tituló en narrativa y literatura en Columbia y estudió puesta en escena con Harold Guskin.

 

WILL YUN LEE (Harada) es un increíble talento tanto en la pantalla grande como en la chica, y se está estableciendo rápidamente como una estrella de películas de acción.

Lee fue visto como el Capitán Lo, el villano en el largometraje Red Dawn, para MGM, donde compartió la pantalla con Chris Hemsworth y Josh Hutcherson. La película, dirigida por Dan Bradley, cuenta la historia de un pueblo en el estado de Washington que se despierta ante la surrealista imagen de soldados paracaidistas extranjeros que caen del cielo, una vez que el pueblo se convierte en el principal blanco de una invasión a los EEUU. Determinados a combatir, un grupo de jóvenes patriotas busca refugio en los bosques aledaños, donde se entrenan y reorganizan para conformar una pequeña banda de guerrilleros. Inspirados por la mascota de su preparatoria, se hacen llamar los Wolverines, para trabajar en equipo y protegerse unos a otros, liberar a su pueblo de sus captores y retomar su libertad.

Lee también fue visto en la nueva versión de Total Recall (El Vengador del Futuro), para Sony, con Colin Farrell y Kate Beckinsale; en la película de danza en 3D Cobu 3D, para Lionsgate; y en la exitosa serie de televisión Hawaii Five-0, para CBS. Además, Lee acaba de terminar el videojuego venidero Sleeping Dogs —un “drama policiaco” en un mundo abierto, que se desarrolla en Hong Kong. El juego pone a los jugadores en las botas de Wei Shen (Lee), un policía encubierto que lucha a través del sórdido mundo criminal de la laberíntica ciudad. El reparto también incluye a actores de alto calibre, incluyendo Emma Stone, Tom Wilkinson y Lucy Liu. Sleeping Dogs fue producida por la compañía Square Enix (Tomb Raider, Final Fantasy, Hitman), de United Front Games.

Los créditos cinematográficos adicionales de Lee incluyen el filme de acción Elektra (Ídem), para Marvel/Fox, la película de James Bond Die Another Day (Otro Día para Morir), y Torque (Furia en dos Ruedas), para Warner Bros., así como las películas independientes 5 Star Day, con Cam Gigandet; King of Fighters, de Inferno, con Maggie Q; la película china Far Away EyesOka Amerikee! y Where the Road Meets the Sun, con Eric Mabius. Lee también protagonizó la aclamada película Tsunami: The Aftermath, para HBO/BBC, junto a Tim Roth, Sophie Okonedo, Toni Collette y Chiwetel Ejiofor, y la miniserie nominada al Emmy Thief, para F/X.

Will Yun Lee nació en Arlington, Virginia. Criado por una familia extensiva y por padres que emigraron de Corea, Lee se tuvo que mover por todos los EEUU, desde las rudas calles del Bronx hasta las idílicas playas hawaianas. Lee, quien entrenó en San Francisco bajo la tutela de su padre, un gran maestro del Tae Kwon Do, también se convirtió en un consumado artista marcial y ganó una beca atlética para estudiar en la Universidad de California, en Berkeley. Durante su estancia ahí, Lee comenzó a estudiar actuación, además de haber trabajado en el Centro Juvenil East Bay Asian, donde preparó a jóvenes en problemas, una causa que continúa siendo importante para él.

Después de haber obtenido un papel en Nash Bridges, se mudó a Los Ángeles para actuar de tiempo completo. Papeles como actor invitado en series tales como Profiler y Brimstone lo llevaron a interpretar papeles protagónicos en The Disciples, para UPN, What’s Cooking, y la exitosa serie Witchblade, para TNT.

Lee vive actualmente en Los Ángeles con su esposa.

 

RILA FUKUSHIMA (Yukio) es una modelo y actriz japonesa. Rila, que originalmente intentó asegurar un puesto como agente de modelos en una agencia de Tokio, fue persuadida para que en cambio se convirtiera en una modelo, y, así, los inicios de su carrea consistieron en trabajar para varios comerciales y clientes editoriales de Tokio. Después de que Rila tomó la gran decisión de haberse mudado a Nueva York en el 2003, firmó con Trump Models y el compromiso para la campaña S/S 2004 D&G catapultó de inmediato su carrera a una escala internacional. Desde entonces, ha modelado para una gran cantidad de marcas de diseñador en varios medios impresos y campañas publicitarias de medios móviles. Rila también ha aparecido en varios videos musicales, notablemente en Where Are We Runnin’, de Lenny Kravitz, y Wicked Way, de Ben Taylor.

En el 2011, Rila turnó su atención a la actuación y se mudó de regreso a Tokio. Rila, todavía sumamente popular en el mundo de la moda, dirige un blog de moda, que fue elegido como uno de los cinco iconos de la moda en Japón, en vista de que se dedica a reportar las modas y noticias actuales del mundo del diseño en Ultrabloggers.jp.

 

TAO OKAMOTO (Mariko) es oriunda de Japón, nacida en la prefectura de Chiba en Japón. Hizo su debut en el modelaje a los 14 años, y estudió la preparatoria en el Reino Unido.

La carrera en el modelaje de Okamoto la llevó a París en el 2006, y después en el 2009 se mudó a Nueva York para enfocarse en su carrera en la pasarela, donde pasó a ser el foco de atención de la industria del mundo de la moda. En noviembre de 2010, Okamoto obtuvo el premio ‘Mujer del Año’ de Vogue Nipón, y en la actualidad es la única modelo japonesa en representar a Japón en el mundo de la moda.

Okamoto participa de manera activa en causas caritativas, y después del temblor al este de Japón, ofreció su ayuda desde la ciudad de Nueva York, al haber contribuido en la organización de un bazar benéfico en el que todas las ganancias fueron a parar a las zonas afectadas.

Wolverine: Inmortal es la primera película de Okamoto.

 

SVETLANA KHODCHENKOVA (Viper) nació en Moscú. Después de la preparatoria, se inscribió en el Instituto de Economía, donde fue una de las mejores estudiantes. Después de haber terminado su segundo año de clases, dejó la escuela para ir en búsqueda de una carrera en la actuación, por lo que ingresó a la Escuela Higher Theatre. Durante su primer año ahí, llamó la atención del director de casting del famoso director ruso Stanislav Govorukhin.

Invitada a hacer una audición para el Sr. Govorukhin, le dieron el papel protagónico en el largometraje Bless the Woman, basada en la novela de Irina Grekova. La película fue inmensamente popular y Khodchenkova obtuvo un Premio Nika (el equivalente al Premio de la Academia de Rusia) por su actuación. Desde entonces, la Srita. Khodchenkova es una de las actrices más ocupadas de Rusia, que la ha llevado a actuar en cine y televisión, además de haber trabajado en teatro.

Al poco tiempo se reunió de nueva cuenta con Stanislav Govorukhin para otra película, Not by Bread Alone. Desde entonces, ha protagonizado películas tales como Little Moscow, de Waldemar Krzystek, por la que fue nombrada Mejor Actriz en el Festival de Cine Polish, en el 2009; Kilometer Zero, de Pavel Sanayev; las dos exitosas películas Love in the City, dirigidas por Marius Balchunas; Office Romance – Our Time, de Sarik Andreasyan; y, más recientemente, Five Brides, de Karen Oganesyan.

Entre sus créditos en miniseries, están papeles protagónicos en Last Reproduction y The Icon Hunters, de Sergej Popov. También para la televisión, Khodchenkova interpretó los papeles protagónicos en las series Talisman of Love y Method Lavrov.

 

HARUHIKO YAMANOUCHI (Yashida) es uno de los miembros del reparto más experimentados, con sólidos antecedentes en cine, televisión y teatro japonés y estadounidense. Nació en Tokio, Japón, el 20 de abril de 1946, y se graduó de la Universidad de Asuntos Internacionales en su pueblo natal, donde se especializó en lenguaje y literatura Angloamericana.

Las habilidades de Yamanouchi en actuación, mímica y danza las desarrolló durante su tiempo en la universidad, y en Londres, donde vivió de 1973 a 1975. Estudió mímica on Jack Trager, Ronald Wilson y Lindsay Kemp, y danza india con Surya Kumari, antes de haberse unido a The Red Buddha Theatre, dirigido por Stomu Yamashta, y haber actuado en el Round House, en el Teatro Piccadilly y haber estado de gira por Europa. En 1975 se va a vivir a Roma, Italia, donde continuó su carrera en la actuación como mimo, después actor, coreógrafo, actor de cine, actor de doblaje, director y maestro de actuación. Yamanouchi se convirtió en ciudadano italiano en 1992, y actualmente sus actividades principales son la actuación en cine, el doblaje, la traducción de libros y la escritura de ensayos.

Entre los momentos más destacados de su carrera se encuentran papeles en las películas Life Aquatic (Vida Acuática) (2004), dirigida por Wes Anderson, y The Way Back (Camino a la Libertad) (2010), de Peter Weir.

 

 

ACERCA DE LOS REALIZADORES

Con ocho largometrajes hasta la fecha, incluyendo los premiados Walk the Line (Johnny y June Pasión y Locura), 3:10 to Yuma (3:10 Misión Peligrosa), Heavy y Girl, Interrupted (Inocencia Interrumpida), JAMES MANGOLD (Director) es un director conocido por hacer sofisticadas películas de ensamble en una amplia variedad de géneros, y que le da especial énfasis a temas poderosos, caracterizaciones originales, destacadas actuaciones e imágenes impactantes que han definido y unificado su obra. Hijo de los reconocidos pintores Robert Mangold y Sylvia Plimack Mangold, Mangold fue criado en el valle Hudson, en Nueva York. Se graduó en cine y actuación del California Institute of the Arts, donde estudió con Alexander Mackendrick (Sweet Smell of Success, The Ladykillers).

Irrumpió en la industria cinematográfica a los veintiún años cuando logró firmar un prestigioso contrato como escritor y director con Disney. Después de unos cuantos años en Hollywood, decidió irse a la escuela de cine de la Universidad de Columbia, donde comenzó a escribir la película Heavy, mientras estudiaba bajo la tutela del director ganador del Oscar Milos Forman. Heavy, a la postre, ganaría el Premio a Mejor Director en el Festival de Cine de Sundance, en 1996, además de haber sido seleccionada para representar a los Estados Unidos en la Quincena de Realizadores del Festival de Cine de Cannes. Después del éxito entre la crítica de Heavy, Mangold comenzó la producción de su segunda película, Cop Land (Tierra de Policías), un western urbano que se desarrollaba en un Nueva Jersey contemporáneo, protagonizado por Sylvester Stallone, Harvey Keitel, Robert DeNiro, Ray Liotta y Janeane Garafalo. La película fue aceptada en la competencia oficial en el Festival de Cine de Cannes y se estrenó en los EEUU ante sólidas críticas. Fue en esta película donde comenzó su perdurable asociación creativa con la productora Cathy Konrad (Kids, Beautiful Girls, Citizen Ruth, Scream y todos las películas subsecuentes de Mangold).

Mangold continuó su tradición de documentar las luchas internas de individuos contrariados, una vez que adaptó para la pantalla Girl, Interrupted, de Susanna Kaysen. La película obtuvo un Globo de Oro y un Oscar a Mejor Actriz Secundaria por la actuación de Angelina Jolie como Lisa, la encantadora sociopata que se hace amiga de la protagonista, interpretada por Winona Ryder. Después, Mangold hizo la comedia romántica Kate & Leopold (Kate y Leopold), protagonizada por Meg Ryan y Hugh Jackman, y el alucinante thriller Identity (Identidad), protagonizado por John Cusack y Ray Liotta.

Walk the Line, un tremendo éxito entre la crítica y las audiencias, fue protagonizada por Joaquin Phoenix y Reese Witherspoon, en el papel de la legendaria pareja musical Johnny Cash y June Carter Cash. Ambos actores intepretaron sus canciones para la película, y se llevaron Globos de Oro por sus actuaciones, mientras que la película también obtuvo el Globo de Oro a Mejor Película – Musical o Comedia. La película recibió cinco nominaciones al Premio de la Academia, y Witherspoon se lo ganó a Mejor Actriz. Un proyecto que ya llevaba mucho tiempo en etapa de preparación (Mangold y Konrad comenzaron a trabajar en él una década atrás), fue desarrollado con la asistencia y colaboración de John y June Carter Cash hasta sus muertes en el 2003.

Mangold dirigió 3:10 to Yuma, protagonizada por Russell Crowe y Christian Bale; el  audaz western fue recibido cálidamente tanto por la prensa como por el público, y recibió nominaciones para una serie de premios de una gran variedad de grupos de críticos —incluyendo dos nominaciones al Oscar—, además de que el reparto recibió una nominación del SAG a Actuación Sobresalient e de un Reparto en una Película.

Mangold también dirigió el programa piloto de la comedia romántica/drama Men in Trees, protagonizada por Anne Heche, que debutó en otoño de 2006 y estuvo al aire durante dos exitosas temproadas en ABC. La serie fue producida por Mangold y la compañía productora de Cathy Konrad, Tree Line Films.

 

El trabajo producido de MARK BOMBACK (Guionista) incluye Total Recall (El Vengador del Futuro), Unstoppable (Imparable), Race to Witch Mountain (La Montaña Embrujada), Live Free or Die Hard (Duro de Matar 4.0), Deception (Engaño) y Godsend (El Enviado del Mal). Su trabajo venidero incluye Dawn of the Planet of the Apes. Mark también imparte un curso en guionismo en su alma mater, la Universidad de Wesleyan. Vive en Nueva York con su esposa y cuatro hijos.

 

SCOTT FRANK (Guionista) hizo su debut como director con The Lookout (El Vigía), que también escribió. Su siguiente trabajo como director será A Walk Among the Tombstones, basada en la aclamada novela de Lawrence Block. Liam Neeson la protagonizará.

Previo a ello, Frank ganó el Premio del Writers Guild of America (Sindicato de Escritores de los Estados Unidos) a Mejor Guión Adaptado, el Premio Edgar de los Mystery Writers of America (Escritores de Misterio de los Estados Unidos), el Premio a Mejor Guión tanto de la National Society of Film Critics (Sociedad Nacional de Críticos de Cine) como de la Boston Society of Film Critics (Sociedad de Críticos de Cine de Boston), además de haber recibido una nominación al Premio de la Academia a Mejor Guión Adaptado, todos por Out of Sight (Un Romance Peligroso), basada en la novela de Elmore Leonard.

Los otros créditos de Frank como guionista incluyen Marley & Me (Marley y Yo), The Interpreter (La Intérprete), Flight of the Phoenix (El Vuelo del Fénix), Minority Report (Minority Report: Sentencia Previa), Get Shorty (El Nombre del Juego) (nominaciones al Writers Guild, Edgar y Globo de Oro), Malice (Malicia), Dead Again (Volver a Morir) y Little Man Tate (Mentes que Brillan).

Frank creció en Los Gatos, California, y obtuvo una licenciatura en estudios cinematográficos de la Universidad de California en Santa Barbará.

 

En las últimas tres décadas, LAUREN SHULER DONNER (Productora) se ha erigido como una de las productoras más exitosas y versátiles de Hollywood. Hasta la fecha, sus películas han recabado cuatro billones de dólares en todo el mundo.

Shuler Donner estaba destinada al éxito desde el inicio, una vez que la primera película que produjo fue la exitosa comedia Mr. Mom, que fue una de las diez películas más taquilleras ese año. A la postre, produjo Ladyhawke (El Hechizo de Aquila), protagonizada por Matthew Broderick, Michelle Pfeiffer y Rutger Hauer, St. Elmo’s Fire (El Primer Año del Resto de Nuestras Vidas) y Pretty in Pink (La Chica de Rosa). De estas dos últimas se derivó una nueva frase en el léxico juvenil: Brat Pack.

A principios de los 90, Shuler Donner produjo los exitazos taquilleros Dave (Presidente por un Día) y Free Willy (Liberen a Willy), que fueron dos de las diez películas más taquilleras de 1993. La aclamada película Dave fue nominada tanto para un Premio de la Academia (Mejor Guión Original) como para un Globo de Oro (Mejor Película Comedia o Musical). A la postre, produjo You’ve Got Mail (Tienes un E-Mail), con Meg Ryan y Tom Hanks, Any Given Sunday (Un Domingo Cualquiera), Radio Flyer, 3 Fugitives (Los Tres Fugitivos), la secuela de Free Willy y Constantine (Ídem), con Keanu Reeves y Rachel Weisz. Como directora de The Donners’ Company, fungió como productora ejecutiva de Volcano (Ídem), Bulworth (Ídem) y Just Married (Recién Casados). Otras producciones de Shuler Donner fueron Timeline (Rescate en el Tiempo), con Paul Walker y Gerard Butler, She’s The Man, con Amanda Bynes, y Hotel For Dogs (Hotel para Perros), protagonizada por Emma Roberts.

Shuler Donner también produjo The Secret Life of Bees (Sabor a Miel), para Fox Searchlight, escrita y dirigida por Gina Prince-Bythewood, y protagonizada por Queen Latifah, Dakota Fanning, Jennifer Hudson, Alicia Keys, Sophie Okonedo y Paul Bettany. Esta película obtuvo múltiples premios People’s Choice, incluyendo Película Favorita y Mejor Película Dramática. También ganó el premio a Mejor Película en los Premios NAACP Image.

En el 2000, Shuler Donner comenzó una nueva franquicia con X-Men, seguida en el 2003 de X2. La segunda parte rompió récords en taquilla con una recaudación durante su primer fin de semana de $86 millones de dólares en el país. No solamente la película acumuló $406 millones de dólares a escala mundial, sino que también es la única secuela del 2003 en haber recibido elogios de la crítica. X Men: The Last Stand (X-Men: La Batalla Final) fue estrenada en mayo de 2006 y un mes después estaba encaminada a registrar ingresos por medio billón de dólares en la taquilla internacional.

Su más reciente filme fue X-Men: First Class, que recibió críticas entusiastas.  Después producirá X-Men: Days of Future Past, cuyo estreno está programado para el 26 de Julio de 2014.

En octubre de 2008, a Shuler Donner y a su marido Richard Donner les otorgaron su respectiva Estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, una junto a la otra. Ella y Richard fueron también honrados por la Sociedad Americana de Cáncer, mientras que en mayo de 2008 fueron honrados por Lupus LA. En el 2001, la revista Premiere la reconoció por su filmografía con el Premio Producer Icon, y Daily Variety la reconoció con la Edición Especial ‘Productora del Billón de Dólares’. En junio de 2006, recibió el prestigioso Premio Crystal de Women In Film. Asimismo, Lauren y Richard recibieron en noviembre de 2008 un Premio a su Trayectoria, por parte del Festival de Cine de Ojai.

Shuler Donner es una dedicada filántropa, quien se esmera en darle algo a cambio a la sociedad. Formó parte de la Junta Directiva de la Casa Infantil Hollygrove, hasta que se fusionó con EMQ en el 2006. Ha formado parte del Consejo Consultivo de Women in Film, fue miembro durante mucho tiempo del concejo consultivo de TreePeople y es miembro del concejo de Planned Parenthood. En la actualidad, es miembro del Consejo Consultivo del Museo de Ciencia Ficción y del Salón de la Fama, del Concejo de Defensa de los Recursos Naturales, de la Escuela de Teatro de la USC, es Tesorera del Sindicato de Productores de los EEUU y forma parte del Comité Ejecutivo del Ramo de Productores de la Academia Cinematográfica de Artes y Ciencias.

 

HUTCH PARKER (Productor) es actualmente productor de cine y televisión para 20th Century Fox, con varios proyectos cinematográficos en puerta a través de 20th Century Fox, Fox 2000 Pictures, FX y HBO. Fungió como presidente de New Regency Productions entre 2007 y 2011 y fue vicepresidente de 20th Century Fox Filmed Entertainment, donde supervisó la división principal de cine del estudio, así como su división de animación, Blue Sky Studios. Durante su periodo laboral, el estudio disfrutó de seis años consecutivos de récords, que trajo consigo grandes éxitos taquilleros, incluyendo X-Men, Wolverine, Marley & Me, las películas de Night at the Museum (Una Noche en el Museo), Avatar, In Time (El Precio del Mañana), Master and Commander (Capitán de Mar y Guerra: La Costa más Lejana), Taken (Búsqueda Implacable), Live Free or Die Hard, Borat (Ídem), Garfield, I, Robot (Yo, Robot), Kingdom of Heaven (Cruzada), The Day After Tomorrow (Un Día después de Mañana), Dodgeball (Pelotas en Juego), There’s Something About Mary (Loco por Mary), Planet of the Apes (El Planeta de los Simios), Cheaper by the Dozen (Más Barato por Docena), Ice Age (La Era de Hielo), Dr. Seuss’ Horton Hears a Who! (Horton y el Mundo de los Quien), entre muchas otras.

 

JOHN PALERMO (Productor) fue previamente fundador y socio, con Hugh Jackman, de Seed Productions, una compañía productora de cine, televisión y teatro, cuyos filmes incluyen X-Men Origins: Wolverine y Deception. Además, Palermo fungió como productor ejecutivo de X-Men: The Last Stand, la tercera parte de la franquicia; y fue productor de Drive (Drive: El Escape), una película independiente protagonizada por Ryan Gosling, y dirigida por Nicolas Winding Refn.

 

         STAN LEE (Productor Ejecutivo) presidente emérito de Marvel Comics, es conocido por millones como el hombre cuyos superhéroes llevaron a Marvel a ocupar el prominente lugar que tiene dentro de la industria de las tiras cómicas. Cientos de personajes legendarios, incluyendo El Hombre Araña, El Increíble Hulk, los X-Men, Los Cuatro Fantásticos, Iron Man, Daredevil, Los Vengadores, The Silver Surfer, Thor y Dr. Strange, emanaron de su fértil imaginación.

Lee fungió como productor ejecutivo de Iron Man 2, The Avengers (Los Vengadores), Thor, X-Men: First Class, Captain America: The First Avenger (Capitán América: El Primer Vengador), The Amazing Spider-Man (El Sorprendente Hombre Araña), y Iron Man 3. Previo a ello, fue productor ejecutivo de Ghost Rider (El Vengador Fantasma), X-Men: The Last Stand, X2, X-Men, Fantastic Four (Los Cuatro Fantásticos), Hulk, Elektra, Daredevil, Iron Man, Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer, la trilogía de Blade, Punisher: War Zone (El Castigador: Zona de Guerra), Spider-Man, Spider-Man 2 y Spider-Man 3. Entre sus películas venideras, se encuentran X-Men: Days of Future Past, Captain America: The Winter Soldier, Thor: The Dark World y The Amazing Spider-Man 2.

Fue a principios de la década de los 60 que Lee encabezó lo que se llegó a conocer como la “Época de Oro de los Cómics”, al crear importantes y nuevos superhéroes, mientras le inyectaba vida y estilo a viejos favoritos, tales como Captain America (Capitán América), The Human Torch (La Antorcha Humana) y The Sub Mariner.

Durante sus primeros 25 años en Marvel, como editor, director de arte y escritor en jefe, Lee escribía no menos de dos y hasta cinco libros enteros de tiras cómicas a la semana. Su prodigiosa producción podría ser la obra más vasta publicada por cualquier autor. Además, escribió artículos para periódicos y guiones para radio y televisión.

Para cuando fue nombrado editor de Marvel Comics en 1972, las historietas de Lee eran las más vendidas en la nación. En 1977, llevó el personaje de Spider-Man a periódicos en forma de historieta sindicalizada. Esta tira cómica, que aparece los siete días de la semana, y que ha escrito y editado desde su creación, es la más exitosa de todas las tiras cómicas sindicalizadas, apareciendo en más de 500 periódicos de todo el mundo.

En 1981, Marvel fundó un estudio de animación en la Costa Oeste, y Lee se mudó a Los Ángeles para convertirse en jefe creativo de las aventuras cinematográficas de Marvel. Comenzó a transformar sus creaciones de Spider-Man y Hulk a programas matutinos de televisión los sábados y sentó las bases para que Marvel incursionara en las películas de acción en vivo.

Bajo los auspicios de su nueva compañía POW! (Purveyors of Wonder! —  ¡Proveedores de Maravillas!) Entertainment, Inc., Lee creó y fungió como productor ejecutivo de una serie animada en DVD titulada “Stan Lee Presents”. Los créditos en televisión de Lee con POW! incluyen haber fungido como productor ejecutivo y estrella en las dos primeras temporadas del exitoso reality show de ciencia ficción “Who Wants To Be a Superhero?”, y como coproductor y creador de “Stripperella”, para el canal de cable Spike. Previo a ello, fungió como productor ejecutivo de “Nick Fury: Agent of S.H.I.E.L.D.”, “The Incredible Hulk”, “Spider-Man” y “X-Men”.

Lee ha escrito más de una docena de best-sellers, incluyendo Stan Lee’s Superhero Christmas, The Origins of Marvel Comics, The Best of the Worst, The Silver Surfer, How to Draw Comics the Marvel Way, The Alien Factor, Bring on the Bad Guys, Riftworld, The Superhero Women y su autobiografía Excelsior! The Amazing Life of Stan Lee.

 

JOSEPH CARACCIOLO Jr. (Productor Ejecutivo) ha amasado una impresionante lista de créditos cinematográficos a lo largo de los últimos 21 años. Más recientemente, Caracciolo fungió como productor ejecutivo de las exitosas películas Date Night (Una Noche Fuera de Serie), Marley & Me, What Happens in Vegas (Locura de Amor en Las Vegas) y The Devil Wears Prada (El Diablo viste a la Moda). Algunos de sus créditos adicionales incluyen Just My Luck (Golpe de Suerte), Hide and Seek, Uptown Girls (Pequeñas Grandes Amigas), Swimfan (Fijación), Cecil B. Demented, The Man Who Knew Too Little (El Teatro de la Vida), Copycat (Copycat El Imitador) , I Love You, I Love You Not, Glengarry Glen Ross, FreeJack (Freejack El Inmortal), Mortal Thoughts (Pensamientos Mortales) y Tune In Tomorrow. Oriundo de Nueva York, Caracciolo comenzó como jefe de utilería y trabajó hasta alcanzar el puesto de 2º asistente de director y gerente de unidad de producción.

 

ROSS EMERY (Director de Fotografía) nació en Sídney, Australia. Su oficio lo aprendió de manera temprana con su padre, quien hacía documentales. Esto llevó a Ross a trabajar en África, Asia y Sudamérica. Esto provocó que desarrollara una visión del mundo única para los realizadores de documentales.

Estas experiencias lo llevaron a trabajar en cine como asistente de director de fotografía, y después como operador en muchos proyectos de gran prestigio con respetados directores de fotografía, como William Fraker, Dariusz Wolski y Lásló Kovács.

Emery fue director de fotografía de la 2a unidad en The Matrix Trilogy (la trilogía de Matrix), Superman Returns (Superman Regresa) y Anna and the King (Ana y el Rey), y fue director de fotografía de The Cave y Underworld Rise of the Lycans.

En el 2001, a Emery la Sociedad Australiana de Cinefotógrafos, que lo ha honrado en diversas ocasiones por su trabajo en cine y comerciales para televisión, le otorgó una acreditación total.

 

FRANÇOIS AUDOUY (Diseñador de Producción) nació al sur de Francia, pero fue criado en el pequeño pueblo de Fillmore, California. Dejó la universidad a los 20 años para aprender el oficio de la dirección de arte a través del aprendizaje, situación que lo llevó a servir bajo la tutela del diseñador de producción Bo Welch (Men in Black) y después de Alex McDowell (Minority Report). Después de trabajar tanto de ilustrador como de diseñador gráfico, hizo la transición a la dirección de arte, que lo llevó a trabajar en filmes tales como Green Lantern (Linterna Verde), Watchmen (Watchmen: Los Vigilantes), Transformers (Ídem), Charlie & The Chocolate Factory (Charlie y la Fábrica de Chocolates), The Terminal (La Terminal) y Spiderman (El Hombre Araña).

François adoptó desde sus inicios progresivas herramientas de diseño para cine, y fue uno de los primeros ilustradores conceptuales que trabajó de una manera totalmente digital en el departamento de arte. Ha evolucionado sus experiencias tanto con artistas digitales como con tradicionales, que lo ha hecho capaz de ensamblar departamentos de arte sumamente colaborativos, circunstancia que le ha dado la oportunidad de implementarlo por todo el mundo.

François diseñó más recientemente Abraham Lincoln: Vampire Hunter (Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros), en Nueva Orleáns, con el director Timur Bekmambetov.

 

MICHAEL MCCUSKER, A.C.E. (Editor) fungió como editor con James Mangold en 3:10 To Yuma y Walk The Line, por la cual recibió una nominación al Premio de la Academia y ganó un Premio ACE. Sus películas previas incluyen The Amazing Spider Man (El Sorprendente Hombre Araña), Knight and Day (Encuentro Explosivo), Hesher y Australia (Ídem).

McCusker fungió como editor asociado en The Day After Tomorrow, y como primer asistente de edición en Kate & Leopold, The Patriot (El Patriota) y The Third Miracle (El Tercer Milagro). Como editor asistente, trabajó en Independence Day (Día de la Independencia), What Dreams May Come (Más Allá del los Sueños), Guy, Speed 2: Cruise Control (Máxima Velocidad 2) y Flipping.

 

El compositor MARCO BELTRAMI (Música) compuso la banda sonora de la aclamada The Hurt Locker (Zona de Miedo), de la directora Kathryn Bigelow, que obtuvo seis Premios de la Academia, incluyendo Mejor Película y Mejor Director, además de haber conseguido una nominación para Beltrami en la categoría de Mejor Banda Sonora. También obtuvo una nominación al Premio de la Academia por su banda sonora de 3:10 to Yuma (3:10 Misión Peligrosa), de Jim Mangold.

Beltrami compuso la música para The Woman in Black (La Dama de Negro), de James Watkins, protagonizada por Daniel Radcliffe, y para la ganadora del Premio del Público en Sundance The Sessions (Seis Sesiones de Sexo), protagonizada por Helen Hunt, John Hawkes y William H. Macy. Más recientemente, su música fue escuchada en el thriller Snowpiercer y en la película de ciencia ficción y acción World War Z (Guerra Mundial Z), de Marc Forster, protagonizada por Brad Pitt.

Entre sus múltiples créditos cinematográficos también se encuentran A Good Day to Die Hard (Duro de Matar: Un Buen Día para Morir), The Thing (La Cosa del Otro Mundo); Soul Surfer (Desafío sobre Olas); Scream 4 (Ídem) y My Soul to Take (Espíritus), ambas de Wes Craven; Jonah Hex (Ídem);  Knowing (Presagio) y I Robot (Yo, Robot), ambas de Alex Proyas; Live Free or Die Hard (Duro de Matar 4.0), de Len Wiseman; The Three Burials of Melquiades Estrada (Los Tres Entierros de Melquiades Estrada), para el director Tommy Lee Jones; Hellboy (Ídem) y Don’t Be Afraid of the Dark, dirigida y producida por Guillermo del Toro, respectivamente, y Terminator 3: Rise of the Machines (Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas), de Jonathan Mostow.

Pupilo del aclamado compositor Jerry Goldsmith, Beltrami obtuvo su primera gran oportunidad cuando compuso la banda sonora de Scream, de Wes Craven. Beltrami se deshizo de los clichés musicales convencionales del cine de terror, y apeló a las influencias de su ídolo, Ennio Morricone, por lo que comparó la película a un western.

 

ISIS MUSSENDEN (Diseñadora de Vestuario) diseñó The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe (Las Crónicas de Narnia: El León, la Bruja y el Ropero), The Chronicles of Narnia: Prince Caspian (Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian) y The Chronicles of Narnia: The Voyage of the Dawn Treader (Las Crónicas de Narnia: La Travesía del Viajero del Alba). Diseñó el vestuario para dos clásicos animados: Shrek y Shrek 2. Recientemente, Mussenden y el director Andrew Adamson unieron fuerzas de nueva cuenta para crear un circo de fantasía para un proyecto en 3-D producido por James Cameron y Aron Warner.

El currículo de Mussenden está lleno de películas tan diversas como Thirteen Days (Trece Días), Puss in Boots (El Gato con Botas), American Psycho (Psicópata Americano), Matinee (Matiné), Drag me to Hell (Arrástrame al Infierno), Dirty Dancing: Havana Nights (Baile Caliente: Noches de la Havana), Jay and Silent Bob Strike Back (Jay y Bob el Silencioso contraatacan), Albino Alligator (Asesinos del Destino), The Astronaut’s Wife (El Engendro), Shocker (Shocker: 10,000 Voltios De Terror), Bodies, Rest and Motion (Amigos y Amantes), Ghost in the Machine (Virus Mortal) y The Waterdance. Hizo su debut cinematográfico en 1986 con la comedia romántica The Allnighter, y previo a ello fungió como asistente de diseñador en Crocodile Dundee (Ídem) y Falling in Love, y como asistente de vestuario en la película ganadora del Oscar Places in the Heart (En un Lugar del Corazón), de Robert Benton, y en Purple Rose of Cairo (La Rosa Púrpura del Cairo), de Woody Allen.

Mussenden también ha trabajado en una serie de proyectos de televisión de formato largo, incluyendo A Private Matter, Storm and Sorrow, ambas para HBO, y Memphis, para Turner Pictures, por la que recibió una nominación al Premio CableAce por sus diseños.

Mussenden estudió en la Universidad de California en Santa Bárbara, donde se tituló en estudios de arte, y más tarde se graduó de la prestigiosa Escuela de Diseño Parsons, de Nueva York, donde obtuvo una licenciatura en bellas artes en diseño de modas. Comenzó su carrera con dos temporadas en el renombrado Festival Shakespeare de Nueva York, de Joseph Papp, y después se fogueó en el mundo teatral en docenas de obras, incluyendo Been Taken, The Crate, At Home y Bodies, Rest and Motion, original de Roger Hedden, en el Lincoln Center. También diseñó el guardarropa en el festival Marathons, para obras de un solo acto (por dramaturgos tales como Hedden, David Mamet y Shel Silverstein), que se presentó en el Teatro Ensemble Studio, de Nueva York.