ELYSIUM

En el año 2154 existen dos clases de personas: las que son muy ricas y viven en una estación espacial hecha por el hombre llamada Elysium, y el resto de la humanidad,  que vive en un planeta arruinado y sobre poblado.  La gente en la Tierra está desesperada por escapar del crimen y la pobreza que se apoderaron de todo el territorio. El único hombre con posibilidades de lograr la igualdad en estos mundos es Max (Matt Damon), un tipo ordinario que necesita urgentemente ir a Elysium.  Con su vida que pende de un hilo, acepta con renuencia una peligrosa misión que lo enfrentará con la mandataria de Elysium, la Secretaria Delacourt (Jodie Foster) y sus fuerzas radicales, pero si tiene éxito podría salvar no sólo su propia vida, sino también la de millones de personas en la Tierra.

TriStar Pictures presenta, en asociación con Media Rights Capital, Elysium, una producción de QED International / Alphacore / Kinberg Genre.  Protagonizada por Matt Damon, Jodie Foster, Sharlto Copley, Alice Braga, Diego Luna, Wagner Moura y William Fichtner.  Escrita y dirigida por Neill Blomkamp.  Producida por Bill Block, Neill Blomkamp y Simon Kinberg.  La Productora Ejecutiva es Sue Baden-Powell.  El Director de Fotografía es Trent Opaloch.  El Diseñador de Producción es Philip Ivey.  Los Editores son Julian Clarke, A.C.E. y Lee Smith, A.C.E.  El Supervisor de Efectos Visuales es Peter Muyzers.  La Diseñadora de Vestuario es April Ferry.  La música es de Ryan Amon.  El elenco es de Francine Maisler.

ACERCA DE LA PELÍCULA

En 2009 Neill Blomkamp irrumpió en la escena con su primera película, District 9, que fue un gran éxito de crítica y comercial: los expertos alabaron el estilo cinematográfico de Blomkamp y el público alrededor del mundo acudió a las taquillas atraído por la originalidad e innovación de la cinta.  Pero la razón de su enorme éxito fue que la trama presentaba temas que atraparon a los espectadores; la forma en que la historia mezcló tersamente un género de alienígenas con un agudo y profundo concepto social agradó tanto a los cinéfilos como a los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, que nominaron la cinta para el Oscar® como Mejor Película y Mejor Guión Adaptado.

En Elysium, su nueva película, Blomkamp presenta dos mundos distintos y separados: una Tierra arruinada y sobre poblada, y por otro lado Elysium, una estación espacial hecha por el hombre para los extremadamente ricos.  Hoy en día seis astronautas viven y trabajan en una estación espacial internacional que gira en órbita a casi 250 millas sobre la superficie de la Tierra, pero en la visión de Blomkamp, 150 años en el futuro, este modesto comienzo se expande y se convierte en un hogar que contiene todo lo mejor para la gente acaudalada.  “En cierta forma, la imagen es ridícula”, dice Blomkamp.  “La idea de llevar piedras y mortero y concreto y piscinas y todo lo que se requiere para construir estas mansiones en una estación espacial es una sátira.  Y eso justamente refuerza el concepto central de la película: las personas de Elysium tienen una riqueza inimaginable y usan esos recursos para crear un ámbito aislado, sintético y casi hermético para ellos mismos.  En algún modo Elysium es el reverso de la historia de la invasión alienígena, pues se trata de humanos que tratan de proteger una forma de vida, pero en lugar de luchar por la Tierra, lo hacen trasladándose al espacio”.

Blomkamp basó sus ideas para un mundo perfecto alejado de la vida caótica y ruinosa en la Tierra sobre nociones de la vida real.  “En los años 70, las personas de verdad analizaban la idea de abandonar la Tierra y construir estaciones espaciales en las que se pudiera vivir algún día.  Una de las principales respuestas para esa tendencia fue el Stanford Torus.  Me agradó la idea de tomar ese concepto bien conocido y envolverlo con riqueza, diamantes y mansiones al estilo Bel Air, pues la imagen de poner estas residencias exorbitantes y ridículas en una estación espacial en forma de dona resultó cómica para mí y se convirtió en un tema sobre el cual deseaba realizar una película”.

Simon Kinberg, que produce la cinta con Blomkamp y Bill Block, dice que la imparable acción de Elysium y el subtexto político subyacente se mezclan perfectamente pues ambos provienen de Blomkamp como escritor y director.  “En primer lugar y sobre todo, Elysium es una película de acción, pero ocurre que a Neill le interesa mucho el mundo y la política”, añade.  “La trama tiene temas que no esperarías en una cinta de acción veraniega, pero creemos que el público puede ver la película y disfrutar la aventura al tiempo que se filtran ideas acerca del mundo real”.

“Como realizador cinematográfico Neill tiene la seriedad y la pericia para crear una emocionante historia de suspenso y acción, pero también aporta asuntos más graves”, dice Block, Presidente y Director General de QED International, que también produjo District 9. “Después de nuestra experiencia con Neill en District 9, nos entusiasmó realizar esto con Modi Wiczyk y MRC”.

“Deseábamos que las cosas explotaran en la mayor medida posible y al mismo tiempo queríamos hacer una cinta que trataran temas profundos”, explica Blomkamp.  “Antes que nada soy un artista visual.  No quiero hacer películas demasiado serias, pues me agrada la acción y las imágenes visuales, ahí es donde todo comienza para mí.  Pero también me interesa la política, por ello, una vez que configuré el mundo y empecé a crear los personajes y la historia, las ideas políticas que me intrigan se abrieron camino en la historia.  Me interesan los aspectos sociológicos profundos y me gustó la idea de hacer películas sobre ellos de una forma que no fuera pesada o pareciera un sermón; espero que al exponer estos temas de esta manera el público los pueda apreciar desde una perspectiva distinta. Lo más importante para mí es que la película sea entretenida, pero deseaba tener una valiosa historia subyacente, de tal forma que no sólo se trate de comer palomitas de maíz”.

“Me gusta pensar que tiene un mensaje de esperanza”, afirma Matt Damon, que interpreta el rol protagónico.  “Incluso en un futuro en el que cada uno debe luchar por sí mismo, es posible que un individuo aún actúe conforme a su humanidad”.

Del mismo modo en que District 9 exploraba las ideas de justicia social, la separación de clases y las relaciones raciales, Elysium formula preguntas esenciales acerca de dónde estamos ahora y hacia dónde nos dirigimos.  “Toda la película es una alegoría”, explica Blomkamp.  “Tiendo a pensar mucho en la discrepancia de la riqueza y cómo afecta eso la emigración, pues creo que entre más avancemos en este camino en el que nos encontramos, el mundo se parecerá a más al que represento en Elysium.  En este sentido, pienso que los temas subyacentes en la historia son bastante genuinos”.

De hecho Blomkamp afirma que el núcleo del conflicto es más real de lo que se suele creer.  “Cuando los espectadores vean la riqueza de Elysium contra la pobreza de la Tierra, algunos pensarán que es más extremo que la realidad, pero no es así.  Los dos aspectos existen en la Tierra justo ahora”, asevera.  “En la Ciudad de México, en Río, en Johannesburgo, viven personas muy ricas en comunidades enrejadas, en medio de un mar de miseria.  Y creo que las ciudades de Estados Unidos pueden terminar igual, por ello la película se ubica en Los Ángeles.  Sin embargo esta disparidad no puede durar.  Y no sé a dónde llegaremos, no sé si podremos evitar que la situación empeore o vamos a estallar nosotros mismos.  Elysium es como la encrucijada en el camino”.

EL ELENCO DE LA PELÍCULA

En el centro del caos de la Tierra, entre los dos mundos, está Max, interpretado por Matt Damon.  “Max necesita llegar a Elysium para salvarse, pero en su desesperación se involucra en un asunto que lo hace darse cuenta de que el problema es mucho más grande que él”, dice Blomkamp.  “Y acaba peleando por algo más que él mismo, lucha para salvar a las otras personas en la Tierra”.

“Max, igual que mucha gente en la Tierra, siempre aspiró a llegar a Elysium”, explica Damon.  “Ése era su sueño.  Pero luego creció y parece ser un delincuente, pero en una Tierra en la que escasean los recursos y todos intentan sobrevivir a cualquier costa, sólo hace lo que necesita hacer. La vida lo golpeó y se resignó a quedarse en la Tierra.  Ya no sueña con ir a Elysium.  Pero en la trama se pone en una posición que lo convierte en la única persona que puede cambiar las cosas”.

Max tiene una apariencia totalmente distinta a la de Damon, está rapado, tatuado y musculoso.  “Neill fue específico acerca de cada detalle y cómo deseaba que luciera el personaje”, dice Damon.  “Nos dio a todos imágenes de nuestros personajes.  No creo que alguien hiciera esto antes; literalmente me entregó un retrato de Max sin camisa.  Así que le dije a mi entrenador, ‘Debes lograr que me vea así’; luego entrené mucho”.

Damon dice que el proyecto le atrajo por la posibilidad de trabajar con Blomkamp.  “Igual que todos vi District 9, e igual que todos, me impresionó”, comenta.  “Neill subió a los primeros lugares de la lista de gente con la que deseaba trabajar.  Cuando supe que me buscaba para hablar sobre su próxima película nos reunimos en un café.  Me mostró una especie de novela gráfica que elaboró para sí mismo y explicaba el mundo completo de Elysium.  Ya tenía todo diseñado y construido.  Sólo nos necesitaba para ayudarlo a dar vida a sus conceptos.  Era una oportunidad que no podía dejar pasar”.

Jodie Foster interpreta el papel de la Secretaria Delacourt, implacable funcionaria decidida a proteger a Elysium para los ricos. “Es la Secretaria de Defensa y está convencida de que su trabajo es mantener a los emigrantes fuera de Elysium”, afirma Foster.  “Considera que Elysium es una utopía, algo que la Tierra pudo ser pero no fue.  Se encuentra limitada por un nuevo régimen más liberal, pero tiene 108 años de edad, así que recuerda cuando la Tierra se desmoronaba y las razones por las que crearon Elysium.  Sabe lo que pasa si dejas entrar a todos, la situación termina como ocurrió en la Tierra.  “Si tratas de dar Elysium a todos, terminarás por no darla a nadie”, explica.

“Me encanta el tema de esta película”, comenta.  “Los ricos se han vuelto más ricos y los pobres se han vuelto más pobres, esto se extiende a todos los aspectos, desde los que pueden cuidar su salud hasta los que tienen más hijos, desde los que tienen una familia hasta los que logran escapar del ambiente envenenado.  El cisma se profundizó tanto que en la película se trata concretamente de dos mundos distintos”.

Sharlto Copley, amigo de la niñez de Blomkamp y estrella de District 9, vuelve a hacer equipo con el director para interpretar al villano Kruger.  “Fue miembro de las Fuerzas Especiales, ahora es un pistolero que se alquila, un ex soldado profesional que trabaja en la Tierra para beneficio de la élite en Elysium”, explica Blomkamp.

“Sharlto siempre tiene forma de hacer algo divertido, quizá inconscientemente”, dice Blomkamp.  “Incluso en la situación más extrema y nefasta, tiene un humor sardónico natural inherente.  Nunca interpreta un papel de forma sencilla.  Doy los parámetros para el personaje y él logra una interpretación magnética que para mí es satisfactorio observar”.

Copley aprovechó sus vivencias para crear el personaje.  “El papel de Kruger no se escribió como un sudafricano, pero aprecié la manera de encarnarlo así”, afirma él.  “Me basé en dos estereotipos sudafricanos para formar un personaje particular que nunca habían visto.  En primer lugar, para el acento y el humor cáustico me basé en los tipos que viven en ‘The South’, un vecindario ubicado al sur de Johannesburgo.  En segundo lugar, para el aspecto militar recordé una unidad de la Fuerza de Defensa Sudafricana durante los años del Apartheid llamada el Batallón 3-2, que era notorio y altamente respetado;  peleó en Angola durante las ‘Guerras Bush’ y trató de detener la difusión del comunismo en África.  La barba de Kruger, su pantalón corto, así como su extraña y letal habilidad militar se inspiró en ello”.

Junto a Copley, el elenco de Elysium se completó con una diversidad de actores que podrían no ser muy conocidos en Estados Unidos, pero son famosos en sus países de origen.  “La idea de esta película es que tenga integración multicultural y multinacional en su ADN”, dice Kinberg.  “Participan dos importantes actores brasileños, Alice Braga y Wagner Moura; Wagner es una estrella en Brasil al mismo nivel que Will Smith o Tom Cruise o Brad Pitt en el resto del mundo.  Diego Luna es una gran estrella en México.  Deseábamos que la cinta tuviera el aspecto del mundo en el que vivimos”.

“Éste no fue un elenco muy obvio”, dice Moura, protagonista de Elite Squad 2, la cinta con más alta recaudación de todos los tiempos de Brasil.  “Neill podía contratar a cualquier actor que deseara en LA.  ¿Por qué integrar a un tipo de Brasil?  Pero pienso que la trama de la película, que aborda las profundas diferencias sociales, requería un elenco multinacional”.

En Elysium, Moura interpreta a Spider, una piedra angular del hampa que él describe como “una mezcla entre un revolucionario y un traficante de hombres, es decir, un coyote, alguien que ayuda a la gente para entrar ilegalmente a Elysium.  La pregunta es ¿por qué no desea ir a Elysium él mismo?  Y la respuesta es que no desea ser parte de Elysium, tiene en mente planes más grandes”.

Moura comenta que Max y Spider alguna vez trabajaron juntos en ciertos asuntos que no eran estrictamente legales, pero eso sucedió hace mucho tiempo.  Ahora, como Max está desesperado, Spider está dispuesto a aprovechar esa urgencia.  “Max era muy bueno en lo que hacía, pero lo dejó.  Sólo dijo, ‘Adiós, voy a llevar una vida recta’”, explica Moura.  “Luego un día regresa y necesita que mi personaje lo ayude a ir a Elysium; entonces respondo, ‘Para ti es invaluable estar ahí’ y cierran un trato, pues Spider tiene un gran trabajo que siempre quiso hacer, pero era demasiado peligroso”.

Luna interpreta el papel de Julio, un amigo del pasado de Max que lo guía de regreso a una vida ambigua cuando Max no tiene otra opción.  “Normalmente en las películas ves gente buena y gente mala, pero en Elysium hay personas que quieren sobrevivir”, dice.  “Él sólo es un hombre que trata de vivir.  Cualquiera se puede convertir en ladrón por razones justificadas, puede tratar de sobrevivir, de alimentar a sus hijos, de asegurar que su familia esté bien, por eso harías cualquier cosa.  En realidad Julio es un tipo dulce y agradable”.

Para Luna fue interesante encontrar ese aspecto de su personaje, explica el actor, debido a que esa complejidad corre a lo largo de toda la película.  “Hay una profunda humanidad en las películas de Neill”, explica.  “Es un director con una voz y un punto de vista, se integra y experimenta con los personajes.  Aborda una película de acción como lo haría si fuera una íntima historia de amor: cuida los personajes, los objetivos y los momentos particulares”.

Braga interpreta a Frey, amiga de la niñez de Max, aunque sus caminos se separaron.  “De niños crecieron juntos en un orfanato”, explica Braga.  “Eran como familiares, pero la vida los llevó en direcciones diferentes.  Ella siempre quiso ser enfermera, así que siguió su sueño y luchó por conseguirlo.  Max, por otro lado, se encontró en un mundo muy duro.  Aunque se dejaron de ver largo tiempo, su relación siempre perduró.  En el momento en que se reúnen, retoman su unión donde había quedado”.

“Es interesante interpretar una relación así en una película, es una historia de amor, pero de una manera en que se cuidan y se quieren uno al otro; no es la historia de amor común, no se trata de algo físico”, dice Braga.  “Eso me encantó en este guión”.

Braga se sintió intrigada de interpretar un personaje único, comenta.  “Tiene 28 años, igual que yo; es una madre soltera con una hija enferma.  Pensé que sería un gran reto construir un personaje con una vida tan difícil.  Ella debía ser fuerte, pero no deprimida ni infeliz, simplemente tenía que afrontar la realidad de su vida, ser valiente y decidida para hacer lo que necesitaba por su hija”.

Cuando Max debe ir a Elysium, Spider le promete un viaje a cambio de sus servicios para ejecutar un gran trabajo: secuestrar a John Carlyle, inventor de Elysium, y robarle lo único que el dinero no puede comprar: la información que tiene dentro de su cabeza.  “Obtienen todas las contraseñas y códigos para Elysium.  Y Spider inmediatamente aprecia el valor de lo que robaron.  Podríamos abrir Elysium para todos”, dice Moura.  “Justo en este aspecto, él empieza a ser más un revolucionario que un ladrón común”.

“Carlyle creó el programa de cómputo que opera el mundo entero de Elysium”, explica William Fichtner, que interpreta a Carlyle. “Los androides, las fronteras, todo lo que está adentro.  Lo que él más aprecia es vivir en Elysium, jamás querría estar en la Tierra. Así que cuando derriban su hermosa nave Bugatti, es lo peor que él podría imaginar”.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

Para presentar el mundo de Elysium fue necesario idear dos mundos muy distintos, con dos locaciones y dos estilos de filmación.  “El contraste fue esencial en esta cinta pues deseábamos mostrar la Tierra y Elysium como opuestos”, dice Blomkamp.  “Así que para mantener esta profunda distinción entre los dos lugares, pensamos en cada elemento individual del proceso de realización cinematográfica por separado”.

El principal objetivo de Philip Ivey, Diseñador de Producción de la película, fue abordar la divergencia entre los ricos en Elysium y los pobres en la Tierra.  “La idea era mostrar que todo el dinero estaba en Elysium”, dice Ivey.  “La Tierra se debía presentar árida y cruda para los espectadores, pero también debían lucir reales las prístinas áreas de Elysium.  Había robots que recortaban los arbustos; todo debía estar perfectamente acicalado.  Los elementos se elaboraron con los materiales más finos”.

La película se filmó esencialmente en dos locaciones: La Ciudad de México que representó a Los Ángeles en 2154, y Vancouver que representó a Elysium.  “La sensibilidad estética de Neill consiste en hacer las cosas reales y esto proviene tanto de las locaciones como de la acción”, dice Kinberg.  Un aspecto de Sector 9 que captó la atención del público y la crítica fue que por momentos la película se sentía real, las escenas dramáticas, el pietaje de maquetas y el video de noticias reales, todo formó parte de la misma historia.  Kinberg afirma que Blomkamp aporta la misma sensibilidad a Elysium.  “El sol es real, el humo es real, el olor el real.  El caos, la lucha y el peligro de la ciudad se instilan e infectan la película. La acción física se siente ruda y real”.

Durante el rodaje en México, especialmente en algunas de las partes más pobres, el elenco y el equipo no perdieron la ironía.  “Mientras filmábamos no podíamos evitar sentir que vivíamos nuestro Elysium privado, nuestra propia versión de esta historia”, dice William Fichtner.  “El hecho de que las personas de Elysium quisieran conservar su lugar perfecto para ellas mismas, en realidad no es ajeno a nuestras circunstancias de hoy”.

Otra forma en la que el personaje de Fichtner se muestra con una vida literalmente en un mundo distinto al de los residentes de la Tierra es en su vehículo, representado por una de las marcas más exclusivas del mundo.  “Nos comunicamos con Bugatti para ver qué podrían crear si diseñaban un vehículo de transporte entre la Tierra y Elysium”, dice Cameron Waldbauer, Coordinador de Efectos Especiales de la película.  “En dos días nos dieron varias ilustraciones y Neill eligió la que le gustó; hicimos un modelo en 3D y luego la construimos con espuma de poliuretano y fibra de vidrio”.  El vehículo incluso tiene el emblema de Bugatti. 

Para el diseño de Elysium los realizadores cinematográficos decidieron una dirección totalmente opuesta.  Aunque los ricos de Elysium pueden pagar lo mejor de todo, “El dinero no compra necesariamente el buen gusto”, resalta Ivey.  “Tenemos estas falsas mansiones toscanas o las casas ultra modernas de Malibú.  Y por las ventanas, gracias a los efectos visuales, puedes ver el otro lado del Torus y las naves espaciales que vuelan por ahí”.

Para ciertos conceptos del set de Elysium, los realizadores cinematográficos acudieron al legendario diseñador futurista Syd Mead (Blade Runner, Tron, Aliens).  “Fue un honor conocerlo y trabajar con él”, afirma Ivey.  “Realizó diversas ilustraciones del concepto del Torus para nosotros desde el principio.  Después, a medida que el proyecto avanzó, las principales contribuciones de Syd consistieron en la geometría general de la sala de control y la sala de información.  Son dos de mis sets favoritos”.

Las secuencias de acción fueron supervisadas por Mike Mitchell, Coordinador de Acrobacias de la película.  “Para mí, el proceso comenzó al saltar alrededor de la oficina de Neill, mover sus sillones, tomar sus anteojos y simular que eran utilería”, comenta él.  “Desde ese momento Neill y yo nos entendimos”.

Para Mitchell, trabajar con Matt Damon fue un proceso natural.  “Él tiene una habilidad excepcional para recodar los movimientos”, dice Mitchell.  “Habla nuestro idioma.  Estoy seguro de que se perfeccionó por su trabajo en las películas de Bourne, es estupendo.  Le mostraba seis o siete movimientos en una pelea y después, cuando regresamos del almuerzo, él decía, ‘Bien, ¿había un giro a la izquierda, un resbalón, luego a la derecha y después el codo?’ Yo miraba a Shaun Beaton, el doble de Matt, y respondía ‘Así es’.  Nosotros no recordábamos todo, pero él sí”.

ACERCA DE LOS EFECTOS ESPECIALES Y LOS EFECTOS VISUALES

Elysium representa un híbrido entre efectos especiales y efectos visuales, pues las cámaras captaron todo lo que se pudo construir físicamente y lo que se creó en computadora cuando era necesario, pero en algunos casos se mezclaron las dos técnicas.

“Neill quería hacer una película que la gente no hubiera visto antes”, explica Peter Muyzers, Supervisor de Efectos Visuales.  “Cada director hace esto en cierta medida, pero Neill lo lleva a otro nivel.  Crea la historia, la desarrolla y aporta una experiencia distinta a cualquier otra que exista en este ámbito”.

Blomkamp dio instrucciones exactas sobre el aspecto de los androides y las armas a los artistas de WETA Workshop, que diseñaron los alienígenas y el armamento en Sector 9.  También diseñaron el “traje HULC”, el exo-esqueleto biomecánico que usa Max y que le otorga habilidades sobrehumanas, incluso cuando está muriendo.

“Fue mi utilería favorita”, afirma Joe Dunckley, Supervisor de Efectos Especiales y Maquillaje / Vestuario / Utilería.  “Cuando Neill dio las primeras indicaciones, era difícil imaginar cómo lograríamos realizar eso.  Al final, resultó grandioso”.

Dunckley explica que el traje HULC requirió ocho meses de investigación y desarrollo, además de 75 revisiones antes de finalizar el diseño.  Al terminar, el actor que usa el traje quedó impresionado.  “Lo más genial fue la movilidad”, dice Damon.  “Elysium es una cinta de acción real, con carreras y saltos y escalamientos y peleas, así que era indispensable asegurar que pudiera moverme bien con este traje y los miembros de WETA lograron un trabajo excepcional.  Tenía el 100% de movilidad.  El traje tenía una apariencia metálica, pero era súper ligero, pesaba apenas 25 libras, distribuidas por todo mi cuerpo.  Podía usarlo el día entero y me sentía perfectamente”.

Hay diferentes clases de androides que pueblan el mundo de Elysium: oficiales de policía, militares, funcionarios gubernamentales, médicos… y aunque la mayor parte fue completada por los artistas de efectos visuales en Image Engine (creadores de los alienígenas en Sector 9), el proceso comenzó en WETA Workshop.  “El diseño de los androides fue parecido a lo que hicimos en Sector 9”, comenta Dunckley.  “Neill quería que fueran de tamaño y proporción similares a los humanos, pero de aspecto mucho más lustroso”.

Y esta forma bípeda humanoide no fue accidental.  “Queríamos asegurar que nos permitiera cubrir a los actores”, dice Dunckley.  Durante la producción los androides fueron interpretados por dobles en trajes grises, luego los artistas de VFX los pintaron en computadora.

“El aspecto más importante de la interpretación de los androides era garantizar que Neill pudiera dirigir esa actuación en el set con los actores en trajes grises para lograr una interacción realista con el elenco y el ambiente”, dice Muyzers.  “Más tarde se reemplazaba al actor con un androide en la post-producción y así se mantenía la interpretación hasta el final.  No usamos captura del movimiento, pero los animadores pudieron trasladar directamente toda la sutileza de las acciones de los androides cuadro por cuadro de la forma exacta en que Neill lo deseaba”.

Muyzers vuelve a hacer equipo con Blomkamp después de colaborar con el director en Sector 9.  “Fue sencillo trabajar en Sector 9, teníamos un ambiente real y pusimos los personajes en éste de la forma más realista posible”, comenta.  “En Elysium fue casi totalmente lo contrario; Neill deseaba crear un mundo que no existe, pero debía lucir absolutamente creíble.  Construimos ese ambiente e insertamos los personajes de acción en vivo.  Debido a que Elysium es el hogar de los muy ricos, investigamos a fondo.  Neill nos dio imágenes y videos del lujoso estilo de vida de Beverly Hills y de Hollywood.  Nos coordinamos con Phil Ivey, diseñador de producción, para determinar el tamaño y el ancho del anillo, la cantidad de personas que podrían vivir en Elysium, cuántas casas podría contener, cómo lucirían las mansiones y la infraestructura que debían tener, además de imaginar, obviamente, la forma en que se podía llegar a Elysium. Terminamos con un anillo de tres Kms. de ancho y 60 Kms. de diámetro, con una capacidad de casi medio millón de personas que vivían en esta estación espacial”.

El efecto visual más complejo, comenta Muyzers, fue establecer las tomas de Elysium.  “Debía tener un diseño, ser un torus, que se pudiera ver en el cielo cuando estabas en la Tierra.  Aunque estuvieras a kilómetros de distancia debía ser reconocible como un anillo, como si sostuvieras tu anillo de bodas hacia el cielo”, comenta.

Dunckley explica que las tomas debían ser creíbles a medida que te acercabas a la estación espacial. “Elysium flotaba como un anillo gigante y cuando te acercabas empezabas a observar más y más detalles, como plantas, aves, construcciones.  Es como si viajaras a través del espacio y de pronto llegas a Beverly Hills”, dice Muyzers. “Fue un enorme reto construir esto para que fuera verosímil y estoy seguro de que nunca se ha visto en otra película en el grado en que lo logramos aquí”.

De acuerdo con Muyzers, el diseño de Elysium se basó en conceptos científicos reales.  “Neill consultó a los científicos e ingenieros de Laboratorio de Propulsión de Jet de la NASA para ver si estábamos en el camino correcto.  ¿Este diseño sería sostenible de acuerdo con la tecnología?” comenta Muyzers.  “Y resultó que es muy cercano a una idea que la NASA estudió, en una escala distinta por supuesto.  Pero un anillo giratorio en el espacio podría crear su propio campo de gravedad, ése es un concepto real”.  Y no sólo el giro del torus aporta gravedad a la estación espacial, también el enorme cuerpo de agua de la estación actúa como un equilibrador para mantener este mundo giratorio de alta tecnología.  “Para tener una atmósfera sustentable necesitábamos un anillo cerrado”, continúa Muyzers.  “Tenemos un anillo de purificación de aire a lo largo de la parte superior y crea la presión para mantener el aire sobre la superficie”.

Imaginar la atmósfera ahí fue otro desafío.  “Cuando estamos en la Tierra vemos a través de la atmósfera hacia el espacio y esto nos da una perspectiva de nuestro cielo azul, más oscuro en la parte superior y más brillante en el horizonte”, dice Muyzers.  “Pero Elysium está invertido.  En Elysium te encuentras en el tubo interior de una llanta de bicicleta, así que esto te da un aspecto diferente de la atmósfera.  También el día y la noche funcionan de manera distinta.  En la Tierra no puedes ver que se acerca la noche, simplemente se pone más oscuro.  Pero en Elysium observas las partes del anillo que se encuentran en distintos momentos del día, pueden estar en la oscuridad mientras tú estás bajo la luz del día.  Idear cómo presentar esto fue complicado”.

Para Muyzers, lo más útil para diseñar y completar los efectos visuales fue estar presente en el set y observar cómo filmaba el director.  “Pasamos mucho tiempo con Neill en Johannesburgo durante la filmación de Sector 9 y esta vez fue la misma experiencia”, comenta.  “Neill es un experto en efectos visuales pues trabajó en este campo.  Esto le dio gran experiencia, entiende las limitaciones de los efectos y sabe cómo aprovechar mejor lo que podemos hacer.  Es un director creativo y asombroso”.