poster-aprendices-fuera-de-linea

Fecha de estreno: 13 de septiembre 2013

DOS APRENDICES FUERA DE LÍNEA es el grito de batalla del desvalido; es para todo aquel que ha sido derribado, pero no noqueado, que le han dicho que no podía hacer algo, pero probó hacerlo, y se atrevió a soñar a pesar de tener todo en contra. Billy y Nick luchan por encontrar un empleo importante en una época de teléfonos inteligentes (smart phones), tabletas, medios sociales y web 2.0, que está incentivada por la tecnología. Muy a su pesar, les pega como una cubetada de agua fría que mientras estaban transformando las ventas en un arte, el mundo cambió, y ahora son considerados reliquias de una época pasada.

En este nuevo orden mundial, si quieres un lugar en la mesa, entonces debes de trabajar más duro, reinventarte y desarrollar nuevas habilidades a la velocidad de las transmisiones en fibra óptica. Una vez que ignoran a sus detractores y se dan a la tarea de seguir sus instintos, Billy y Nick fijan su mirada en Google. “Es una oportunidad para que Billy y Nick reaccionen y digan, ‘Hicimos todo de la manera en la que supuestamente lo teníamos que hacer, pero nos llevamos la peor parte”, explica el escritor, productor y estrella Vince Vaughn. “Y ahora van a aprovechar una oportunidad, ir tras un sueño y ser parte de algo que es emocionante y divertido, y no sólo un medio para pagar las cuentas”.

“Me parece que la comedia en esta película proviene de situaciones familiares”, añade Vaughn. “Hay autenticidad en el viaje de Billy y Nick, en cuanto a que inicialmente pasan por algunos momentos difíciles, que le está pasando a mucha gente”.

El director y productor Shawn Levy concuerda con los comentarios de lo familiar que resulta ser la premisa de la película. “Creo que esta película es sorprendentemente relevante”, declara Levy. “Hay una generación que siente que ha quedado fuera en esta economía. ¿Qué es lo que supuestamente debes hacer? ¿Cómo te puedes reinventar para poder escribir el siguiente capítulo?”.

“Así que eso es real; está sucediendo; ahora”, continúa Levy. “Pero al mismo tiempo tienes una cuarta parte de estudiantes universitarios que no pueden conseguir trabajo. Tienes a gente de Yale, Harvard, Stanford, todas las mejores escuelas, luchando por un puñado de pasantías. Y esos son trabajos en los que ni siquiera te van a pagar”.

Mientras explora esos retos, DOS APRENDICES FUERA DE LÍNEA es primero y antes que nada una historia edificante con humor e idealismo. “El optimismo que proviene del mensaje del filme es de que quizás y haya algo que cada generación pueda aprender de la otra. Es una gran parte del porqué la película no solamente es divertida, sino oportuna, de grandes aspiraciones y esperanzadora”, comenta Vaughn.

Billy McMahon, interpretado por Vaughn es energético, agudo y tiene mucha labia. Cuando pierde la única vocación que jamás ha conocido, Billy teme estar destinado a ser una vieja gloria el resto de su vida. Una vez que se da a la tarea de buscar trabajo en línea, descubre accidentalmente la solución a su enigma profesional —Google. “Billy piensa que Google es un lugar donde hay muchas posibilidades de trabajo; parece ser un lugar fenomenal, donde hay cabinas para dormir la siesta, mesas de ping-pong, canchas de vóleibol y muchos lugares dónde comer —gratis”, declara Vaughn.

Con nada que perder y todo que ganar, Billy “hace un intento por conseguir algo que se ve de largo alcance o está demasiado lejos, pero también parece ser un lugar muy emocionante para trabajar”, comenta Vaughn. “”Billy y Nick se preguntan, ¿por qué no arriesgarse en el mejor lugar de trabajo, que brinda la mayor cantidad de oportunidades?”.

Billy Nick escogieron sabiamente. En enero de 2012, la revista Fortune declaró a Google el mejor lugar para trabajar, por tercera ocasión desde el 2007. Google ha mantenido una perdurable reputación como un lugar de trabajo cool, divertido y mágico. A sus empleados les encanta la cultura, misión y gratificaciones de la compañía. “Para Billy y Nick, ir a Google es como entrar en la fábrica de chocolates o viajar a Oz”, comenta Vaughn.

DOS APRENDICES FUERA DE LÍNEA nos muestra la innovadora magia de Google, al ofrecernos un raro vistazo a su cultura dinámica, vanguardista y de alta tecnología. “Cuando visité Google, fue cuando el proyecto se tornó emocionante”, recuerda Levy. “Es una compañía de tecnología, pero cada día se comprometen a intentar hacer del mundo un mejor lugar. Existe un altruismo genuino en su cultura que resulta inspirador, y quería representar eso”.

“Asimismo, es un lugar de trabajo único”, continúa Levy. “No hay oficinas. Hay cabinas para dormir siestas, cuartos de masaje, sus participantes andan en bicicleta por el pueblo. Es tan comprometidamente excepcional que es como la ciudad esmeralda [del mago de Oz]. Una gran parte de la película tuvo que ver con recorrer las cortinas y ofrecerle al público un pase V.I.P. a este excepcional lugar de trabajo”.

Una vez que ese tentador ambiente lo pica a uno, no se puede evitar querer ser un Googlero. “Cuando estábamos rodando en Google, creo que la mayoría de nosotros estaba listo para renunciar a nuestros trabajos de cine para ir a trabajar ahí, y, por cierto, trabajar en la industria cinematográfica es fenomenal”, indica Levy. “Pero en Google, todo lo que hacen está basado en el deseo de fomentar la creatividad y la colaboración, que son los valores bajo los cuales deberíamos estar viviendo nuestras vidas”.

Bajo la guía de Google, Levy y Vaughn capturaron la esencia del singular espíritu emprendedor de la compañía. “Yo creía que los pasantes, como regla, iban por el café o hacían el mandado”, describe Vaughn. “Pero en Google, a los pasantes los ponen a trabajar de inmediato”.

Desde el principio, Google acogió a la producción. “La primera vez que visité Google fue con Owen Wilson [la coestrella]”, recuerda Vaughn, quien reconoce la labor de la productora ejecutiva Sandra J. Smith, cuyos contactos ayudaron a allanar el camino para la producción. “A Google le gustó el concepto de la película”.

La participación de Google en la película fue fundamental para Shawn Levy. “Desde el principio tenía claro que sólo quería hacer la película si era en asociación con Google”, declara.

“Visité Google en varias ocasiones”, continúa Levy. “Le aportaron mucho al guión, una vez que nos enseñaron acerca de su cultura y su lugar de trabajo, y cuando nos proporcionaron acceso total a su campus. Google ayudó a mantener la precisión y realismo del diseño de producción y el lenguaje tecnológico”.

“Les enviábamos fotografías de Google [la locación principal del filme en] Georgia, donde copiábamos los interiores de los edificios”, añade Levy. “Así que, cada cosa escrita en cada uno de los pizarrones [que se ven en la película] es legítima y aprobada por Google. Sabían que la película era una comedia de verano audaz, divertida y en ocasiones irreverente. Google quería que hablara de las aspiraciones y que tuviera buen corazón. Y ésa es la única clase de película que sé hacer. Así que, emprendimos el proyecto con mucha confianza mutua y ha resultado ser una gran colaboración”.

Durante las primeras etapas del proyecto, Vaughn abordó a Owen Wilson, su coestrella y amigo de “Wedding Crashers”, para que interpretara a Nick —el yin del yang, de Billy. Nick es un experto en el arte de la persuasión gentil, mientras que Billy es un maestro de los discursos de venta dinámicos y profesionales. Juntos, hacen un equipo imbatible.

“La primera persona que fui a ver fue a Owen”, comenta Vaughn. “Pensé que sería divertido colaborar de nueva cuenta”.

El matizado sentido del humor de Wilson junto con su versátil sociabilidad lo hacía la opción ideal para interpretar a Nick. “Owen es muy divertido y me hace reír, además de ser un actor sensacional”, comenta Vaughn. “Es auténtico y tiene una vulnerabilidad y honestidad genuinas”.

Wilson no pudo resistir la oportunidad de reunirse con Vaughn en otro gran vehículo para la comedia, y apreció la premisa de la película de dos vendedores que se reinventan dentro de un gigante de internet y de la tecnología. “Siempre estábamos buscando algo que fuera divertido para trabajar juntos, y después a Vince se le ocurrió esta idea para DOS APRENDICES FUERA DE LÍNEA”, comenta Wilson, quien también apreció los elementos del pez-fuera-del-agua que tenía la historia. “Nick y Billy no podrían estar más fuera de lugar en Google”, comenta Wilson. “Están intentando abrirse paso ahí y obtener un trabajo”.

Vaughn y Wilson apelaron a sus experiencias personales de estar rezagados en estos tiempos tecnológicos. “Este no fue un papel muy difícil de preparar. No sé mucho de computadoras, y sólo en estos últimos años, he descubierto cómo funciona el internet”, comenta Wilson. “Y Vince ha de haber sido una de las últimas personas en el mundo en hacerse de un teléfono celular, así que quizás y esté más atrasado que yo. Ambos estamos intentando ponernos al día con el mundo digital”.

Enfrentados ante el ritmo vertiginoso de ese mundo, Billy y Nick deberán de alguna manera sobresalir en Google. “Cuando a Billy se le ocurre que deberíamos ir a trabajar a Google, Nick dice, ‘¿Cómo vamos a poder competir con estos genios de la computadora de 20 años de edad?’”, comenta Wilson. Billy contesta, “Hay más de lo que se ve a simple vista. Incluso en Google, debes de ser capaz de vender cosas y relacionarte con gente, y ésa es nuestra principal fuerza, y nuestra forma de ingresar a este mundo”.

Sin embargo, su falta de conocimiento técnico y experiencia se convierten en la manzana de la discordia entre ellos y otros pasantes asignados a su equipo. “Sus compañeros de equipo estudiaron en prestigiosas universidades, y Billy y Nick son de la Universidad de Phoenix por internet. Y, debido a esto, existe una falta de afinidad entre ellos y estos chicos”, explica Wilson.

“Se presenta un choque de culturas”, confirma Vaughn. “Tienes a vendedores ingeniosos que podrían tener un gran coeficiente intelectual emocional, y que han pasado por mucho, pero que no tienen ni idea de ingeniería y codificación computacional. Después, tienes a un grupo de chicos que han crecido en la era digital, pero que todavía no desarrollan las habilidades sociales de la ‘vieja escuela’”.

Billy y Nick asumen que con sus talentos verbales podrán deslumbrar y abrirse paso de la pasantía a un puesto permanente en Google. Pero su estrategia resulta contraproducente, y los hace el hazmerreír del programa. “Billy y Nick se dan cuenta que su habilidad para las patrañas ha sido cuestionada porque ahora, con el buscador de Google, cualquiera puede buscar cualquier cosa con el clic de un mouse, así que estos tipos no pueden adornar las cosas de la manera en la que lo podían hacer en el pasado”, explica Vaughn.

Billy, Nick y sus compañeros pasantes llegan a percatarse que sus aparentes diferencias son virtudes necesarias para conseguir sus objetivos. “Finalmente, nos complementamos entre nosotros”, comenta Vaughn. “Los chicos están sumergidos en esta tecnología, que los ha llevado a estas codiciadas pasantías, pero también les ha impedido relacionarse con gente de una manera humana. Y relacionarse así es lo que Billy y Nick saben hacer mejor”.

En vez de usar su maestría en el mundo de las ventas para su ganancia personal, Billy y Nick la usan como una manera para unificar al equipo, y aún más importante, como un medio para prosperar en Google. “Lo que nuestros personajes aportan es esa habilidad, como vendedores, para relacionarse con la gente”, comenta Wilson. “Y hacerlo de una manera genuina”.

El equipo, que luchará contracorriente, las lleva de perder en la competencia, pero nada que un poco de agallas, perseverancia y Googlura no puedan resolver. “Googlura es la disposición para aprovechar las oportunidades, echar los dados, pensar de manera distinta y estar abierto a la inspiración”, comenta Wilson. “Es una cualidad a la que todo mundo aspira”.

Googlura es una palabra verdadera utilizada por Googleros para definir una característica esencial de trabajar ahí, y del tipo de personas que ahí laboran”, comenta Levy. “Significa integridad ética, pensamiento innovador, diligencia y agallas”.

Para Billy, Nick y sus compañeros pasantes, lo que comienza como un choque entre dos mundos distintos, termina con unidad y cooperación en búsqueda de un sueño que se vuelva realidad, y en esa transición de ser Noogleros a Googleros, descubren su Googlura.

Para darle vida a esta historia cómica de redención, Vaughn sabía desde el principio que Shawn Levy era la opción ideal para dirigir. “Shawn tiene una gran relación con la esperanza y el optimismo humano, que son elementos importante de la película”, indica Vaughn. “Realmente ha llevado la película a otro plano y ha sido un gran socio”.

Levy no pudo resistir la oportunidad de participar en la reunión en pantalla de Vaughn y Wilson. “Cuando vi ‘Wedding Crashers’, presencié este cotorreo y química de estos dos tipos que eran muy distintos en sus ritmos”, recuerda Levy. “Está el lacónico y alivianado de Owen y la labia desenfrenada de Vince; la alquimia de cuando se juntan es verdaderamente especial”.

La magia también sucedió en el casting de otros papeles importantes. Los realizadores eligieron actores que pudieran reflejar esa división generacional, encarnar la personalidad Google, y poseer la constitución cómica que fuera a complementar la agilidad de improvisación de Vaughn y Wilson. “DOS APRENDICES FUERA DE LÍNEA es también acerca de cómo estas dos generaciones se mezclan y de la cultura de Google. Queríamos un reparto secundario que aportara fuerza al dúo que se encontraba en el eje”, comenta Vaughn.

Los Googleros

Un apodo reservado para los empleados experimentados y permanentes en Google.

Rose Byrne interpreta a Dana Sims, una ejecutiva de Google enfocada en su carrera y en altos logros. “Dana es una mujer profesional que ha sacrificado gran parte de su vida por su trabajo, y no por sus relaciones o su familia”, comenta Byrne. “Para mí fue muy interesante representar la voz de la mujer, ya que muchas de ellas lidian con las cuestiones de balancear el trabajo con una vida personal”.

Cuando Nick llega al campus de Google, Dana se convierte en el objeto de su afecto. Nick, el encantador por excelencia, se ve en apuros para enamorar a Dana. “Nick es muy directo y coqueto con Dana, pero ella ya sabe lo que él está tramando”, explica Byrne. “Ella no quiere que él gane la pasantía”.

Un Googlero de diferente clase es Lyle Spaulding, el sumamente ocupado líder y defensor hipster de esta banda de perdedores, conformada por Billy, Nick, y los Noogleros Neyha, Stewart y Yo-Yo. “Lyle es un empleado de Google a quien le asignan la tarea de hacer un grupo estelar de pasantes de esa heterogénea tropa”, comenta Josh Brener, quien interpreta a Lyle. “En un momento dado, se encuentra trabajando en una docena de proyectos porque no le puede decir ‘no’ a nadie”.

Con la ayuda de Lyle, Billy y Nick expanden su conocimiento y habilidades. “Nick, Billy y Lyle tienen una especie de relación simbiótica”, explica Brener. Billy y Nick le reciprocan a Lyle al alentarlo a que se mantenga fiel a sí mismo. “Le ayudan a Lyle a obtener el debido reconocimiento, y a tener seguridad en sí mismo y sentirse cómodo bajo su propia piel; a no sentir que debe de hacer un esfuerzo sobrehumano por ser aceptado y agradado”, explica Brener. “Aprende que puede defenderse por sí solo y a tener control de sí mismo”.

Detrás de Billy y Nick —y de todos los Noogleros y Googleros— se yergue un oráculo que lo sabe todo llamado Headphones, interpretado por Josh Gad. “Headphones es como un mentor que prefiere permanecer en silencio, y, para ello, se esconde detrás de sus audífonos, pero cuando habla, hay mucho valor en sus palabras”, comenta Gad. “Nos enteramos que es el tipo que mueve los hilos, por decirlo de alguna manera”.

La inspiración para el personaje de Headphones provino del encuentro en la vida real de Levy con algunos de los dioses de ingeniería de Google. “Cuando ‘The Eng’, como le llamaban, pasaba por los pasillos de Google, era como Moisés abriendo el Mar Rojo”, comenta Levy. “Pero van en sandalias, calcetines negros hasta las rodillas y audífonos. Están perdidos, codificando y sumergidos en sus teclados”.

Los Noogleros

Un nombre dado a los pasantes de Google que combinan las palabras “new” (nuevo) y “Google”.

A todo mundo le encanta un antagonista suculento, y Graham, de DOS APRENDICES FUERA DE LÍNEA, no podría ser más oportunista, por no decir francamente malvado. “Es el sabelotodo en clase”, comenta Wilson. “Graham es prepotente con todos, así que Billy y Nick, junto con sus coequiperos, realmente quieren ganarle a Graham. Pero es difícil porque siempre nos está ganando”.

Graham aviva la llama de la discordia entre las masas y Billy y Nick. “Graham es el pasante maldito, quien está intentando sabotear sus planes”, dice Max Minghella, quien interpreta a Graham. “Quiere ganar y le fascina ganar”.

Levy necesitaba un actor con una seriedad siniestra, que pudiera capturar cabalmente lo detestable de Graham. “Y no es tarea fácil cuando se trata de darle el papel al antagonista en un comedia de Vince Vaughn/Owen Wilson”, explica el director. “Bradley Cooper lo hizo en ‘The Wedding Crashers’, y necesitaba a alguien que fuera igualmente vil, divertido y memorable”.

“Max Minghella envió un DVD con su audición, en el que era perfectamente odioso, pero encantador y divertido”, continúa Levy. “Me hizo creer que era Graham, quien proviene de privilegios, ha ido a las mejores escuelas, todo ha funcionado a su favor, y que, además, fuera condescendiente hacia Nick y Billy —y sentirse verdaderamente irritado por ellos, una vez que fracasan en fracasar”.

Con numerosos papeles dramáticos en su haber, Minghella anhelaba estar en una comedia. “Es un sueño ser parte de esta película”, comenta Minghella. “Siempre había querido hacer una comedia y cuando hice la lectura para el papel de Graham, pensé que conocía a esta persona. Soy la persona ideal para hacerlo. Hay mucho de mí en este personaje”.

A la altura de Graham, así como de sus demás coequiperos, está Neyha Patel, interpretada por Tiya Sircar, una agradable chica circunspecta con un engañoso lado pícaro. “Tiya tiende a decir cosas que hacen que la gente se sorprenda”, explica Sircar. “Tiene una imaginación muy colorida”.

“Neyha le da a la gente la impresión de que es una fanática del sexo”, añade Sircar. “Dice unas cosas bastante alocadas, pero todo es habladuría. Neyha es en realidad una chica buena y estudiosa”.

Al igual que sus compañeros, Neyha, está insatisfecha cuando a su equipo le endilgan los vendedores tecnológicamente ineptos. “Los miembros más jóvenes del equipo sienten que están trabajando con dos pesos muertos”, indica.

Otro coequipero de Nick y Billy es Yo-Yo Santos, interpretado por Tobit Raphael en su debut cinematográfico. Yo-Yo es un perfeccionista ansioso, y un hijo responsable. “Tiene una madre asiática muy dominante que quiere que tenga éxito y quiere que tenga el trabajo perfecto”, comenta Raphael. “Y descarga mucho de eso en él”.

A través de la relación de Yo-Yo con Billy y Nick, él logra conquistar sus demonios interiores para emerger como un joven con confianza en sí mismo. “Billy y Nick hacen que Yo-Yo crea en sí mismo”, comenta Raphael. “Hacen que le brote esa llama interna”.

El equipo lo completan el hastiado, pero mordaz Stewart, quien es demasiado cool para la escuela. “Stewart es el cínico”, comenta Dylan O’Brien, quien interpreta el papel. “No quiere tener nada que ver con la vida a su alrededor”.

Pero resulta ser que, a final de cuentas, Stewart no queda exento de las influencias positivas de Billy y Nick, y él, también, se rinde ante su vibra transformativa. “Al principio, está en gran medida solamente involucrado en su tecnología”, comenta O’Brien. “Bill y Nick le enseñan a Stewart a vivir en medio del mundo y de todos a su alrededor”.