YouTube ha publicado un artículo donde habla de cómo utilizar el análisis de las tendencias poniendo varios ejemplos de contenidos que fueron consumo entre nichos de personas y después se conviertieron en mainstream. Seguramente este término te es familiar por su uso peyorativo sobre todo cuando un tema alcanza su máximo entre las personas. En redes sociales podemos leer «Yo ya conocía sus películas/libros/canciones/programas antes de que fuera mainstream». La traducción de este término sería algo como tendencia mayoritaria o dominante y lejos de la proliferación burda en su uso, alcanzar este estatus es el sueño dorado de cualquier creador de contenidos o responsable de estrategia de marketing, pues en ello empeñan su tiempo y esfuerzo.

YouTube es sin duda el rey al momento de hablar de contenidos en video, aunque Vimeo y el mismo Facebook han ganado terreno entre algunos sectores no podemos negar que cuando se trata de buscar/encontrar videos el nivel de perfeccionamiento como buscador de YouTube es superior. Este artículo cita un pasaje importante para la empresa y para el Internet en general.

«En abril de 2005, Jawed Karim subió el primer video en un sitio web que él y sus amigos acababan de crear. Lo tituló “Yo, en el zoológico”. En ese momento, inauguraron la plataforma que cambiaría el escenario de medios. YouTube contribuyó a que se pasara de la unidireccionalidad de los mensajes a un modelo de ida y vuelta, en el que ahora muchos podían hablar con muchos. «De pronto, el mundo entero empezó a contar sus historias en YouTube. Videos caseros como “Yo, en el zoológico” fueron vistos millones y millones de veces, sin pasar por el tamiz de los medios tradicionales».

https://www.thinkwithgoogle.com/intl/es-419/recursos-y-herramientas/video/de-nicho-a-mainstream-en-youtube/

Lo importante y relevante entonces es tomar como ejemplo los diferentes contenidos que se han popularizado de tal forma que saltaron de YouTube a los titulares de medios tradicionales y sobre todo a las referencias culturales en conversaciones diarias.

«El mainstream de hoy muchas veces nació o se nutrió de YouTube» es una de las frases que se pueden leer en este artículo, y que podríamos considerarla como un tanto pretenciosa (¡Cálmate YouTube!) pero algo tienen de razón ya que al ser parte de Google la indexación de los videos obviamente es buena.

Hacia el futuro

Existen tres tendencias exponenciales interesantes para explorar en estos tiempos:

  1. La primera de ellas es la llamada Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma, o ASMR por sus siglas en inglés, que describe una sensación de relajación extrema experimentada por muchas personas en respuesta a ciertos estímulos audiovisuales concretos, como el de escuchar otras personas susurrándole al micrófono o cortando comida. Durante 2018, este término acumuló más de 80 millones de reproducciones en la Argentina. Y en los Estados Unidos, ya es un fenómeno absolutamente extendido.
  2. La segunda tendencia que nos ofrecen las métricas de YouTube es Compro todo lo que puedas cargar (Anything you can buy I’ll carry). Se trata de videos donde alguien dice “todo lo que él toque yo voy a comprar». Durante un minuto, con los ojos tapados, la persona va agarrando objetos que luego el otro debe adquirir. ¡Sin duda, una práctica costosa si alguien elige un Smart TV de 50”! Pero, más allá de eso, es interesante observar y ver cómo evoluciona: hoy, es una tendencia exponencial y, seguramente se convierta en mainstream en un tiempo.
  3. Aún un tanto más de nicho, el fenómeno que podría nombrarse Para siempre no solo (Forever not alone) consiste en mirar videos de personas que realizan actividades cotidianas, como cocinar, estudiar o limpiar, para sentirse acompañados al realizar las propias. Pero nada impide que esta práctica, por ahora reservada a grupos más pequeños, pueda expandirse en niveles más masivos.

El reto para YouTube

El panorama para este buscador y repositorio de videos no es sencillo, pues junto al crecimiento de usuarios también llegó la necesidad de apegarse a diferentes regulaciones como la publicada hace una semana para la protección de menores de edad. Que si bien tiene una buena intención al acatar la Ley de Protección de Privacidad en Línea para Niños (COPPA) también acepta que afectará a sus creadores de contenido y sus ingresos. A pesar de que muchos años organizaciones y usuarios pelearon por una Internet libre oponiéndose a leyes como SOPA y PIPA entre muchas otras, parece que las batallas ganadas al final del día, sólo quedarán como anécdotas pues desde hace tiempo la DMCA (Digital Millennium Copyright Act) se ha impuesto obligando a muchos usuarios a borrar contenidos e incluso a perder sus perfiles porque pasa lo que por años temimos, ser penalizados por subir un video donde el fondo musical de las fiestas, reuniones o espectáculos se consideran violaciones flagrantes a los derechos de un autor o de las empresas como Jukin Media que se hicieron de los derechos de uso de cientos de videos virales.

Sin duda, el Internet y sus plataformas tienen un reto enorme ante sus usuarios y YouTube, ni se diga.

LauraDark

Mi nombre es Laura Hoyos o conocida igual por Laura Dark, estudié Comunicación y Periodismo en la gloriosa Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM. Mis adicciones y pasiones, son las música,...

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.